fbpx

Maras en El Salvador: ¿A quiénes se enfrenta Nayib Bukele?

Una nueva ola de violencia está arropando el presente del país centroamericano. Acá analizamos quiénes son las Maras de El Salvador a las cuales se enfrenta Nayib Bukele...

Capturado que pertenece a la pandilla 'Maras Salvatrucha' en El Salvador

Foto: TW-NayibBukele

LatinAmerican Post | Theoscar Mogollón González

Escucha este artículo


Read in english: Maras in El Salvador: Who is Nayib Bukele Facing?

El Salvador estuvo viviendo por varios meses una paz casi perfecta, al punto de que los homicidios que eran parte del día a día casi desaparecieron de sus estadísticas. Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, el país centroamericano volvió a ser el centro de atención por algo negativo: la violencia regresaba una vez más a las calles. ¿Qué sucedió y por qué estalló repentinamente esa ola de asesinatos? Sin tener otra opción, el presidente de la nación salvadoreña, Nayib Bukele, inició una cruzada en contra de las pandillas con la finalidad de parar una posible "guerra".

Según informaron medios locales, y apoyado en cifras del portal Statista, el mes de marzo El Salvador sufrió un aumento exponencial en cuanto a homicidios nunca antes vistos en los últimos 20 años. Y es que hasta un total de 62 asesinatos en un mismo día (26 de marzo) llegaron a enlutar a un país que no veía un escenario así desde los años 80. Ante tal situación, Bukele decretó el estado de excepción por 30 días prorrogables con la intención de contrarrestar esa ola de violencia iniciada por las pandillas.

No obstante, dicho estado de excepción ha sido aplazado por otros 30 días a pedido del propio Bukele, quien ha apresado hasta la fecha a más de 16.000 presuntos pandilleros, de acuerdo con cifras oficiales del Estado. Asimismo, cabe mencionar que las medidas ejercidas por el presidente han sido criticadas por distintos grupos que defienden los derechos humanos, incluído la Unicef, ya que muchas de las personas que han sido detenidas son menores de edad.

Lo cierto del caso, y según declara en una entrevista a BBC Juan Carlos Torres, director de la Maestría en Políticas para la Prevención de Violencia Juvenil y Cultura de Paz de la Universidad Don Bosco de San Salvador, lo que motivó el estallido del pasado 26 de marzo se debió a una presunta ruptura en la comunicación entre el Estado y las pandillas que provocó que todo se saliera de control. Por supuesto, desde el gobierno niegan que hubiese algún tipo de tregua con pandilleros para mantener la paz en El Salvador.

¿A qué pandillas se está enfrentando Bukele?

El motivo para que haya un repunte de homicidios en El Salvador no es más que una manera de llamar la atención a la clase política por parte de las pandillas. «Se aumentaron los homicidios para mostrar el descontento de la pandilla sobre alguna relación con el gobierno y también para presionar», reconoce Torres, agregando además que el mensaje de los pandilleros es más que claro. A su vez, no podemos dejar de mencionar que en el país centroamericano actúan varios grupos criminales, algunos con más poder que otros, pero todos con el mismo objetivo.

La Mara Salvatrucha y Barrio 18 son las dos principales potencias, y estas se benefician económicamente por medio de extorsiones y tráfico de drogas. ¿Cómo fue que obtuvieron tanto poder y control en distintas zonas del país?

También conocida como MS-13, la Mara Salvatrucha es la pandilla más reconocida no solo en El Salvador sino también en otros países de centroamérica, con el gran detalle que su origen proviene desde Los Ángeles, Estados Unidos. Y es que tras la guerra civil que azotó el país en los 80's, cientos de refugiados salvadoreños huyeron a norteamérica, donde con el tiempo fueron uniéndose y formando pandillas urbanas para defenderse. Esto causó que la violencia aumentara en los barrios pobres de Los Ángeles y obligó a que las autoridades extraditaran masivamente a estos pandilleros.

También te puede interesar: ¿A qué se arriesga Bukele con su estrategia antiviolencia en El Salvador?

Ya en la década de los 90's, y encontrándose con un país devastado por la mencionada guerra civil, la Mara Salvatrucha se hizo con el control de las calles y comenzó a reclutar a jóvenes de familias pobres para entrenarlos para cometer asesinatos, secuestros y extorsiones. Pero su presencia casi omnipresente no solo va de la mano con la violencia, pues, para tener una idea, cualquier otro tema referente a las comunidades, como el transporte o servicios básicos, también está relacionada a ellos. De hecho, según una investigación de InSight Crime, el nivel de control es casi total al punto que las personas no llaman a la policía para solucionar disputas caseras, sino a la Mara.

A la par de ellos, también tuvo su crecimiento insostenible Barrio 18, otra organización cuyos orígenes vienen de Los Ángeles y con la diferencia que fueron los primeros en aceptar miembros de otras nacionalidades. Sin embargo, a partir de la década de los 2000, algunos problemas internos forzaron la separación en dos facciones: Sureños y Revolucionarios. Con todo y eso, sus actividades criminales eran prácticamente las mismas: robo, prostitución, tráfico de armas y de personas, lavado de dinero, sicariato y extorsiones, siendo esta última su entrada de dinero más significativa.

En resumidas cuentas, desde que en 2015 se registraran 6.656 homicidios, cifra más alta de este siglo, el promedio ha ido descendiendo poco a poco con los años. Desde la llegada a la presidencia de Bukele en 2019, y tras la implementación del proyecto Plan de Control Territorial, la tasa de homicidios bajó hasta 1.140 al cierre del 2021, según publicó la Policía Nacional Civil de El Salvador. El panorama en el país centroamericano sigue siendo incierto y muchos apuntan a que puedan venir más represalias por parte de las pandillas, además que las medidas de Bukele para frenar la violencia podrían no causar efecto por el poder estructural de estás organizaciones debido al nivel de pobreza que sufre el país hace décadas.