fbpx

¿Por qué lo que está pasando en Canadá define al movimiento antivacuna?

Canadá debió dar marcha atrás en el pasaporte COVID debido a la presión de los camioneros. ¿Será Canadá la ruta que tome el movimiento antivacuna?

Mujer recibiendo una vacuna

Foto: Freepik

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

La Canadá de Justin Trudeau es para muchos la epítome del progresismo. Sus políticas y sus leyes obedecen a lo que en muchos lugares, ven como la utopía de la socialdemocracia. En un mundo hoy dividido por ideas políticas y posturas en referencia a las vacunas, Canadá había sido uno de los países con mayor índice de vacunación y con mayores medidas anticovid. Sin embargo, al movimiento antivacunas les apareció un aliado inesperado: los camioneros. Los dueños y conductores de estos vehículos de carga demostraron tener un poder que los antivacunas carecen: el de paralizar la economía nacional.

Por esto, luego de 4 días tomándose el puente Ambassador que une a Canadá con su mayor aliado comercial, Estados Unidos, la provincia de Ontario debió dar marcha atrás al pasaporte Covid. Y es que poner en riesgo el 25% del comercio entre ambas naciones obligó a las autoridades a tomar medidas drásticas. 

La disputa en Canadá fue precisamente la exigencia de vacunación para todos aquellos que ingresen a territorio canadiense. Sin embargo, los conductores se manifestaron en contra, ya que se les imposibilitaba el trabajo a aquellos que no tengan vacuna o no quieran vacunarse. Según la Alianza Canadiense de Camiones, hay cerca de 16.000 (15%) conductores que cruzan la frontera que no está vacunados. Esto hizo que hace más de 2 semanas, 4.000 conductores paralizaran Ottawa, la capital canadiense y empezaran a reclamar la nulidad de varias medidas.

También te puede interesar: Corrupción: otro efecto de la pandemia de la COVID-19

Por ahora, la batalla la han ganado los camioneros. El primer ministro de la provincia de Ontario (la más poblada y en la que se encuentra el puente Ambassador), Doug Ford, decidió eliminar el pasaporte COVID. El político sustentó esta decisión asegurando que debido al gran número de vacunados en la provincia, esta medida no era necesaria. Sin embargo, no es coincidencia que esta acción se tome en medio de las protestas del Convoy por la Libertad.

Reescribir la política interna canadiense

La respuesta que han conseguido los camioneros en su lucha contra el Gobierno canadiense, ha hecho replantear la corriente política dentro del país. En una Canadá donde tradicionalmente el partido Conservador es mucho más librecomercio y de corte más similar a los republicanos tradicionales, este impulso de trabajadores clase media como los camioneros en políticas que hoy defienden la derecha, ha hecho replantear el votante del Conservadurismo.

Por eso mismo, el líder del partido Conservador, Erin O'Toole, fue destituido. O'Toole buscaba sacar votantes al partido Liberal de Justin Trudeau del centro político. Sin embargo, el nuevo panorama replanteó si el movimiento político debería ser más parecido a una derecha alternativa similar a la de Estados Unidos, y bajo una plataforma similar a la que llevó a Donald Trump a la Casa Blanca.

Réplicas en Europa

Estas manifestaciones han sido vistas y adoptadas por el resto del movimiento antivacuna. Por ejemplo, ya en Europa, las protestas en autos y el intento de paralizar las ciudades principales buscan tumbar la mayoría de las normativas anticovid. El "Convoy por la Libertad" como se le conoce a estas protestas en autos, quiere calcar las formas de presión que se generaron en Ottawa y Ontario. Utilizan los vehículos, ya sean automóviles o camiones para bloquear los centros políticos y también para afectar el comercio.

Luego de haber paralizado a Paris la semana pasada, el lunes, un grupo de 500 autos intentaron paralizar la capital de Europa: Bruselas. Sin embargo, la policía ya estaba preparada y decidieron detener el grupo de manifestantes a la entrada de la ciudad, por lo que la protesta debió continuar a pie.

Sin embargo, dentro de estas protestas anticovid, se están uniendo un sin fin de nuevas luchas. Varios de los manifestantes que intentaron ingresar a la capital belga han insistido que la normativa de regulaciones debido a la pandemia es solo una de las causas de sus luchas, muchos otros aseguran que es una forma de descontento con las condiciones precarias de vida de muchos trabajadores en un contexto de postpandemia. Así lo recopila France 24.

Aunque aún en Europa no se ha logrado el mismo impacto que en Canadá, las formas de lucha del movimiento antivacuna se están globalizando. Aún más en países europeos o Norteamérica, donde los índices de vacunación son bajos por la fuerza que tiene el bloque de abstencionistas a recibir las vacunas.