fbpx

¿Cómo el fútbol se convirtió en el cuarto deporte más popular de Estados Unidos?

Factores como la rivalidad, los ojeadores, el fútbol femenino y la globalización de su liga hicieron del fútbol en Estados Unidos uno de los deportes con más atención este año.

Jugadores de fútbol

Los eventos que se dieron en el 2021 alrededor del fútbol han sido cruciales para el crecimiento de su popularidad en el país. Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Julián Gómez

Escucha este artículo


Read in english: How Did Soccer Become The Fourth Most Popular Sport In The United States?

Siempre que se mira el deporte en los Estados Unidos son el fútbol americano, el baloncesto y el béisbol los que reinan. Antes el hockey sobre hielo venía siendo muy dominante, pero ahora mismo es el fútbol el cuarto deporte más popular de los Estados Unidos.

Los eventos que se dieron en el 2021 alrededor del fútbol han sido cruciales para el crecimiento de su popularidad en el país. El ítem más importante ha sido su rivalidad cosechada con México, selección contra la que jugó al menos tres partidos en el año. Tampoco se debe olvidar que sigue siendo la potencia por excelencia en el fútbol femenino y otros factores que hacen que su liga siga globalizándose.

Rivalidad

Una de las principales razones que hace atractivo al fútbol es la rivalidad. Este 2021, a pesar de que ya llevaban un buen tiempo enfrentadas, la Selección de México y la de Estados Unidos tuvieron una rivalidad sin precedentes en las últimas décadas.

Dos finales y un duelo decisivo por Eliminatorias hicieron que se avivara la chispa entre ambos países. Este fue el año de los estadounidenses, quienes vencieron a México en la final de la Copa de Oro, la final de la Liga de Naciones de Concacaf y en las Eliminatorias. Durante cada enfrentamiento hubo declaraciones polémicas entre los jugadores y decisiones controvertidas de los arbitrajes en los partidos disputados. Esto hizo que inevitablemente creciera el rating en los televisores estadounidenses y el público en las tribunas.

Globalización

El objetivo de Estados Unidos con el fútbol por medio de la MLS es seguir expandiendo la liga cada vez más y más. Para ello es necesario establecer alianzas y convenios con distintas ligas y equipos de otros países en los que el fútbol sí sea el deporte más popular.

Por eso, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y el F.C. Juárez firmaron un convenio para el fomento de la práctica del fútbol en los mexicoestadounidenses que viven en Estados Unidos y que estos también puedan jugar en la Liga MX en el futuro.

Además de esto, en el 2021 el mundo fue testigo de la edición 25 del MLS All-Star Game, partido que unió las ligas de México y Estados Unidos. Sin embargo, el juego contó con nóminas compuestas de jugadores de 13 nacionalidades distintas, la mayoría de Latinoamérica.

De hecho, muchas selecciones de Sudamérica se atrevieron a convocar futbolistas que militan en la MLS, lo que habla del creciente nivel en el fútbol estadounidense y del alcance de la liga para los entrenadores del continente.

Lea también: ¿Quiénes son los mejores jugadores de la NFL en el 2021?

Fútbol femenino

El impulso del fútbol femenino también ha sido clave para entender el crecimiento de la popularidad del deporte en los Estados Unidos. Su selección es actual bicampeona del mundo después de haberse coronado en Francia 2019 ante Países Bajos. Con dicho título llegaron a 4 Copas del Mundo en el palmarés.

Además, este 2021 el equipo alcanzó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 después de una muy buena presentación.

Ojeadores

Otra de las estrategias que han implementado para potencializar el fútbol en los Estados unidos son los ojeadores en distintos países futboleros, preferiblemente de habla hispana.

Con becas en universidades estadounidenses, los ojeadores revisan jugadores con cierto potencial que puedan jugar en Estados Unidos y posiblemente nacionalizarlos para que estos en el futuro jueguen en la Selección.

Jugadores de la Selección de Estados Unidos como Ricardo Pepi, Sergiño Dest, Timothy Weah, Giovanni Reyna, entre otros, son futbolistas con doble nacionalidad.