fbpx

Daniil Medvedev: el caso más extraño de un número 1 de la ATP

Desde el pasado 28 de febrero, el tenista ruso está en la cima del ranking pese a no ganar ningún torneo desde septiembre del 2021 y, para hacer la situación más inusual, su escolta en la clasificación, el alemán Alexander Zverev, tampoco ha triunfado desde noviembre del año pasado

IG-medwed33

Foto: IG-medwed33

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Escucha este artículo


Read in english: Daniil Medvedev: the Strangest Case of an ATP Number 1

No solo acabó con la hegemonía de dos años que tenía el serbio Novak Djokovic, sino que se convirtió en el primer tenista no integrante del "Big Four" en ser líder de la clasificación ATP desde 2004. Por si fuera poco, mantiene el liderato sin ganar un solo torneo desde septiembre de 2021, tras una extraña decisión del organismo que rige esta disciplina post Wimbledon 2022.  Él es el ruso Daniil Medvedev.

Sin dudas es un momento extraño para el tenis internacional, pues el segundo en la clasificación mundial, el alemán Alexander Zverev, tampoco se ha coronado en eventos oficiales desde el pasado mes de noviembre.  La situación ha generado polémica y debate sobre si el actual sistema de puntuación en el tenis es el más justo, pues en dicho lapso, por ejemplo, Rafael Nadal se tituló en Australia y Roland Garros, y eso no le bastó para estar en lo más alto.

Para valorar aún más lo raro de esta clasificación, hay que ubicar precisamente el caso de la raqueta manacorí quien no es el que tiene mayores posibilidades de desplazar al ruso de la cima, sino el propio Zverev, que pronto podría transformarse en el nuevo número uno del mundo sin jugar, pues está lesionado desde las semifinales de Roland Garros. Una locura que en Latinamerican Post intentaremos explicar.

¿Cómo llegó Medvedev a la cima?

Fue el 28 de febrero de este año. Jugar semifinales en Acapulco después de haber sido finalista en el Abierto de Australia fueron suficientes para desplazar a Djokovic, quien a su vez no pudo defender su trofeo en el Grand Slam oceánico tras perder el visado del gobierno australiano que le consideró un riesgo para la salud de la población por no vacunarse contra la COVID-19. Poco después, "Nole" cayó sorpresivamente en los cuartos de final del ATP 500 de Dubai.

Así, el moscovita ascendió a la tan ansiada posición, que, sin embargo, no le ha traído suerte, pues en su debut como N°1 cayó eliminado en la tercera fase de Indian Wells, lo cual apenas le reportó 45 unidades. Luego, se perdió Miami por una operación de hernia y a su regreso, perdió su primer partido en Ginebra. Después, fue apeado del Roland Garros en octavos de final. Pudo elevar su nivel en Hertogenbosch y Halle, torneos en los que al menos disputó el partido decisivo.

Era imposible mantener el número 1 con ese curriculum en el que solo acumuló 330 puntos, pero, la negativa de la ATP de entregar puntos en Wimbledon, tras el anuncio de la organización de no permitir disputar el torneo a jugadores rusos y bielorrusos le permitió recuperar el trono. Todo esto sin jugar en el All England Club, y pese a que Djokovic ganó su cuarta edición consecutiva.

Quien se ha erigido como el 27º número 1 de la historia del tenis masculino no fue la típica estrella prematura que irrumpió con fuerza desde el principio, tampoco su nombre fue ganando espacio progresivamente. La mezcla de su personalidad con su estilo de juego, le obligaron a ser un trabajador incansable para mejorar su técnica y esperar su momento.

¿Y qué pasa con Zverev?

Comenzó el año como número tres del planeta e incluso en algún momento se acomodó en la cuarta casilla.  Alexander, oriundo de Hamburgo, solo ha jugado dos finales en esta temporada, que son Montpellier y Madrid, mientras que en los grandes torneos su mejor actuación ha sido la semifinal de Roland Garros, pues en Australia se despidió apenas en la cuarta ronda, octavos de final.

Si hablamos de Masters de menos renombre como Acapulco y Munich, Zverev no cosechó puntos, pues en el primero fue descalificado por agresión al umpire, incluyendo sanción económica, mientras que en el segundo fue eliminado en primera ronda. Nuevamente, la medida de Wimbledon impidió a Djokovic recuperar los 2000 puntos perdidos y, además, ayudó a Alexander a consolidarse en el segundo puesto ‘sin hacer nada’.

¿Cómo seguir sosteniéndose?

"Soñaba más con ser el número uno del mundo de chico que ahora, porque de eso se tratan los sueños. Pero hoy en día no lo sueño, sino que trabajo para conseguirlo", destacó Medvedev de acuerdo a Sporting News, unas semanas antes de que fuera ascendido a dicha posición por el ranking. Ahora le viene el reto más difícil: seguir manteniéndose, pero defendiendo muchos más puntos que en el primer semestre de 2022.  

Pero comienza una etapa difícil para Medvedev en este mes de agosto. Pues está obligado a defender 5200 puntos, y aquí se incluyen final de Washington 2019, octavos de Indian Wells 2021, semifinales de Cincinnati 2021, final de París-Bercy 2021, final de ATP Finals 2021 y títulos de Canadá y US Open 2021.

Tampoco será fácil para Zverev, que tendrá que fajarse con 4150 puntos productos de sus triunfos en ATP Finals, Cincinnati y Viena, semis del US Open y París-Bercy, cuartos de final de Indian Wells 2021 y Canadá 2019. Esta vez, entre agosto y noviembre, los dos tenistas parecen estar en serio riesgo de perder sus privilegiados puestos vistas las temporadas que han tenido.

Ahora quien sueña con ser el número 1 de la ATP por primera vez en su carrera es el alemán, porque si Medvedev no alcanza al menos la semifinal del ATP 250 de Los Cabos, los cuartos de final en el Masters 1000 de Montreal, o la tercera ronda en Canadá, Zverev se convertirá en el nuevo dueño de la cima. Esto, justo antes de cerrar el calendario anual con el tradicional Torneo de Maestros, ahora ATP Finals.

Zverev, triunfal en el duelo más reciente

El más reciente enfrentamiento entre los dos mejores tenistas de la actualidad, según la ATP, se registró en el Finals de Turín. Zverev ganó muy fácil en la final con dos sets por 6-4 en una hora y 15 minutos. El alemán había dejado previamente en la cuneta a Djokovic, en ese entonces número 1 del mundo. Hay aires de revancha del lado ruso, pues aquel domingo tuvo una de sus peores presentaciones.

"Tenía que jugar uno de mis mejores partidos para ganar a alguien que me había derrotado cinco veces consecutivas", dijo el campeón Zverev a pie de pista, según recordó el diario El Mundo.es. El comportamiento de este torneo en los años recientes indica que es mejor llegar al mismo muy bien posicionado, sobre todo si se ganó la edición pasada, pues esa condición obliga a defender muchos puntos.

El ATP Finals, es una especie de guillotina para los campeones defensores. En 2016 se lo acreditó el británico Andy Murray, en 2017 el búlgaro Grigor Dimitrov, en 2018 el mencionado Zverev, en 2019 el griego Stefanos Tsitsipas y finalmente en el 2020 Daniil Medvedev, antes de que repitiera Zverev en 2021.