fbpx

"House of the Dragon": reseña del primer episodio

La nueva serie de HBO Max busca repetir el fenómeno de Game of Thrones. ¿Lo logrará? Te contamos nuestras impresiones del primer episodio de House of the Dragon.

Fotograma de la serie 'La casa del dragón'

Foto: YT-Juego de Tronos

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: "House of the Dragon": First Episode Review

Game of Thrones marcó un antes y un después en la historia de la televisión. En primer lugar, por su formato de estreno. En una época marcada por las series disponibles on-demand, el hecho de que las personas “volviesen” a tener emisiones semanales en TV por cable generó un fenómeno único.

Esto, por supuesto, sumado a las expectativas que se iban generando temporada tras temporada. Al fin y al cabo, esta serie de fantasía contaba una historia profunda, con cientos de personajes y tramas paralelas que se desarrollaban según los eventos de los libros de George R. R. Martin. ¡Nadie sabía cómo terminaría!

El problema ocurrió cuando, a partir de la temporada 5, la serie alcanzó a los libros y los escritores debieron realizar sus propias interpretaciones del futuro de la obra. ¿El resultado? Pues que las temporadas 7 y 8, las últimas de la serie, fueron las peores rankeadas de la serie, pues la producción tuvo un final que no gustó a casi nadie.

Bajo este antecedente llega "House of the Dragon", una precuela de la historia original, también basada en una novela de George R. R. Martin, que busca repetir solamente lo bueno de "Game of Thrones", aprendiendo de sus errores. Este es un punto esencial para empezar el análisis, ya que aquí también hay dos expectativas distintas.

La primera expectativa tiene que ver con llegar a generar algo similar a lo ocurrido con "Game of Thrones" en términos de valor de audiencia. La segunda, se relacionan más con evitar los problemas cometidos durante el final de "Game of Thrones". Pues bien, hasta el momento lo han conseguido, aunque a medias.

La historia se ambienta casi dos siglos antes de los relatos de "Canción de hielo y fuego", la serie de libros en la que se inspiró la serie madre. Más concretamente, 172 años antes de la muerte del Rey Loco y el nacimiento de Daenerys. Por este motivo, conoceremos el reinado de Viserys I Targaryen, interpretado por Paddy Considine, pero también su posterior sucesión.

Lee también: Todo lo que sabemos hasta ahora de la precuela de "Los juegos del hambre"

Episodio 1: "Los herederos del dragón"

Uno de los elementos más destacados es que este primer episodio, dirigido por Miguel Spochnick, tiene una producción espectacular. Tranquilamente, podría haber sido uno de los episodios más destacados de "Game of Thrones". Lo tiene todo: conflictos políticos, peleas épicas y escenas realmente crudas.

Se nota que HBO Max quiere repetir el fenómeno y que ha generado una producción a la altura de las expectativas. ¿Y en términos narrativos? Pues aquí hay otro acierto (a medias), dado que hay muchos menos personajes que en "Game of Thrones". Así, el 90% de los eventos transcurre en la Corte de la Fortaleza Roja y el enfoque está puesto en el subgénero de la intriga. 

Esto, sin embargo, también es contraproducente para el ritmo, pues se siente como si la serie estuviese un tanto más “apresurada”. Es decir, se está cometiendo parte del mismo error que en las temporadas finales de "Game of Thrones", aunque a mucha menor escala. Aquí solo hay apresuramiento, pero sin que esto afecte a la lógica narrativa.

Por otro lado, la expectativa de convertirse en una serie tan épica y popular como "Game of Thrones" también se cumple a medias. Al ser una precuela, se deja poco espacio a la teorización, uno de los elementos fuertes de la serie. Pero ojo: si en los próximos episodios logran algo parecido a "Better Call Saul", que tenía vínculos con "Breaking Bad", lo pueden conseguir.

¿Y de qué manera se relaciona actualmente con "Game of Thrones"? Pues pertenecen al mismo universo narrativo, aunque con algunos cambios. Por ejemplo, aparece el Trono de Hierro, pero de otra época, al igual que las principales ciudades. Incluso, como lo indica su nombre, también vuelven a aparecer los dragones.

El problema en este caso es que la comparación queda corta, dado que ya conocemos todos esos elementos de su serie base. Por este motivo, queda poco espacio para la sorpresa, ya que la aparición de un dragón no nos genera nada en especial. Aunque habrá que ver si en el resto de la temporada habrá cosas 100% novedosas.

En otras palabras: si esta serie fuese la puerta de entrada para una persona que quiere conocer todo sobre "Canción de hielo y fuego", sin dudas será espectacular. Para aquellos que ya han visto "Game of Thrones", se encontrarán con una producción a la altura, aunque con pocas “novedades” importantes en cuanto a su propio universo.

Esto no significa en lo absoluto que la serie sea mala. Sin embargo, sí que faltan algunos “giros de guion”, que eran uno de los elementos más destacados de las primeras temporadas de "Game of Thrones". No obstante, hay que reconocer que, en líneas generales, el inicio de "The House of the Dragon" es realmente prometedor.

En conclusión, para bien y para mal, se nota que "The House of the Dragon" tiene a sus espaldas la herencia de "Game of Thrones". El inicio ha sido positivo, pero será necesario empezar a despegarse un poco de la trama original para lograr un impacto todavía mayor en la audiencia. Hay que ser optimistas: "Game of Thrones" lo consiguió pasadas unas temporadas, así que con "House of the Dragon" podría ocurrir lo mismo.

¡Ya disponible para que la disfrutes en HBO Max!