fbpx

Rihanna y Asap Rocky: ¿Cómo cubrir una ruptura amorosa?

A propósito de la mediática ruptura de Rihanna y Asap Rocky, hacemos una reflexión sobre el cubrimiento de los medios de las rupturas amorosas de las celebridades

Rihanna y ASAP Rocky

Foto: IG-badgalriri

LatinAmerican Post | Luis Alberto Garduño Guerrero

Escucha este artículo


Read in english: Rihanna and Asap Rocky: How to cover a love breakup?

Fue el pasado jueves 14 de abril cuando los nombres de Rihanna y Asap Rocky se encontraron en tendencia en Twitter asegurando que la pareja, que próximamente se convertirán en padres primerizos, habían terminado su relación, esto debido a una supuesta infidelidad por parte del rapero. La noticia surgió por el influencer Louis (@LOUIS_via_ROMA) quien aseguró que la intérprete de "Don´t Stop the Music" había terminado con el rapero tras descubrir que la engañaba con la diseñadora de calzado Amina Muaddi.

Sin embargo, fue la propia diseñadora, a través de un comunicado de prensa que publicó en su cuenta de Twitter, quien negó categóricamente dicha acusación. «Inicialmente supuse que este chisme falso fabricado con una intención tan maliciosa, no sería tomado en serio… Por lo tanto, tengo que hablar, ya que esto no sólo está dirigido a mí, sino que está relacionado con personas a las que tengo un gran respeto y afecto. Mientras Rih continúa viviendo su vida de embarazo serena y mejor vestida y yo vuelvo a mi negocio», es parte de lo que se lee en el comunicado de la diseñadora.

Por su parte, el influencer Louis también lanzó un comunicado en la cual se disculpó de lo que había dicho. «Hola a todos, así que me gustaría abordar la situación. Anoche tomé la tonta decisión de twittear información que había recibido. No voy a hablar de mis fuentes, culpar a otros… Me gustaría disculparme formalmente con todas las partes involucradas en mis acciones y por tuits imprudentes». Además, agregó que se alejaría de Twitter con la intención de buscar una nueva forma de utilizar sus plataformas de una mejor manera.

pic.twitter.com/2Quj8hNkLT

— LOUIS (@LOUIS_via_ROMA) 15 de abril de 2022

El bueno y el malo de la historia

Tras el surgimiento del rumor sobre la ruptura de Rihanna y Asap Rocky, los medios de comunicación retomaron la noticia con la finalidad de informar. Sin embargo, hay una línea muy delgada en la que se traspasa el respeto de las vidas privadas de las celebridades, ya que hubo quienes tomaron la noticia como una forma de generar clickbait sin siquiera tener una fuente confiable. Asimismo, retomaron otro tipo de situaciones vividas por la cantante como el maltrato que sufrió en el 2009 por parte de Chris Brown. Situación que debe manejarse con la seriedad y, sobre todo, el respeto que siginifica haber sido víctima de violencia.  

A propósito de este caso que llegamos a la reflexión del papel que juegan los medios de comunicación en temas sensibles o que podrían tener un gran impacto en las celebridades. Es muy común que este tipo de noticias, en las cuales se habla de rupturas o engaños de actores, influencers o músicos, los medios elijan ponerse en un bando o simplemente tratan de demostrar quién es el bueno o el malo de la historia.

Leer también: Los 5 mejores documentales sobre celebridades para ver en Netflix

Como medios tenemos una responsabilidad no sólo con el público que nos consume, sino que además deberíamos empezar a cuestionar cuál es el papel que tenemos sobre la vida y salud mental de las celebridades. En este sentido, es preciso cuestionarse hasta dónde está permitido abordar sus vidas y evaluar el daño emocional que se le puede causar a una persona, a su familia, etcétera, simplemente por generar una nota.

¿Y cómo hacerlo?

Es una pregunta compleja de contestar. La base de toda nota periodistica es dar a conocer el hecho noticioso lo más objetivo posible. Podemos partir con conocer bien las fuentes de información que tenemos y verificar la información antes de difundirla. Y finalmente,  es preciso evitar los juicios de valor. La realidad de las cosas es que la vida privada de las celebridades tiene que respetarse más alla de generar un artículo llamativo. Es fundamental no cruzar la línea del respeto y, sobre todo, partir del hecho de que las celebridades al final del día siguen siendo personas, más allá de su papel de personajes públicos.