fbpx

Escándalos que han afectado al presidente del PSG

Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG, es uno de los hombres más importantes en el mundo del fútbol, pero también uno de los más escrutinados.

Nasser Al-Khelaïfi

Foto: Flickr-Doha Stadium Plus

LatinAmerican Post| Juan Manuel Londoño

Escucha este artículo


Read in english: Scandals that Have Affected the President of PSG

Hace algunos días, una corte Suiza levantó unos cargos de corrupción que existían contra Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG. El hombre de negocios catarí estaba acusado de incitar a Jerome Valcke, secretario general de la FIFA, a cometer mala gestión delictiva agravada. Supuestamente el presidente del equipo francés le habría dado a Valcke estadía sin renta en una villa de su propiedad en Italia, a cambio de algunos derechos televisivos. Aunque el tribunal encontró inocente a Al-Khelaifi y a Valcke, este último fue encontrado culpable por aceptar sobornos y forjar documentos. 

Este es un caso que se venía desarrollando desde el 2020 y, desafortunadamente, no es la primera vez que el presidente del PSG se enfrenta a las cortes. A continuación te traemos otros embrollos en los que se ha metido el presidente de este club. 

Sportswashing

Al-Khelaifi es miembro de la junta directiva de Qatar Sports Investments, el fondo de inversión internacional dedicado a la adquisición de inversiones deportivas para el gobierno Catarí. Aunque para algunos esta es una práctica que busca diversificar la economía de dicho país y hacerlo menos dependiente del deporte, para otros se trata de Sportswashing, un término más siniestro. El Sportwashing busca suavizar o “lavar” la imagen de este gobierno que tiene la reputación de haber cometido múltiples violaciones a los derechos humanos por medio del deporte. 

Al-Khelaifi no solo es miembro de la junta previamente mencionada, sino que también es miembro organizador del comité del Mundial y presidente de la asociación de clubes Europeos (ECA). Es uno de los hombres más poderosos del mundo del fútbol y el hecho de que haya representado en el pasado una organización con motivos cuestionables como Qatar Sports Investments pone en tela de juicio todas sus acciones. 

Fair play financiero

Al igual que el Sportswashing, el fair-play financiero es otro de esos términos que siempre sale a flote. Y es que el PSG ha sido acusado en más de una ocasión de no respetar las reglas del mismo

El problema yace en que el dueño del PSG no es una entidad privada sino un estado, lo que complica el seguimiento de sus fuentes de ingreso. Para dar un ejemplo, en el 2018 Rui Pedro Gonçalves Pinto, un activista y periodista Portugues, reveló que los patrocinadores del club estaban inflando los precios de sus contratos de patrocinio para aumentar los ingresos del mismo. Estos mismos patrocinadores incluyen la Autoridad de Turismo de Qatar "Visit Qatar", el proveedor de red móvil de Qatar Ooredoo, el Banco Nacional de Qatar, la aerolínea estatal Qatar Airways y la emisora ​​​​de deportes de Qatar beIN Sports ( de la cual Al-Khelaifi es presidente). 

El hecho de que el PSG haya podido fichar a superestrellas del fútbol internacional con contratos exorbitantes cada año (como Messi, Neymar y Mbappé) tampoco ha ayudado a desmentir la idea de que el club posee “fondos ilimitados” y de que no está siguiendo las reglas del fair play financiero.