fbpx

El difícil panorama político que afrontará Rodrigo Chaves en Costa Rica

El nuevo presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, tendrá un difícil panorama político con minorías en el congreso y con un discurso considerado "populista".

Rodrigo Chaves

Foto: YT-Tv Sur Canal 14

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: The Difficult Political Landscape That Rodrigo Chaves Will Face In Costa Rica

Rodrigo Chaves fue elegido el pasado domingo como nuevo mandatario costarricense con el 52,81% de los votos, superando a José María Figueres con el 47,2%, luego de más del 95% de las mesas escrutadas. Chaves logró capturar el voto indeciso o de otros candidatos, como el del conservador Partido Nueva República, el Partido de Unidad Social Cristiana o el del Partido Liberal Progresista, quienes quedaron de 3, 4 y 5 puesto en la primera vuelta.

Ahora Chaves tendrá que afrontar un país dividido y con poco respaldo del Congreso, en donde solo tiene 10 de las 57 sillas. Por esto, el mismo Chaves pidió a Figueres trabajar juntos tan pronto como asumió su mandato. De no lograr el apoyo de Figueres y su Partido de Liberación Nacional (19 sillas), necesitará formar una coalición y buscar proyectos en conjunto con las otras fuerzas minoritarias dentro del legislativo como lo son PNR, PUSC o PLP, y así poder formar mayorías que le faciliten su administración.

Lee también: Daniel Ortega se queda solo: ¿Qué lectura se puede hacer al respecto?

Esto, bajo un contexto de poco apoyo al nuevo Gobierno. Porque, si es verdad que consiguió más del 50% de los votos, la mayoría fueron votos antiPLN y Chaves mismo genera desconfianza en la población. Esto también se vio reflejado en la poca participación de los votantes, de más del 42% en la segunda vuelta (el más alto en la historia reciente).

La elección de Chaves marca un antes y un después en la política nacional. El nuevo mandatario ganó con una plataforma anti establecimiento y alejado de la política tradicional que tenía en Figueres (expresidente costarricenee) su máxima expresión. Esto, acompañado con un abstencionismo del 42,85% en la segunda vuelta, demuestra la gran desconfianza que existe en el pueblo tico hacia sus instituciones.

Los seguidores de Chaves tachaban a Figueres de corrupto y representar la misma política que ha gobernado a Costa Rica desde hace décadas. El Partido de Liberación Nacional ha sido el partido de no solo Figueres, sino de Laura Chinchilla, Óscar Arias, Luis Mongue Álvarez, Daniel Obduber Quirós, entre otros.

Chaves es un economista de 60 años que a pesar de haber desempeñado el cargo de ministro de hacienda durante la presidencia de Carlos Alvarado Quesada (presidente saliente), sostuvo las banderas del cambio. Ha trabajado por más de 27 años en organismos internacionales y en políticas económicas de desarrollo. Tiene un doctorado en economía de la Universidad Estatal de Ohio y fue becado por la Universidad de Harvard.

Fue funcionario del Banco Mundial y debió renunciar luego de escándalos de acoso sexual a compañeras y subaleternas. Sin embargo, pese a no haber sido uno de los candidatos más sonados, en primera vuelta sorprendió en el segundo puesto con 16.78% de los votos, a solo 2% más que Fabricio Alvarado Muñoz en tercer puesto y más de 10% por debajo de Figueres. 

Acusaciones por acoso en contra de Rodrigo Chaves

En agosto del año pasado, se hizo pública una sanción que emitió el Banco Mundial en contra del entonces candidato por presuntas "insinuaciones sexuales" que ocurrieron entre 2008 y 2013 cuando era funcionario de la organización. El caso vincula a Chaves con dos profesionales júnior, subalternas del hoy presidente electo de Costa Rica.
Esto llevó a que en 2019, la vicepresidencia de Recursos Humanos trasladara a Chaves a un puesto de menor rango sin poder ser ascendido por un periodo de 3 años. por su parte, el político ha insistido en su inocencia, pese a las graves denuncias y las medidas tomadas por el mismo Banco Mundial.