fbpx

Magnates rusos que son dueños de equipos deportivos

¿Sabías que existen muchos rusos que están a cargo de grandes instituciones? Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre ellos.

Dmitry Rybolovlev y jugadores del AS Mónaco

Fotos: Wikimedia - Francknataf, IG-asmonaco

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Hay muchos magnates rusos que se han interesado históricamente en algunas instituciones deportivas. Tal vez el caso más conocido fue el de Roman Abramovich, que compró al Chelsea FC en el 2003 y lo ha convertido en una potencia mundial gracias a sus inversiones millonarias y a su proyecto deportivo.

Pues bien, lo cierto es que después de varios años, Abramovich decidió dar un paso al costado y abandonar su puesto dirigencial. Incluso, el magnate ruso está pensando en vender al club con el que obtuvo 5 Premier League y 2 UEFA Champions League, por un precio estimado de 4.000 millones de libras esterlinas.

Ahora bien, lo cierto es que no se trata del único millonario interesado en los clubes deportivos. Por el contrario: encontramos otros grandes magnates que tienen o tuvieron el poder dentro de algunas instituciones. A continuación, te contaremos quiénes son y qué han conseguido.

Dmitry Rybolóvlev

De origen ruso, se trata de una de las personas más ricas del mundo de acuerdo con Forbes, ya que cuenta con una fortuna estimada de 8.500 millones de dólares. Este empresario empezó en el área de la industria medicinal, pero con el correr del tiempo se interesó cada vez más en el deporte.

https://twitter.com/AS_Monaco_ES/status/1018669351543758848

Pues bien, en el 2011 dio una sorpresa en el mercado y logró adquirir al Mónaco de Francia, invirtiendo 220 millones de euros para intentar posicionar al club en lo más alto, tras haber descendido a la segunda división. Después de una temporada, logró ascender a primera y realizó grandes fichajes millonarios. Algunos ejemplos fueron James Rodríguez o Falcao, entre otros.

Este último se transformó en el séptimo fichaje más caro de la historia en aquel momento, pues Rybolóvlev invirtió 60 millones de euros. Desde aquel entonces, consiguieron el título de la primera división en la temporada 2016-2017, aunque esperan repetir este palmarés en los años siguientes.

Mikhail Prokhorov

Aquí aparece un magnate ruso interesado en el baloncesto. Más específicamente, en la NBA, donde fue propietario de una de las grandes instituciones de los Estados Unidos: los Brooklyn Nets. Este multimillonario fue el principal propietario de este club, hasta que en el verano del 2019 decidió vender el 51% de sus acciones.

https://twitter.com/RealBasketFlow/status/1161560009735626752

¿El valor? Unos 2350 millones de dólares, con destino hacia otro magnate: Joseph Tsai. Prokhorov estuvo al mando durante dos temporadas bastante conflictivas, ya que invirtió en profesionales caros (Pierce, Garnett, Deron Williams y Joe Johnson, por ejemplo), pero no pudo obtener anillos.

Pues bien, anteriormente había gozado de una buena fama, que lo llevó a la política. Para el año 2012 había anunciado que se presentaría en las presidenciales en contra de Putin a través de un partido político independiente, aunque acabó obteniendo solamente un 7,98% de los votos.

Alisher Usmanov

Aquí tenemos a otro magnate ruso interesado en las instituciones deportivas. De acuerdo con la Revista Forbes, se trata del tercer hombre más rico de Rusia y uno de los 100 más millonarios del mundo, con un patrimonio cercano a los 13 billones de dólares, aproximadamente.

Fue un importante inversor del Arsenal FC de Inglaterra. Para el año 2018 era uno de los mayores accionistas de esta institución, hasta que decidió vender sus acciones por 700 millones de dólares al estadounidense Stan Kroenke, que se transformó en el único propietario del club.

https://twitter.com/Mercado_Ingles/status/1496637101911253000

Sin embargo, esto no fue todo: el oligarca ruso también tuvo vínculos comerciales millonarios con el Everton, a través de las empresas USM, Megafon y Yota, que se rompieron recientemente luego de conocer su apoyo a Putin. También fue el presidente de la Federación Internacional de Esgrima (FIE), lo cual demuestra su interés en los deportes.

Maxim Denim

Por último, también tenemos otro ejemplo de un magnate que demuestra el interés de Rusia en el fútbol inglés. Maxim Denim es un empresario ruso de la industria petroquímica que en 2011 se convirtió en el copropietario del AFC Bournemouth. Según informes, abonó 850.000 libras esterlinas por su parte en el club.

https://twitter.com/NewcastleUy/status/1284905614875996161

En ese entonces, disputaba la Football League One, que es la tercera división del país. Sin embargo, para el 2015 logró ascender a la Premier League. En ese entonces, decidió vender una participación del 25% de la institución a Peak 6 Investments. Actualmente, Denim busca volver a primera, luego de perder en los playoffs del ascenso de la temporada pasada. En definitiva, existen muchos magnates rusos que decidieron invertir en instituciones deportivas.

Te sugerimos leer: Futbolistas latinos que hacen vida en las ligas de Rusia y Ucrania