fbpx

¿Cómo pasó Latinoamérica de la crisis por COVID-19 a ser la región más vacunada del mundo?

En LatinAmerican Post detallamos cuáles son las claves del alto índice de inmunización contra la covid-19 en América Latina.

Personas diversas vacunadas mostrando su hombro

Casi dos años después del inicio de la pandemia, Latinoamérica, hoy en día es la zona del mundo que lidera la carrera por la vacunación en todo el planeta. Foto: Rawpixel

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez

Escucha este artículo


Read in english: How Did Latin America Go From the COVID-19 Crisis to Being the Most Vaccinated Region in the World?

Al iniciar la pandemia por la COVID-19, las grandes potencias como China y Estados Unidos se convirtieron poco a poco en el epicentro de esta problemática mundial, para luego pasar a Europa y finalmente llegar hasta América Latina. Durante varios meses del 2020 y 2021, esta se posicionó como la región con más casos de contagio por número de habitantes en el mundo.

Para junio de 2020, según datos proporcionados por la Universidad Johns Hopkins, al menos cuatro de los quince países con mayor número de contagios eran latinoamericanos: Brasil, Perú, Chile y México.

A detalle, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), mostró que mientras países como Italia, Reino Unido y Francia nunca superaron el margen de los mil muertos por día entre febrero y junio de 2020 (una de las épocas más álgidas de la pandemia), en Suramérica, Brasil alcanzó a romper ese límite después de un increíble aumento entre abril y junio de ese año; para entonces, Europa ya comenzaba su reactivación económica, mientras que América Latina apenas empezaba a vivir el primer pico mortal que dejó esta crisis sanitaria en la región.

Lee también:¿Cómo será la pandemia por la COVID-19 en 2022?

Ahora bien, casi dos años después de ese momento, Latinoamérica, considerada por muchos como una de las regiones que peor afrontó la pandemia al inicio e intermedio de la misma, hoy en día es la zona del mundo que lidera la carrera por la vacunación en todo el planeta. Según un informe realizado en el marco del proyecto Our World in Data, a corte del pasado 28 de diciembre, Suramérica es la región con el mejor índice de vacunación en todo el mundo: al menos el 63,3 % de su población se ha inmunizado contra la COVID-19.

En segundo lugar, se encuentra todo el continente europeo con una tasa de vacunación del 60,7 %, mientras que África se coloca en la última posición al haber vacunado solo al 8,8 % de sus habitantes.

¿Cómo se logró esta tasa de vacunación?

Aunque parezca ser una de las ‘cenicientas’ del mundo, América Latina le está ganando el pulso a otros grandes territorios, que cuentan con un músculo financiero mayor y con mejores servicios de salud. ¿Cómo se llegó a este nivel?

Para algunos expertos la confianza ha sido la clave, conseguida por los antecedentes que dejaron otras importantes campañas de vacunación en la región como aquellas en contra de enfermedades como la poliomielitis, el sarampión y la viruela.

La historia ha permitido que las personas confíen en sus gobiernos en términos de vacunación. Las exitosas campañas de inmunización también fueron un recurso para que los Estados no iniciaran desde cero el proceso de inoculación, sino que tuvieran una idea clara de lo que era vacunar masivamente a su población y cómo hacerlo.

Así, por ejemplo, Cuba, considerado como uno de los países con el mejor sistema médico en el mundo, no solo por su increíble desempeño en la capacitación de personal sino por la producción de medicina propia, alcanzó a pocos días de finalizar el 2021 una tasa de vacunación completa del 84,1 % de sus habitantes. Esto, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) no solo lo ubica como uno de los países con mejor nivel de inmunización de Latinoamérica, sino también de todo el planeta.

Por otra parte, América Latina cuenta con lo que muchos han tildado como “suerte” de ser una de las regiones que más donaciones ha recibido. Hasta el 17 de diciembre de 2021, Estados Unidos ya había donado un total de 51,8 millones de dosis, lo que representa un poco más de la población total de Colombia. Según Statista, portal especializado en la recolección de datos, para el 3 de noviembre, México era el territorio más beneficiado con estas donaciones de su vecino del norte, con un total del 25 % de las vacunas destinadas para este país.

Sin embargo, según los informes presentados en conjunto por la Sociedad de las Américas y el Consejo de las Américas (AS/COA, por sus siglas en inglés), organizaciones dedicadas al debate educativo, político, social y empresarial en la región, Estados Unidos no es el único que ha donado vacunas contra la COVID-19 a Latinoamérica.

Los gobiernos de China y Rusia se han visto bastante comprometidos con este proyecto, el primero donando más de 2 millones de dosis, de Sinovac y Sinopharm, a países como El Salvador, Bolivia y Venezuela, mientras que el segundo entregó un número no de determinado de su vacuna Sputnik a Nicaragua. Canadá y España también han colaborado en esta estrategia.

Asimismo, está COVAX, el trato multilateral comandado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que, según AS/COA, ya ha servido para surtir a la región con más de 69 millones de dosis. El mecanismo tenía como objetivo repartir un total de 280 millones antes de culminar el 2021.

Por último, pero no menos importante, también hay que destacar que Latinoamérica, en un hecho histórico, también ha decidido crear sus propias vacunas. El Ministerio de Salud Pública de Cuba aseguró que de los 11, 33 millones de habitantes que tiene este país, al 15 de diciembre de 2021 ya habían sido vacunados, con al menos una dosis de Soberana-02, Soberana Plus y Abdala (todas vacunas cubanas), un total de 10’235.340, de estos, 9’275.241 tenían el esquema completo de vacunación (con estos mismos biológicos).

Asimismo, otros países como Argentina y México colaboraron en la creación de una vacuna de AstraZeneca que se espera pueda ser distribuida en 2022, mientras que en Brasil la empresa biofarmacéutica Eurofarma espera replicar en la región más de 100 millones de dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech, iniciando la producción este año.

De esta forma, se espera que Latinoamérica sea una de las regiones mejor preparadas para lo que será el repunte de casos por cuenta de ómicron, considerada como la variante más contagiosa de la COVID-19 hasta la fecha.