fbpx

La era Xavi en Barcelona: un inicio con altos y bajos

El histórico futbolista catalán asumió como entrenador culé a principios del pasado mes de noviembre y ha tenido más de una dificultad en este periodo.

Xavi Hernández dirigiendo al FC Barcelona

La partida de Lionel Messi, la crisis económica y el despido de Ronald Koeman han significado golpes muy duros para un Barcelona que supo ser uno de los mejores equipos de la última década. Foto: Miguel Ruiz - FC Barcelona

Nicolás Donoso Álvarez

Escucha este artículo


Read in english: The Xavi Era in Barcelona: A Start With Ups and Downs

La partida de Lionel Messi, la crisis económica y el despido de Ronald Koeman han significado golpes muy duros para un Barcelona que supo ser uno de los mejores equipos de la última década con muchos de los mejores futbolistas del mundo. En la oportunidad de reiventarse y comenzar otra vez, el club decidió apostar por el fichaje de Xavi Hernández, ídolo histórico del club y que, con 41 años, está viviendo su segunda experiencia en su emergente carrera como director técnico.

Xavi pasó sus últimos años en el Al Sadd de Qatar, cuadro en el que estuvo primero como jugdor. En 102 partidos dirigidos consiguió 67 triunfos, 17 empates y 18 derrotas, logrando un 65.7% de rendimiento y 4 títulos locales.

Su llegada a Barcelona no ha sido sencilla, pues en nueve compromisos oficiales ha tenido una mezcla de resultados positivos y negativos, con 4 triunfos, 2 empates y 3 caídas. Con cierta inestabilidad en la competición local y con una eliminación dolorosa en la Champions League, el Barcelona de Xavi se encuentra en un proceso de reinversión y reconstrucción.

 

Una montaña rusa de resultados

Aunque aún es prematuro hacer un diagnostico acabado, el inicio de Xavi en esta nueva etapa como director técnico del Barcelona ha sido irregular. Debutó el pasado 20 de noviembre con un triunfo por la mínima diferencia ante el Espanyol en el derbi catalán, pero luego obtuvo buenos resultados como el triunfo ante el Villareal. Asimismo, tuvo derrotas como la caída ante el Real Betis en condición de local o la goleada recibida ante el Bayern Múnich que terminó eliminando al Barcelona en la fase de grupos de la Champions League, competición en la que el Barcelona no quedaba fuera en esta instancia hacía más de dos décadas.

Lea también:El lado oscuro de la Copa del Mundo de Qatar 2022

Aquello ha sido un mazazo muy complicado de asimilar para un cuadro que, hasta hace no mucho, estaba acostumbrado a ser protagonista en todas las competiciones que disputaba, lo que implicaba que su presencia en la siguiente ronda de la Champions League era prácticamente segura. Pues actualmente nada se puede dar por seguro con un cuadro que pasa por uno de los momentos más difíciles de los últimos años.

El retiro del Kun Aguero, un golpe muy duro

Con 33 años, en su primera temporada como futbolista del Barcelona y con apenas minutos jugados, Sergio Agüero le dio un duro golpe al mundo del fútbol y a Xavi, quien contaba con él para todo este proceso. El argentino anunció su retiro de la actividad profesional después de retirarse con molestias en el partido del Barcelona ante Alavés. Días después se confirmó que prsenta una arritmia que, inicialmente, lo tendría de baja por tres meses. Sin embargo, posteriormente anunció que debe dejar el fútbol debido a problemas cardiacos.

Su retiro significó para Xavi, por ejemplo, tener que jugar en los últimos partidos de liga con el joven Ferran Jutglá como centrodelantero ante las ausencias de Memphis Depay y Luuk de Jong, y dando a entender que el Barcelona necesitará de un nuevo delantero que pueda suplir al Kun, ya que el club adolece de un especialista en dicha posición y por momentos le cuesta convertir las ocasiones que se genera.

Mezcla de experiencia y juventud en el plantel

Algo por lo que ha comenzado a apostar Xavi es por la cantera, ya sea por necesidad o por convicción, lo cierto es que el DT le ha dado protagonismo a jugadores como Gavi, Nicolás Gonzáles, Jutglá, Ezzalzouli y Alejandro Baldé, sumando a esta "patrulla juvenil" a otros talentos que ya venían teniendo minutos desde el año pasado como Riqui Puig y Ronald Araújo. Y espera poder contar con Ansu Fati y Pedri, dos de los futbolistas jóvenes más prometedores del mundo y que, en la actualidad, se encuentran en procesos de recuperación y con su flamante y reciente fichaje, Ferrán Torres, que llegó procedente del Manchester City.

A toda esta juventud se le ha sumado la presencia de jugadores íconos del club como Gerard Piqué, Sergio Busquets, Jordi Alba, Sergi Roberto y Marc André ter Stegen, que esperan ser de apoyo para potenciar y facilitar a su vez el desarrrollo de los futbolistas más jóvenes.

Las dudas acerca de la continuidad de nombres como Memphis Depay, Ousmane Dembélé, Frenkie de Jong, Samuel Umtiti o Clément Lenglet tienen probablemente con más de alguna interrogante a Xavi, pero sabiendo que este es un nuevo proceso que inicia y tomará tiempo en obtener resultados positivos, por el momento, esa mezcla de experiencia y juventud en la plantilla parece ser la solución más inmediata para un entrenador que ha regresado a la que fue su casa gran parte de su vida.