fbpx

El camino de María Isabel Urrutia, nueva ministra del Deporte de Colombia

El presidente Gustavo Petro hizo oficial el nombramiento de María Isabel Urrutia como ministra del Deporte. ¿Quién es? ¿Cómo fue su carrera deportiva? ¿Cómo dio el salto a la política? y ¿Qué se espera de ella en esta nueva faceta?

Francia Márquez y María Isabel Urrutia

Foto: TW-UrrutiaOcoro

LatinAmerican Post | Theoscar Mogollón González

Escucha este artículo


Read in english: The Path of María Isabel Urrutia, New Minister of Sports of Colombia

Colombia empieza a sentir los vientos de cambio tras las elecciones ganadas por Gustavo Petro. Tal como lo había adelantado hace días, el presidente anunció de manera oficial que la ex atleta María Isabel Urrutia se encargará del Ministerio del Deporte, hecho histórico en el país por tratarse de la primera mujer y medallista olímpica en asumir dicho cargo. La vallecaucana de 57 años llega con experiencia en la política y con el reto de superar todo tipo de desafíos.

Su camino deportivo estuvo marcado por innumerables desafíos, que poco a poco fue conquistando. En principio, se inició como lanzadora de disco y bala, disciplinas que le consiguieron poco apoyo. Con todo y eso, ganó títulos nacionales e internacionales, pero fue en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 que su vida dio un giro. Allí, un entrenador búlgaro le sugirió cambiarse a la halterofilia, decisión que le cambió la vida.

Aunque había varios puntos a considerar, como el hecho de que la halterofilia femenina no era deporte olímpico en aquella época, María Isabel no lo pensó dos veces. Desde entonces, los frutos llegaron con el tiempo, a pesar de que en Colombia seguía teniendo trabas por la apatía e ignorancia de las autoridades deportivas. Sin embargo, en los JJOO de Sydney 2000 logró lo impensado: ganar la primera medalla de oro para su país.

Amén de sus títulos en los campeonatos de halterofilia, su retiro de la disciplina fue un tanto abrupto en 2001. Aun así, su pasión por el deporte se mantenía intacto y tiempo después sacó la licenciatura en Educación Física y Deporte, todo esto con el objetivo de convertirse en entrenadora y así apoyar a la nueva generación. Como sus deseos de crecimiento no conocía límites, la ex medallista comenzó a arar su camino con dirección a la política.

Te recomendamos leer:¿Quién es Linda Caicedo? La estrella en ascenso de la Selección Colombia

Sus logros en la Cámara de Representantes

En 2002 comenzaba una nueva etapa para María Isabel. Fue electa para la Cámara de Representantes por la circunscripción especial de las negritudes con un apoyo masivo, gesta que volvió a repetir en 2006 con el aval de la Alianza Social Afrocolombiana. No obstante, su camino se vio frenado en 2010, cuando no consiguió una segunda reelección. Además, con intenciones de seguir superándose y aportando para el país, se convirtió en candidata a la Alcaldía de Cali en 2011 y 2015, pero sin tener éxito.

A todas estas, sus logros en el Congreso hablaron por ella durante todo ese trayecto. En primera instancia, promovió la profesionalización tanto de los deportistas como de los entrenadores, sin mencionar que uno de los puntos en los que más énfasis hizo fue contra la discriminación racial. Asimismo, junto a otros congresistas, se encargó de aumentar el IVA para la financiación de los Juegos Bolivarianos 2005 en Armenia, y de los XX Juegos Centroamericanos y del Caribe en Cartagena.

Por otra parte, también fue autora de distintas leyes importantes hoy en día. Resalta el proyecto que otorga pensiones a deportistas destacados en competiciones internacionales, así como una ley penal que castiga la discriminación racial y étnica en Colombia. Vale mencionar que, mientras formaba parte del Congreso, María Isabel siempre acompañó y apoyó a los atletas de alto rendimiento en sus preparaciones a los distintos torneos.

¿Qué esperar de la nueva ministra del Deporte?

María Isabel Urrutia es apenas la tercera ministra del Deporte de Colombia, y para nadie es un secreto que tendrá múltiples desafíos por superar. Por ejemplo, para lo que resta de 2022 deberá establecer auditorías a las distintas obras que están en marcha en todo el territorio. Para ello contará con un presupuesto mayor a 500 mil millones de pesos, que además tendrá que ir en sincronía con una inspección minuciosa del estado de aquellas obras licitadas y en proceso de licitar.

Asimismo, se espera que implemente un trazador presupuestal en el DRAFE (Sistema Distrital de Participación en Deporte, Recreación, Actividad Física, Parques, Escenarios y Equipamientos Recreativos y Deportivos); así como también pueda consolidar una liga de fútbol femenina que se sostenga con el tiempo, algo que no ha podido lograr la Dimayor y la Federación Colombiana de Fútbol.

Por último, otras dos tareas que no querrá pasar por alto será en potenciar la inclusión de las mujeres y el proyecto Talento y Reserva Deportiva. Mientras que la primera pasa por enaltecer la figura femenina en la práctica, en la formación y en el desarrollo de espacios dirigenciales; en la segunda se centrará en la búsqueda de deportistas que cumplan con el biotipo de las distintas disciplinas que se desarrollan en Colombia. ¿Podrá María Isabel revitalizar el deporte colombiano? Esperemos que sí.