fbpx

AC Milán: un gigante que intenta despertar ¿lo logrará?

Tras conseguir su primera Liga de Italia desde 2011, lo que significó el scudetto número 19 de su historia, la entidad lombarda sigue apuntando a un proyecto construido en base a jugadores jóvenes, con algunos retoques.

Jugadores del equipo AC Milan, celebrando su título de campeones

Foto: TW-acmilan

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Escucha este artículo


Read in english: AC Milan: A Giant Trying to Wake Up, Will it Succeed?

Pasó más de una década para que el fútbol europeo viera coronarse a uno de sus máximos exponentes en lo que refiere a clubes, el AC Milan de Italia, en la Serie A. Sin duda alguna, es noticia de cara al futuro próximo. La última vez que el siete veces campeón de Europa había ganado un scudetto, Silvio Berlusconi presidía el club, año 2011.

El antiguo dueño de Mediaset fue desalojado, justo ese año, de la presidencia del Consejo de Ministros. Allí comenzó una profunda crisis debido a una prima de riesgo de 574 puntos, que afectó sin compasión a Italia y también a un club que era referencia en Europa y que, sin saberlo, iniciaba una de sus peores etapas con 11 años sin ganar títulos, salvo la Supercopa de Italia de 2016 ante la Juventus.

Muchas cosas han cambiado desde entonces y el Milan es hoy propiedad de un fondo de inversión estadounidense, que está lejos del poderío de jeques que han levantado clubes como el PSG y el Manchester City, pero que al menos han devuelto la gloria a la afición rossonera con su scudetto 19 y la participación en Champions League por segundo año seguido.

Fichajes pensando en Europa

En los años recientes, Milan apostó por una revolución en sus filas depositando en una leyenda del club, Paolo Maldini, la confianza como gerente y poco a poco los resultados comenzaron a llegar con la incorporación de nombres como Franck Kessie, Hakan Calhanoglu, Simon Kjaer, Fikayo Tomori, Brahim Díaz, Theo Hernández, Rafael Leao, Olivier Giroud y el regreso de Zlatan Ibrahimovic en el cierre de su carrera. De esto ya pasaron seis años y muchos de estos nombres no continuarán en el club así que para analizar lo que viene es preciso revisar las opciones del club y del mercado.  

Ganar el scudetto le reporta a los rossoneros 80 millones de euros en premios y derechos televisivos por competiciones derivadas del título. Pero, además, han aplicado una política de salarios reducidos -la plantilla cuesta unos 100 millones de euros al año, la más baja entre los cuatro grandes de Italia- que ha sido discutida previo contrato con los jugadores. Estos, han aceptado y respondido: Armonía.

En el material joven destaca sobremanera el mediocampista nativo Sandro Tonali, llamado a marcar una época en la entidad, así como en “La Nazionale”, y también el delantero portugués Rafael Leao, quien fue el jugador de más progreso en la 21-22 con 14 goles y más de 10 asistencias.

Al día de hoy, el club está muy cerca de asegurar tres fichajes: los del zaguero neerlandés Sven Botman -para potenciar una línea que terminó con apenas dos centrales disponibles como Tomori y Kalulu-; el centrocampista portugués Renato Sanches (un deseo de la gerencia del club desde hace varios años); y el delantero Divock Origi, quien ve pocos minutos en el Liverpool. Como se observa, refuerzos para cada sector de la cancha.

Pero con suerte, el plan de fortalecimiento no culminaría allí pues los lombardos no pierden las esperanzas con dos contrataciones importantes y mediáticas, de acuerdo a CalcioMercato.it. El primero de ellos sería el extremo argelino Riyad Mahrez del Manchester City, quien potenciaría el trabajo de ataque por las bandas de Leao. Mientras que el otro sería Marco Asensio, delantero del Real Madrid que iría a su última campaña como jugador de los merengues y quien ha manifestado cierto descontento con su función en el equipo.

En ese sentido, la directiva rossonera planea ofrecerle a Asensio un sueldo de entre 5 y 6 M€ netos por curso. En menor medida, suenan también el catalán Gerard Deulofeu (Udinese), quien ya jugó en el Milan en 2017 y el italiano Domenico Berardi (Sassuolo).

Proyecto de estadio

Milan conjuntamente con su rival citadino, el Inter, presentaron sus planes para el nuevo estadio de San Siro, los cuales rompen con el planteamiento inicial de construir desde cero y ahora se proyectan más hacia una remodelación.

Lee también: Premio Marca Leyenda: Luka Modric se posiciona entre los más grandes de la historia

El documento fue creado por ambos clubes y presentado al Ayuntamiento de Milán, con dos proyectos diferentes a considerar. Fueron diseñados por los grupos de arquitectura Populous Manica y Sportium, y el mismo en esencia busca reutilizar el estadio existente.

La principal novedad se basa en aprovechar parte del espacio del actual estadio Giuseppe Meazza para darle un toque más comercial y deportivo que genere rentabilidad los 365 días del año, incluidos unos 106 mil metros cuadrados de espacio verde, que duplicarían los actuales 56 mil metros cuadrados de espacio verde en el emplazamiento actual.

Será un centro dedicado a actividades comerciales, deportivas, culturales y de ocio, tanto al aire libre como en interiores, incluida una pista de atletismo, un carril bici, un gimnasio, un parque de patinetas, una cancha de cinco lados y un museo deportivo. Los mencionados servicios tendrían carácter gratuito.

Ambos conjuntos, que en paralelo intentan recuperar también la gloria europea tienen en este proyecto del estadio otra baza importante para su consolidación económica. El concepto ofrece un espacio innovador dedicado a la próxima generación, vanguardista por su bajo impacto ambiental y creando un nuevo lugar de encuentro para actividades sociales y recreativas.

El proyecto representa más de mil millones de euros de inversión privada, lo cual genera a su vez miles de nuevos empleos y servirá como piedra angular para el futuro desarrollo de la ciudad.

¿Subió el nivel de exigencia?

Solo resta esperar hasta agosto para conocer el armado del Milan en la 22-23, pues hoy solo está asegurada la marcha de Kessie al FC Barcelona. Lo cierto es que, por su condición de campeón del calcio, estará mejor ubicado en los bombos del sorteo de la fase de grupos que la edición anterior, y de manera tácita, sus “tifosi” querrán una defensa del título doméstico a la altura, por lo que el nivel de exigencia para con este “gigante dormido” del fútbol internacional, será más alta de lo que ha sido en los últimos años. Hay proyecto y hay material humano para consolidarlo.