fbpx

¿Qué está en juego para Alberto Fernández en las próximas elecciones en Argentina?

El gobierno del presidente Alberto Fernández afronta un mal momento por las divisiones al interior de los partidos de su coalición, la crisis económica y el pronóstico de la pérdida del respaldo en el congreso en las próximas elecciones en Argentina.

Alberto Fernández, presidente de Argentina

La crisis ocasionada por la pandemia ha marcado fuertemente el mandato de Alberto Fernández, iniciado en el 2019, y ha contribuido a que se sumerja en una fuerte crisis económica, política y social. Foto: TW-alferdez

LatinAmerican Post |María Fernanda Ramirez Ramos

Escucha este artículo


Read in english: What Is At Stake For Alberto Fernández In the Next Elections In Argentina?

La crisis ocasionada por la pandemia ha marcado fuertemente el mandato de Alberto Fernández, iniciado en el 2019, y ha contribuido a que se sumerja en una fuerte crisis económica, política y social. Esto se vió reflejado en la derrota de las pasadas elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) realizadas en septiembre. Estas votaciones constituyen la primera etapa de las elecciones para diputados y senadores en las que se define por votación popular quiénes serán los candidatos oficiales de los partidos. En esta ocasión, la coalición de derecha, Juntos por el Cambio, arrasó en la votación y obtuvo los mejores resultados en lugares como Buenos Aires o La Pampa, que tradicionalmente habían sido peronistas.

Como se trata de unas votaciones obligatorias, suelen ser un termómetro preciso de las elecciones definitivas, que se realizarán este 14 de noviembre. En estos comicios electorales se renovarán las dos cámaras que conforman el congreso argentino con la elección de 127 diputados, de 257, y 24 senadores, de 72 senadurías.  De replicarse los resultados obtenidos en las elecciones primarias, el peronismo, unido en el partido de coalición el Frente de Todos, estaría en una situación desfavorable en las dos cámaras, lo que lo obligaría a hacer alianzas con otros partidos. No obstante, con la baja favorabilidad del gobierno de Fernández, que según una encuesta de octubre realizada  por las consultoras Berensztein y D'Alessio IROL tiene una imagen negativa del 61%, las alianzas se hacen cada vez más difíciles. 

Te sugerimos leer: José Antonio Kast ¿una vuelta a Pinochet?

El presidente aún tiene medio periodo presidencial por delante y le resultará un gran desafío gobernar con la mayoría de parlamentarios en la oposición. De hecho, un escenario similar tuvo que afrontar su predecesor Mauricio Macri, que en todo su gobierno tuvo minorías en el congreso. 

Esto plantea para el poder ejecutivo un escenario retador. Le será más difícil avanzar con su agenda de gobierno. Asimismo, deberá estar en la capacidad de negociar y conciliar con el congreso y los partidos de oposición. No obstante, lo lógico será que primero sean solucionadas las disputas al interior del Frente de Todos, el cual si bien está compuesta por una izquierda peronista se divide entre Kirchneristas y los que no lo son.  Estos primeros representan el grupo más numeroso y son liderados por la ex presidenta (y actual vicepresidenta) Cristina Fernández de Kirchner.

De hecho, tras las primarias, los enfrentamientos se han intensificado y la vicepresidenta escribió una fuerte carta criticando a funcionarios cercanos al presidente y pidiendo cambios en la gestión: “Cuando tomé la decisión, y lo hago en la primera persona del singular porque fue realmente así, de proponer a Alberto Fernández como candidato a Presidente de todos los argentinos y las argentinas, lo hice con la convicción de que era lo mejor para mi Patria. Sólo le pido al Presidente que honre aquella decisión… pero por sobre todas las cosas, tomando sus palabras y convicciones también, lo que es más importante que nada: que honre la voluntad del pueblo argentino”.

Por otra parte, llegar a acuerdos con la coalición de derecha tampoco parece una opción muy probable, pues sus posturas son demasiado diferentes. Por un lado está el partido Avanza Libertad, cuyo líder es Javier Milei, conocido como el "Bolsonaro argentino" por sus posturas de extrema derecha, que, entre otras cosas, ha defendido el porte de armas y ha arremetido contra la comunidad LGTBI. Por otra parte, está el partido favorito según las recientes encuestas y las elecciones primarias, Juntos por el Cambio, más cercano al Macrismo y en alianza con posturas de centro-derecha. 

En definitiva, las elecciones de este domingo determinarán si se trata de una crónica de una muerte anunciada para Alberto Fernández y su partido. También darán paso a una nueva etapa del peronismo en el poder, que si no quiere perder su posición en las elecciones del 2023, deberá encontrar más puntos de unión que de disenso. Además, de cumplirse las predicciones sobre los resultados, parecen ser la antesala de una carrera de la derecha para volver a la Casa Rosada. La recuperación económica, el impulso del trabajo, la deuda con el Fondo Monetario Internacional, los problemas migratorios y la seguridad son temas claves en la agenda y que ya de por sí son difíciles de solucionar con un congreso amigo.