fbpx

Colombia vs Brasil: final soñada en la Copa América Femenina

La "canarinha" y la selección anfitriona se citan para el partido decisivo por el título del certamen el próximo sábado en el estadio Alfonso López de Bucaramanga, un duelo esperado entre los dos mejores combinados nacionales del torneo, pues llegan con un puntaje perfecto tras la fase de grupos y semifinales.

Estadio de Bucaramanga de fondo. Linda Caicedo frente a frente con Debinha

Fotos: IG-linda_caicedo11, IG-debinhaa7

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Escucha este artículo


Read in english: Colombia vs Brazil: Dream Final in the Copa América Femenina

Brasil y Colombia disputarán el venidero sábado la final de la Copa América Femenina, el mejor duelo posible por el título, pues contará con las dos selecciones nacionales que por lejos han sido las de mejor rendimiento desde el primer día de competencia. Además, será un enfrentamiento en el que convergerán dos estilos diferentes.

El estadio Alfonso López de Bucaramanga pondrá frente a frente al que parece ser el mejor partido de todos. La Brasil de Pía Sundhage, con cinco victorias en cinco partidos, más 19 goles a favor y ninguno en contra, versus la oncena con mayor progreso en este certamen, la Colombia de Nelson Abadía, que también tiene puntaje perfecto con 14 goles a favor y solo tres en contra, se encontrarán en el campo.

La final promete ser un encarnizado partido en el que las cafeteras se ampararán en el apoyo incondicional de su gente y el funcionamiento colectivo para intentar vencer a un grupo de jugadoras con notable poderío físico-técnico, y letales a la hora de aprovechar los errores de las contrarias. Una selección casi perfecta.

Funcionamiento colectivo: grupo unido

Colombia, pese a estar en casa, no arrancó entre los principales favoritos, y para muchos entendidos tuvo la fortuna de ser ubicado en el Grupo A, sin Brasil ni Argentina, los dos sempiternos candidatos a llevarse este campeonato. El tiempo terminó demostrando lo contrario.

El equipo anfitrión ha salido a buscar al rival con intensidad desde el primer minuto, y aunque ha mostrado algunos despistes defensivos, principalmente en su debut ente Paraguay, los ha ido solventando conforme ha transcurrido el torneo. Ha crecido con el mismo. Colombia, además, ha mostrado fortaleza en ataque, con 14 dianas convertidas, a razón de tres por cada juego disputado, y muy bien distribuidos entre Linda Caicedo, principal referente del conjunto, así como Daniela Arias, Daniela Montoya y Mayra Ramírez, quienes se han marcado diez goles entre las cuatro.

Es una oncena muy equilibrada en todas sus líneas, que demostró ser superior por lo menos a ocho selecciones que conformaron el torneo. Ahora deberá medirse al reto más duro. Desde la arquera Catalina Pérez hasta la 9, Ramírez, han tenido una copa muy pareja en rendimiento, incluyendo la línea defensiva con Manuela Venegas, Jorelyn Carabalí, la mencionada Arias y Mónica Ramos.

Mención aparte para la estupenda actuación de Montoya en la primera línea de volantes y su mancuerna Lorena Bedoya, en esa zona del campo. No es imposible que Colombia venza a Brasil, pero para lograrlo todas sus líneas deberán tener un funcionamiento casi perfecto, con enorme concentración. Las locales podrían buscar velocidad a partir de la segunda mitad al contar con un día más de descanso que sus rivales.

Lea también: ¿Cristiano Ronaldo se quedará en el Manchester United?

¿El equipo perfecto?

No existe equipo perfecto en ningún deporte, pero esta versión del "scratch" está muy cerca de serlo, sobre todo hablando en términos de Conmebol. Su novena casilla en el ranking FIFA, solo superada por Estados Unidos y selecciones europeas, así lo confirman. Sus rivales no han tenido ningún tipo de oportunidad en este certamen.

La escuela sueca es referencia en el fútbol mundial femenino. De hecho, fue la primera potencia en esta división y aún se mantiene entre las mejores selecciones del planeta (semifinalista de la presente Eurocopa), gracias a la profunda cultura que han desarrollado sus canteras por el balompié de damas. De esa nación es oriunda Sundhage, la entrenadora de Brasil.

La dirigente escandinava ha potenciado aún más a las jugadoras brasileñas, históricamente talentosas, pero un peldaño por detrás de potencias como Estados Unidos, Suecia, Alemania, Noruega y Países Bajos, en lo que respecta a lo físico y lo técnico. Su experiencia previa dirigiendo a los combinados nacionales de China, Estados Unidos y Suecia, - siempre con buenos resultados., es la principal fortaleza de esta selección.

Luego están las que ejecutan, las futbolistas. El tridente ofensivo es letal, con Adriana, Debinha y Beatriz, quienes han marcado 12 dianas entre las tres.  La central De Souza y la lateral Tamires han sido las dos defensoras más sólidas, en la mitad de la cancha resalta Angelina, mientras que el arma secreta es Duda, la desequilibrante número 10 que dio el lujo de quedarse en la banca en el partido de semifinales.

La clave para obtener su octavo cetro de Copa América será seguir haciendo lo que han hecho hasta ahora, imponer su potencia física sobre sus rivales para generar espacios y aprovecharlos con rapidez y habilidad. La curiosidad pasa por saber como reaccionará si se ve por debajo en el marcador, algo que nunca ocurrió hasta ahora en el evento. Por si fuera poco, en la banca hay dos futbolistas muy rendidoras como Geyse y Fe Palermo.

El camino

La ruta de ambas selecciones hacia la final fue inmaculada. Las anfitrionas arrasaron en el Grupo A en el que vencieron 4-2 a Paraguay, 3-0 a Bolivia, 2-1 a Ecuador y cerraron con un categórico 4-0 sobre Chile, equipo que a la postre se ubicó en la quinta casilla para quedarse con el último cupo de esta zona para el repechaje hacia el Mundial de Australia y Nueva Zelanda de 2023. En semifinales, superó 1-0 a Argentina.

Del lado de las "canarinhas" la historia fue aún más sencilla. Comenzaron con un lapidario 4-0 sobre Argentina que activó las alarmas en toda la competición. Posteriormente, arrollaron 3-0 a Uruguay, 4-0 a una decepcionante Venezuela, y con reservas aplastaron 6-0 a la débil Perú.  Todos los partidos por goleada, ni más, ni menos. Paraguay les presentó mayor resistencia en semifinales, pero igual cayó 2-0.

Las dos finalistas, junto al ganador del partido por el tercer puesto a disputarse este viernes, serán los representantes de Conmebol en el Mundial del próximo año. El perdedor de dicho partido, a su vez, irá al repechaje en busca de su cupo junto a Chile.