fbpx

Xavi Hernández: la estrategia de contratar exjugadores como entrenadores

Xavi Hernández se suma a la extensa lista de exjugadores del club catalán en asumir la dirección técnica del equipo. ¿Qué tan exitosa ha sido esta fórmula?.

Presentación de Xavi Hernández en Barcelona

Quien hasta hace poco lideraba el mediocampo de Barcelona, ahora llega con un cargo distinto y un objetivo en mente: «trabajar con exigencia para lograr los éxitos». Foto: Miguel Ruiz - FC Barcelona

LatinAmerican Post | Theoscar Mogollón González

Escucha este artículo


Read in english: Xavi Hernández: the strategy of hiring former players as coaches

Son miles de equipos de fútbol alrededor del mundo los que han apostado por sus exjugadores para asumir el rol de director técnico. El mayor ejemplo de ello en la actualidad lo sigue protagonizando el FC Barcelona, una institución que se ha caracterizado por contratar a sus ex jugadores como entrenadores. 

La temporada 2021/2022 inició de manera estrepitosa para el equipo catalán, obteniendo resultados negativos nunca vistos en esta época. Sin embargo, las causas de todo este mal que azota el presente del Barcelona viene desde hace varios años atrás, cuando la Junta Directiva estaba presidida por Josep María Bartomeu. Se podría decir, entonces, que la tormenta está en su punto más alto y es por eso que el actual presidente, Joan Laporta, ha tomado acciones inmediatas para buscar salir a flote. ¿La solución? El regreso de Xavi Hernández.

Lee también: Futbolistas que volvieron al club en el que se consagraron

Quien hasta hace poco lideraba el mediocampo del Barcelona, ahora llega con un cargo distinto y un objetivo en mente: «trabajar con exigencia para lograr los éxitos». Ilusión y optimismo es lo que se siente en la ciudad catalana con esta nueva era, la cual tendrá varios obstáculos a superar. Con Xavi, la lista de exjugadores que han asumido el rol de entrenador del Bara llega a 17 (sumando también a los interinos), una cifra que ha visto triunfar a muy pocos.

El largo camino antes de Johan Cruyff

Antes de la llegada del nerlandés al banquillo pasaron otros exjugadores por el mando del equipo. El primer precedente tiene a César Rodríguez como protagonista en la temporada 63/64, única que el exdelantero dirigió al Barcelona y terminó sin trofeos. El siguiente en probar fue Salvador Artigas, entre los años 1967 y 1969, ganando únicamente la Copa del Rey. Para esas alturas, habían pasado 9 años desde el último título de liga de los azulgranas.

A pesar de que la fórmula no estaba dando sus frutos, la institución continuó buscando su mesías. Josep Seguer asumió el reto en la temporada 69/70, pero su pésimo arranque solo le permitió dirigir al equipo en 12 partidos. Otro intento fallido lo vivió Lucien Müller en la 78/79, que terminó destituido tras 27 jornadas y dejando al Barça séptimo en liga. Su relevo fue Joaquim Rifé, defensor que vistió los colores azulgranas durante toda su carrera. Si bien le dio la primera Recopa de Europa al club en 1979, para mediados del año siguiente también lo sacaron por malos resultados.

Con la década del 80 en marcha, los directivos del Barcelona volvieron a buscar entrenadores foráneos, pero lo que consiguieron fue una inconsistencia de resultados y hasta cuatro estrategas en tres años, uno de ellos José Luis Romero como interino durante una jornada. Sin embargo, luego de varios años conquistando algunos títulos gracias a varios técnicos reconocidos de la época, en 1988 llegaría el creador del verdadero ADN Barcelona: Johan Cruyff.

El impacto del nerlandés en la institución es tan grande que incluso el propio Xavi dijo en su presentación que "todos somos hijos de Johan Cruyff". El nacido en Amsterdam se mantuvo al frente del Barcelona por ocho años, consiguiendo 4 títulos de liga, 3 Supercopas de España, una Copa del Rey, una Copa de Europa, una Recopa de Europa y una Supercopa de Europa. Pero su aporte fue mucho más allá de los trofeos, ya que implementó un estilo de juego que años más tarde se convertiría en la filosofía del club y que además sería aplicada por la nueva generación de entrenadores exjugadores del Barça. ¡Con él comenzó todo!

Un estilo a seguir

A falta de dos jornadas para terminar la temporada 95/96, Cruyff fue destituido tras una discusión con el entonces vicepresidente del club Joan Gaspart. Justo después de él asumiría interinamente Carles Rexach, otro exjugador del club y que en varias ocasiones sirvió como salvavidas ante los despidos de otros técnicos. Años más tarde, Jesús Antonio de la Cruz tuvo la oportunidad de dirigir un encuentro en 2003 tras la salida de Louis Van Gaal y antes de la llegada de Radomir Antić. El siguiente en la lista marcaría un antes y un después en el fútbol mundial: Josep Guardiola.

Todos saben que la época más gloriosa del Barcelona vino de la mano de Guardiola, y solo basta mencionar que ganó 14 títulos en cuatro temporadas. No había otro camino que condujera al éxito que este. El relevo de Pep lo tomó su asistente técnico, y también exjugador del club, Tito Vilanova, sin embargo, solo estuvo al frente una temporada donde ganó la liga 12/13 antes de dejar el cargo debido al cáncer que padecía. Asimismo, otro emblema del barcelonismo en asumir la dirección técnica fue Luis Enrique, que entre las temporadas 2014 y 2017 tuvo un rendimiento destacado que finalizó con 9 títulos.

Los altibajos comenzaron a hacerse presente con la llegada de Ernesto Valverde en 2017, quien en su momento fue jugador del Barcelona dirigido por Cruyff. Aunque ganó cuatro títulos en tres años, se le recuerda por las tristes actuaciones en Champions League. Ya en 2020, uno de los héroes de la Copa de Europa del 92 regresaba con la intención de retomar la ilusión europea: Ronald Koeman. No obstante, ni la suerte ni el buen fútbol acompañaron al nerlandés que se marchó con una Copa del Rey y dejando al equipo en la novena posición de la actual temporada. De manera interina, Sergi Barjuan, defensor y capitán del Barça entre 1993 y 2002, asumió el mando del club hasta la presentación de Xavi Hernández. ¿Podrá el exmediocampista enderezar el rumbo de la institución azulgrana?