fbpx

Las hegemonías en el deporte de EEUU ¿un extraño fenómeno?

Las ligas profesionales de este país, ampliamente reconocidas a nivel mundial, están muy sólidas económicamente pero también tienen una peculiaridad poco común en la actividad rentable: no hay hegemonías en el deporte de EEUU recientemente.

Los logos de Patriots, Red Sox y Giants, y Lakers sobre la bandera de Estados Unidos.

Es el deporte rey en el gigante de América vio caer su audiencia en un 8% en la temporada 2020, en gran medida por la pandemia. Pese a ello, su liderazgo en la preferencia no se tambaleó en lo más mínimo. Foto: Pixabay

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Escucha este artículo


Read in english: Hegemonies in US Sports, a Strange Phenomenon?

Estados Unidos establece el orden económico mundial y eso también se traslada al deporte, por eso sus ligas profesionales, la NFL de fútbol americano, la MLB en béisbol y la NBA en baloncesto, representan para el mundo deportivo un estandar internacional.

La penetración de estas competiciones en diferentes mercados internacionales ha hecho que los contratos televisivos, por ejemplo, sean cada vez más lucrativos, así como los ingresos de las franquicias, que en la mayoría de los casos crecen año tras año, y, lo más importante, sin necesidad de que estos equipos impongan una hegemonía de títulos como si suele pasar en el fútbol tradicional en Europa y Sudamérica.  

La NFL: dinero genera paridad

Es el deporte rey en el gigante de América vio caer su audiencia en un 8% en la temporada 2020, en gran medida por la pandemia. Pese a ello, su liderazgo en la preferencia no se tambaleó en lo más mínimo.

La NFL se compone de 32 equipos, y la postemporada, a diferencia de la NBA y la MLB, se juega en cada fase a un solo partido por la exigencia física de esta disciplina. Esto implica que hay mayor probabilidad para el equipo teóricamente más débil de eliminar al favorito. De hecho, pasa en todas las temporadas en al menos una ocasión.

La facturación total de la competición alcanzó los 13.150 millones de dólares, según el medio Expansión, que agrega que en los últimos 10 años, el crecimiento económico global ha sido de un 85%, lo cual provoca una mejor redistribución entre los equipos.

Lo más cercano a hegemonía en este siglo son los New England Patriots, únicos en repetir título en los años 2004 y 2005, pero que además también ganaron el Super Bowl en 2002, 2015, 2017 y 2019 para un total de seis coronas. Por si fuera poco, fueron finalistas en las ediciones de 2008, 2012 y 2018. Nueve disputas del Vince Lombardi en 20 años, nada mal.

Si repasamos, en lo que va de este siglo, los otros campeones han sido New York Giants, Tampa Bay Buccaneers, Baltimore Ravens y Pittsburgh Steelers con dos, mientras que otros ocho equipos se han coronado en una ocasión. Mayor paridad imposible.

Lea también:NBA: Estos son los basquetbolistas con mayores ganancias del 2021

MLB de naturaleza cambiante

La liga de béisbol escolta a la NFL en términos económicos, esto tras el último reporte en el que los 30 equipos sumaron ingresos totales de 9 mil 027 millones de dólares. La explicación es básicamente la misma del porque no ha habido hegemonías en este siglo.

En estos 21 años, han sido los Medias Rojas de Boston los más ganadores, pero tampoco han podido hilvanar títulos consecutivos. Su más reciente galardón fue en el 2018 cuando se impusieron en la Serie Mundial sobre los Dodgers de Los Ángeles en seis juegos. Ese año obtuvieron 108 victorias en la ronda regular, amparado en una nómina alta con un núcleo de jugadores que estaban en su mejor momento.

No importa lo que consigas en una temporada, si fue grandioso, será muy difícil repetir al año siguiente porque necesitas que el pitcheo mantenga su nivel, reforzar el staff e intentar que no se vaya ningún jugador importante, porque los rivales también juegan y se prepararán mejor para vencer al campeón porque sus arcas económicas son estables.

Recientemente, los Bravos de Atlanta se coronaron por primera vez en 26 años; en 2020 fueron los Dodgers; y en fila india anterior Nacionales de Washington (2019), Medias Rojas (2018), Astros de Houston (2017), Cachorros (2016), Reales de Kansas City (2015), Gigantes de San Francisco (2014), ocho años seguidos sin que nadie repita. El último en hacerlo fueron los Yankees en 1998, 99 y 2000. Otros siete conjuntos aparte de los mencionados se han coronado en este siglo.

NBA: Breves hegemonías

La NBA se ha movido mejor que la MLB en términos de televisión, ya que sus contratos con las cadenas nacionales suponen ingresos anuales de 2.600 millones hasta el 2024, superior a los 1.500 millones que desde 2014 y hasta 2021 obtendrá la competición que dirige Rob Manfred. Gracias a eso, la tercera liga más importante de Estados Unidos no está lejos de alcanzar o superar a la segunda.

Una facturación que creció en un 59,27%, de acuerdo a Expansión, les permitió a varios equipos con menos historia engrosar sus activos económicos y trabajar para tener equipos competitivos en medianos plazos de 3 a 5 años. Un ejemplo de ello son los Golden State Warriors, una de las hegemonías de este siglo.

Si hay un deporte en el que es difícil ver sorpresas ese es el baloncesto debido al peso del team work y los rebotes. Por ende, las hegemonías deberían estar a la orden del día, y la han estado en otras épocas, mucho más que en esta.  

En lo que va del siglo XXI, Los Ángeles Lakers ha sido el equipo más dominante con seis galardones, incluido el triplete de 2000, 2001 y 2002, más 2009, 2010 y 2020.  San Antonio Spurs tiene cuatro (2003, 2005, 2007 y 2014), y con tres Warriors (2015, 2017 y 2018 y cinco finales seguidas) y Miami Heat (2006, 2012 y 2013). 

Otros cinco equipos se coronaron en una oportunidad en este lapso, como se ve, es la NBA la liga donde si se ha visto campeones consecutivos, pero todos lejos de aquel inolvidable Chicago Bulls de Michael Jordan, que ganó seis títulos en ocho años en la década de los noventa.