fbpx

Pese a ingreso de Saade y Perez, Francia Márquez se queda en el Pacto Histórico

Francia Márquez, precandidata presidencial de Colombia por el Pacto Histórico, habló con LatinAmerican Post sobre el ingreso de Luis Pérez y Alfredo Saade al movimiento político.

Francia Márquez

Una de las figuras que más ha destacado en los últimos meses es la activista Francia Márquez, quien aspira al cargo más importante del país por el Pacto Histórico, coalición de partidos y movimientos de izquierda. Foto: TW-FranciaMarquezM

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Despite the additions of Saade and Perez, Francia Márquez remains in the Pacto Histórico

El juego político para las próximas elecciones en Colombia ya se empieza a destapar. Los candidatos, las coaliciones y las nuevas figuras empiezan a tomar fuerza y a alistarse para lo que será una de las elecciones presidenciales más especiales en los últimos años.

Una de las figuras que más ha destacado en los últimos meses es la activista Francia Márquez, quien aspira al cargo más importante del país por el Pacto Histórico, coalición de partidos y movimientos de izquierda. La activista ambiental saltó a la fama nacional en 2018 cuando ganó el premio Goldman, considerado como el Nobel del Medio Ambiente, por su lucha para acabar con la minería ilegal de oro en el país.

Sin embargo, en las últimas semanas, el ingreso de personajes distanciados políticamente del progresismo al Pacto Histórico, ha hecho que muchos críticos adviertan sobre la contradicción a la que entra el movimiento. Precisamente, la excandidata presidencial del año 2002 y hoy miembro de la Coalición de Centro Esperanza, Íngrid Betancourt, invitó a Márquez a salirse de su movimiento y engrosar las filas del centro.

Francia, que va por el partido Polo Democrático, desestimó la invitación de Betancourt y aseguró que "yo soy una mujer que no se puede ir para un lado y para otro como un títere".


¿Quiénes son los personajes cuestionados?

Básicamente, son dos líderes políticos de diferentes corrientes políticas que han causado toda esta polémica: Alfredo Saade y Luís Perez. El primero es un líder del movimiento cristiano Caribe Levántate, según indica La Silla Vacía. Más allá de sus vínculos políticos, destacan las posturas homofóbicas y anti abortivas que ha manifestado Saade en el pasado, posiciones que distorsionan un discurso progresista que ha acompañado a la izquierda colombiana.

También está el papel de Luis Pérez, un político reconocido de Antioquia, que fue de los bastiones del uribismo. Pérez, no solo fue alcalde de Medellín, también ocupó la Gobernación de Antioquia. Precisamente, mientras ocupaba la segunda alcaldía más importante del país por el partido Liberal, ocurrió la Operación Orión, la toma militar de la Comuna 13 por parte de las Fuerzas Armadas. Este evento es recordado como uno de los más trágicos en la historia de la ciudad y hasta  hoy se busca a cientos de desaparecidos.

Adicionalmente a Saade y Pérez, también ha existido cierta polémica (aunque menor que los dos primeros) cuando ingresaron al Pacto Histórico los congresistas Roy Barreras y Armando Benedetti, ambos cercanos al Gobiernos del expresidente Juan Manuel Santos y al Proceso de Paz. Sin embargo, tanto Barrera como Benedetti, en su momento, fueron cercanos al expresidente Álvaro Uribe, en el polo político opuesto al movimiento en el que hoy militan.

Lee también: Entrevista exclusiva con Francia Márquez: “nos toca seguir caminando y echando pa’ delante”

En charla con LatinAmerican Post, la líder ambientalista igualmente se refirió al acercamiento que ha tenido el Pacto Histórico y el favorito de las encuestas, Gustavo Petro, con personajes polémicos. Márquez asegura que como principio propio, no pretende negar la entrada de personas al movimiento. "(...) yo he sido una mujer que vengo de un pueblo al que históricamente este país le ha cerrado las puertas, que históricamente no ha tenido voz y, sobre todo, en escenarios políticos. Yo represento eso. Y sé lo que es la exclusión. Entonces, para mí sería duro decirle no a la gente que quiere sumar a este proyecto de país,  decir que no , que las puertas para ustedes están cerradas", afirmó la precandidata. 

Sin embargo, agregó que aunque haya personas con ideales tan distintos a ella en el Pacto Histórico, prefiere dar la pelea por dentro: "La llegada de personas que, de alguna manera, han sido parte de las violencias que hemos vivido no puede significar que terminen siendo premiados por los hechos de atrás, sino gente que está dispuesta en reconocer que su acción hizo daño y que de aquí en adelante, reconocen sus privilegios , reconocen sus condiciones para avanzar en un proyecto político que pone en el centro a la vida. Si eso es así, entonces estamos dispuestos a construir. Si eso no es así, pues yo, Francia Márquez, estoy dispuesta a pelear con quien sea." 


Francia Márquez es una de las 3 mujeres que aun continúan en la lucha por ser la primera presidenta en la historia de Colombia. Además, sería la segunda persona afro en ocupar el puesto, luego de Juan José Nieto Gil en un breve periodo en 1861, quién durante mucho tiempo fue excluido de los libros de historia. Solo hasta la administración de Juan Manuel Santos, se incluyó el cuadro de Nieto Gil en la galería presidencial de la Casa de Nariño.