fbpx

Coronavirus y reinfección: ¿Qué puede pasar si tienes Covid-19 varias veces?

Son varias las dudas alrededor de las reinfecciones por coronavirus. Entérate de qué dicen los expertos.

Persona con malestar general usando un cubrebocas

Foto: Freepik

LatinAmerican Post | Joshua Radesca

Escucha este artículo


Read in english: Coronavirus and Reinfection: What can Happen if you Have Covid-19 Several Times?

Aunque a nivel mundial nos hayamos acostumbrado a vivir con la presencia latente de la COVID-19 en nuestro entorno, no por ello se ha convertido en una amenaza controlada. Según se indica en el último informe del Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional sobre el coronavirus, celebrada el 8 de julio, “los casos de esta enfermedad notificados a la OMS se habían incrementado en un 30% en las dos últimas semanas, en gran medida impulsados por las cepas BA.4, BA.5 y otras derivadas de la ómicron y por el levantamiento de las medidas sociales y de salud pública”.

Desde su aparición han sido múltiples las medidas que hemos tenido que adoptar día a día para evitar enfermar de coronavirus. No obstante, el número de contagiados no se detiene, incluso es bastante amplio el grupo de personas que ha debido hacer frente al coronavirus dos, tres o más veces. La vacunación o haber contraído la COVID-19 no asegura una completa inmunidad. Por ello, es que la reinfección (entendida como que un individuo se infectó, se recuperó y volvió a infectarse) es uno de los aspectos que mayor duda y preocupación genera este virus.

¿Tengo inmunidad después de recuperarme de coronavirus? ¿Es más grave o más leve tener la COVID-19 por segunda vez? Son algunas de las interrogantes que genera la reinfección. En este artículo te comentaremos lo que dicen los expertos sobre el tema.

Las variantes y la reinfección

Al principio de la pandemia, las personas que enfermaban con Covid-19 luego de recuperarse solían tener un periodo de inmunidad que abarcaba unos cuantos meses. Recientemente, esto ha estado cambiando. Las variantes desempeñan un papel importante en la reinfección, ya que la inmunidad que conseguían los que se curaban de las primeras cepas de coronavirus es vulnerada por las nuevas variantes, en especial la ómicron, lo que hace más probable que una persona enferme de nuevo con una cepa distinta del virus.

Un estudio de la Weill Cornell Medicine en Qatar, publicado en The New England Journal of Medicine, explica que “la infección natural con el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2) provoca una fuerte protección contra la reinfección con B.1.1.7 (alfa), B.1.351 (beta), y B.1.617.2 (delta) variantes. Sin embargo, la variante B.1.1.529 (ómicron) alberga múltiples mutaciones que pueden mediar en la evasión inmune”.

De esto se extrae que la variante ómicron es la que genera un mayor grado de reinfección. Esta es la cepa más transmisible y capaz de eludir la inmunidad generada. Por ello, una persona puede infectarse de ómicron luego de recuperarse de una variante que no es ómicron. Incluso podría enfermarse con una de las subvariantes de ómicron tras superar una versión diferente.

“Encontramos que la efectividad de una infección previa para prevenir la reinfección con las variantes alfa, beta y delta del SARS-CoV-2 fue sólida (en aproximadamente un 90 %)”, índica el estudio para luego acotar que “dicha protección contra la reinfección con la variante ómicron fue menor (aproximadamente 60%)”.

¿Es más peligrosa la reinfección?

Contraer cualquier variante de coronavirus siempre posee algún tipo de riesgo. En especial si se padece otra condición médica de cuidado. Aunque las personas vacunadas o que hayan tenido COVID-19 no son inmunes a las reinfecciones, sí están mejor equipadas para hacer frente al virus y a sus variantes actuales. Lo cual, en la mayoría de los casos, ocasiona que ante un nuevo contagio la enfermedad no llegue a ser muy severa o mortal, y sí más corta y menos grave.

Es importante señalar que esto no quiere decir que en las situaciones de reinfección haya ausencia de síntomas. Los infectados pueden seguir experimentando fiebre, dolor corporal o cualquier otro síntoma típico de la Covid-19. La diferencia es que en porcentaje estos suelen ser menos agudos. En la investigación mencionada, se explica que en los casos estudiados “ninguna de las reinfecciones progresó a coronavirus crítico o fatal”. Igualmente, indica que “la protección de la infección previa contra la hospitalización o la muerte causada por la reinfección parecía ser sólida, independientemente de la variante”.

No obstante, aún hace falta ahondar en estudios que pongan de manifiesto las secuelas a largo plazo de enfermar repetidas veces de la Covid-19.

Te recomendamos leer: ¿Se puede tomar alcohol luego de recibir las vacunas?

¿Qué hacer para reducir el riesgo de volver a contraer covid-19?

Aparte de aquellas indicaciones básicas ofrecidas por la OMS desde el principio de la pandemia, como el correcto uso de tapabocas en espacios concurridos, el distanciamiento social y el lavado de manos, es indispensable vacunarse y estar al tanto de cuántas son las dosis de refuerzo necesarias. El ejercicio y la buena alimentación son otros de los aliados fundamentales para mantener nuestro sistema inmune en las condiciones más óptimas.

En definitiva, puede verse que la aparición de cepas como la de ómicron, debido a su mayor capacidad de infección, ha elevado la posibilidad de reinfección, lo cual hace necesario que las personas mantengan las debidas prevenciones para evitar sufrir este virus en repetidas ocasiones.