fbpx

Los latinos más destacados en la historia del béisbol

Aunque es una tarea difícil por el inmenso talento de sus numerosos protagonistas, acá recordamos a 7 latinos que han destacado en la historia del béisbol.

Iván Rodríguez, Álex Rodríguez y Fernando Valenzuela

Fotos: Wikimedia-RWHmedia, Wikimedia-Googie man, Flickr-Jim Accordino

LatinAmerican Post | Theoscar Mogollón González

Escucha este artículo


Read in english: The Most Prominent Latinos in Baseball History

El béisbol es uno de los tantos deportes que mueven masas alrededor del mundo y que tiene en la MLB su punto más alto en cuanto a competición se refiere. Justamente, es allí donde miles y miles de latinos han hecho historia, no solo representando con orgullo su respectivo país sino también para convertirse en leyendas. Ante ello, en LatinAmerican Post decidimos recordar a 7 figuras que de alguna u otra manera han destacado notablemente a lo largo de los años.

Ivan Rodríguez

La receptoría es una de las posiciones más difíciles y particulares del béisbol, y no hay mejor referencia aquí que el puertorriqueño. 20 años de carrera profesional (1991-2011) dictan mucho del miembro del Salón de la Fama del Béisbol en 2017, ya que entre sus hazañas está convertirse en el primer receptor en lograr 30 jonrones, 100 carreras impulsadas y 100 carreras anotadas durante una temporada

Asimismo, Iván dejó su huella en seis equipos: Rangers de Texas, Marlins de Florida, Tigres de Detroit, Yankees de Nueva York, Astros de Houston y Nacionales de Washington. En cuanto a títulos, el pelotero posee un anillo de Serie Mundial, 13 Guantes de Oro, 7 Bates de Plata, 2 premios MVP, y además fue electo 14 veces para el Juego de Estrellas.

Rafael Palmeiro

Hay muchos latinos destacados en la primera base, pero el poder ofensivo del cubano es difícil de pasar por alto. Desde 1986 hasta 2005, Palmeiro hizo de las suyas y aportó en cada equipo en el que jugaba. De hecho, es de los pocos que ha ingresado en el club de los 500 jonrones de por vida en la MLB (dejó esa cifra en 569) y de los de los 3.000 hits (se quedó en 3.020).

Su trayectoria en las Mayores estuvo marcada por éxitos y algunas polémicas. En sus casi 20 años como profesional defendió a los Cachorros de Chicago, y en par de ocasiones a los Rangers de Texas y Orioles de Baltimore. A pesar de no ganar una Serie Mundial, Palmeiro fue electo 4 veces al Juego de Estrellas, ganó 3 Guantes de Oro y 2 Bates de Plata.

Roberto Alomar

Considerado por muchos como uno de los mejores segunda base en la historia del béisbol. El boricua sigue siendo referente para muchos peloteros hoy en día. Exaltado al Salón de la Fama en 2011, Roberto tuvo una destacada carrera profesional por 16 años (1988 - 2004), al punto de que los Azulejos de Toronto retiraron el número 12 en forma de homenaje.

Lea también: 5 estrellas de la NBA que se están perdiendo los playoffs

Hasta siete equipos tuvieron la dicha de tenerlo en sus filas: Padres de San Diego, Azulejos de Toronto, Orioles de Baltimore, Indios de Cleveland, Mets de Nueva York, Medias Blancas de Chicago y Cascabeles de Arizona. Asimismo, fue 2 veces campeón de la Serie Mundial, ganó 10 Guantes de Oro, 4 Bates de Plata y electo 12 veces para el Juego de Estrellas.

Luis Aparicio

Venezuela es tierra de beisbolistas, pero sobre todo de campocortos. Y es que no hay mayor referente que Aparicio, quien sigue siendo considerado por la prensa deportiva estadounidense como uno de los mejores y más rápidos en la historia del béisbol. Sin duda, se trata de la mayor inspiración de otros latinos en dicha posición, además de ser el único venezolano -hasta ahora- exaltado al Salón de la Fama.

Aparicio debutó en la MLB en 1956 y se retiró en 1973. Vistió únicamente tres uniformes: Medias Blancas de Chicago, Orioles de Baltimore y Medias Rojas de Boston. Además de ganar el premio Novato del Año, una Serie Mundial y 9 Guantes de Oro, es importante mencionar que durante 9 años seguidos fue líder en bases robadas de la Liga Americana.

Alex Rodríguez

La corpulencia y el poder que fue adquiriendo el dominicano lo obligaron a pasar del campocorto hasta la tercera base, posición en la que destacó en la mayor parte de su carrera. Justamente, fueron 22 años (de 1994 hasta 2016) donde Alex demostró todo su potencial ofensivo no solo para romper numerosos récords, sino también para llegar a la increíble cifra de 696 jonrones en la historia del béisbol estadounidense.

Inició su carrera con los Marineros de Seattle, luego se consolidó con los Rangers de Texas para finalmente hacer historia con los Yankees de Nueva York. En total ganó una Serie Mundial, 10 Bates de Plata, 2 Guantes de Oro, 4 premios Hank Aaron por ser el mejor bateador de la liga, 3 MVP de la Liga Americana, 14 veces elegido al Juego de Estrellas, además de liderar en 5 ocasiones el departamento de jonrones.

Roberto Clemente

Una verdadera leyenda en la historia del béisbol. No hay latino más insignia en este deporte que el puertorriqueño, quien supo sobreponerse a unos tiempos difíciles por la discriminación racial en la sociedad para años después convertirse en el primer latino en ser exaltado al Salón de la Fama. No solo es recordado por ser un grandioso bateador, sino también por su impecable labor defensiva.

Los Piratas de Pittsburgh tuvieron el honor de mantener al jardinero durante toda su carrera (1955 - 1972) y con ellos ganó 2 anillos de Serie Mundial, 12 Guantes de Oro, un premio MVP de la Liga Nacional y otro de la Serie Mundial, además de ser 15 veces elegido para el Juego de Estrellas. Tras su inesperado fallecimiento en 1972, la MLB otorga el Premio Roberto Clemente al jugador que sea seleccionado por su carácter admirable y sus contribuciones caritativas a la comunidad.

Fernando Valenzuela

En cuanto a lanzadores, el mexicano dejó una huella imborrable en la historia del béisbol. Fueron 17 años de carrera (de 1980 hasta 1997) donde destaca por encima del resto su primera temporada en la MLB. El fenómeno llamado «Fernandomanía» se llevó toda la atención luego de que el entonces novato ganara sus primeros ocho juegos de manera seguida, cinco de ellos sin permitir carreras.

De hecho, vale mencionar que en esa temporada de estreno ganó el Novato del Año y el Cy Young al mejor pitcher, un hito que hasta ahora no han igualado. Asimismo, el zurdo pasó por seis equipos diferentes: Dodgers de Los Ángeles, Angelinos de California, Orioles de Baltimore, Filis de Filadelfia, Padres de San Diego y Cardenales de San Luis.