fbpx

Bill Russell: recordando su lucha racial más allá de las canchas

Bill Rusell deja un legado de lucha por la igualdad social que es tan importante como su legado como leyenda de NBA.

bill russell

Foto: Dominio Público

LatinAmerican Post | Juan Manuel Londoño

Escucha este artículo


Read in english: Bill Russell: Remembering His Racial Struggle Beyond the Courts

El pasado domingo falleció Bill Rusell, once veces campeón de NBA y una de las leyendas indiscutibles de este deporte. Uno de los atletas más condecorados en la historia de Estados Unidos, Rusell elevó el juego del baloncesto en su época y estableció una dinastía ganadora que no ha visto igual en su liga hasta el día de hoy. 

Sin embargo, más allá de sus logros como deportista, Rusell también es reconocido históricamente por su lucha contra el racismo. 

Jugando con una ciudad en contra 

Siendo el primer hombre negro en lograr en convertirse en una superestrella de NBA, Rusell peleó una batalla contra el racismo toda su vida. Él mismo comentó en vida que, aunque la organización de los Celtics lo apoyó durante toda su carrera y nunca realizó ataques racistas en su contra, la historia era muy diferente con los fanáticos y habitantes de la ciudad de Boston. Tanto así que en una carta para su hija expresó que “yo jugaba para los Celtics, punto. No jugaba para Boston”. 

Russell resaltó que durante su carrera profesional, él recibía constantes insultos por parte de los bostonianos en sus partidos, que lo llamaban “simio”, “babuino” y otros insultos raciales. En una ocasión, después de volver de vacaciones a su hogar suburbano de Boston, encontró su vivienda destruida, con grafitis llenos de ataques raciales en las paredes. 

Lea también: ¿Cómo está afectando el calentamiento global a los campos de golf?

Por estos malos tratos, Bill rechazó su inclusión en el salón de la fama hasta el año 2019, fecha en la que se incluyeron en este reconocimiento a pioneros negros que Rusell sentía “abireron el camino para mi carrera”. También se negó a otorgar autografos por muchos años como forma de protesta, situación que, sorprendentemente, lo puso en la mira de organizaciones como el FBI. Mucha controversia ha causado el documento que mantenía el FBI sobre Russell, que entre otras cosas lo tacha de “un negro arrogante que se niega a firmar autografos para niños blancos”. 

Una vida de lucha

Determinado a crear un mejor futuro para las siguientes generaciones, Russell pasaba con frecuencia el tiempo fuera de las canchas peleando por la igualdad racial. Siendo parte del movimiento “poder negro”, en 1967, fue uno de los atletas que estuvo presente y apoyando la desición de Muhammed Ali de evitar el reclutamiento para la guerra de Vietnam. 

“Emocionamos tontamente a los atletas y los convertimos en héroes porque pueden golpear una pelota o atraparla”, dijo Russell en esa ocasión. “Los únicos atletas a los que deberíamos molestarnos en darles una importancia particular son aquellos como [Muhammad] Ali, a quienes podemos admirar por sí mismos y no por sus habilidades atléticas incidentales”.
Esta actitud prevaleció incluso en sus años tardíos. En el 2017, fue uno de los atletas que apoyo las protestas del himno nacional en los juegos de la NFL, empezadas por Colin Kaepernick. Recordemos que estas protestas buscaban llamar la atención sobre la violencia desproporcionada contra los afroamericanos por parte de la policía. 

Rusell también apoyó la desición del 2020 de los Milwaukee Bucks de protestar en un juego, después de que la policía abrió fuego contra un hombre negro en Wisconsin. En esa ocasión, recordó que fue de los primeros atletas en rechazar un juego por razones raciales, cuando en 1961 le negaron servicio a sus compañeros negros del en la cafetería de un hotel.