fbpx

¿Le servirán las millonarias inversiones al Manchester United para salir de la crisis?

Los fichajes de Christian Eriksen (libre), Tyrell Malacia, Lisandro Martínez, Casemiro y Antony parecen una jugada desesperada por parte de “los diablos rojos” para superar el delicado momento que atraviesan como club.

Christian Eriksen y Casemiro

Foto: IG-manchesterunited

LatinAmerican Post| Nicolás Donoso Álvarez

Escucha este artículo


Read in english: Will the Millionaire Investments Serve Manchester United to Get Out of the Crisis?

Es nueva temporada para el Manchester United y el escenario desde que se fue Alex Ferguson del club parece ser otra vez complicado. Otro ciclo en el que los "diablos rojos" gastan millones de euros, desesperándose en el mercado y sin lograr convencer en cuanto al funcionamiento de juego y a los resultados. La historia no es nueva y no es extraño que la hinchada comience a perder la paciencia.

Según un dato entregado por ESPN, el United ha gastado en la última década cerca de mil millones de libras, superando a equipos como PSG, Manchester City, Barcelona, Real Madrid, Arsenal, Juventus y Chelsea. Por si esto fuera poco, apenas ha conseguido ganar seis títulos en este periodo de tiempo, entre los que destacan una Premier League y una Uefa Europa League.

Para el presente curso, el equipo, ahora dirigido por el neerlandés Erik ten Hag, ha gastado la impresionante cifra de 238,2 millones de euros. 15 millones por el lateral izquierdo Tyrell Malacia, 57.37 millones por el argentino Lisandro Martínez, 70.65 millones por el ex Real Madrid Casemiro y 95 millones por su más reciente fichaje, el extremo derecho Antony. Cabe destacar que el danés Christian Eriksen llegó como agente libre.

Una exorbitante cantidad de dinero gastado para un cuadro que no ha terminado de arrancar bien la temporada. Es cierto que ha logrado victorias importantes en las últimas fechas, como la que consiguió ante el Liverpool en Old Trafford, pero su campaña inició de la peor manera, con dolorosas derrotas como local ante el Brighton (1-2) y de visitante ante el Brentford (4-0).

¿Servirán los fichajes realizados?

Una de las principales dudas que aqueja a la fanaticada del United es si la gran inversión que ejecutaron para la presente temporada servirá para volver a posicionarse como uno de los mejores equipos del mundo y consolidar poco a poco un proyecto que al parecer perdió el rumbo hace bastante tiempo. Y es que se sabe que en el fútbol actual el dinero es fundamental para poder conformar una plantilla competitiva, pero al Manchester United ni siquiera eso le ha garantizado funcionamiento y resultados.

La apuesta por el lateral izquierdo Tyrell Malacia parece razonable basándonos en el precio que se pagó, a su edad y a su margen de crecimiento. El neerlandés, de 23 años, completó 32 partidos en la campaña pasada de Eredivisie con la camiseta del Feyenoord, marcando un gol y repartiendo cuatro asistencias. Un jugador con buena conducción, al que le gusta sumarse al ataque y bien ubicado a la hora de defender.

En el caso de Lisandro Martínez, el argentino llegó procedente del Ajax y costó más de 57 millones de euros, los que podrían estar justificados en vista de los precios que se pagan en la actualidad. Aterrizó en Manchester para mejorar una de las posiciones más débiles del United, la defensa. Si bien puede engañar por su físico; su buena lectura de juego, su calidad técnica y su gran posicionamiento le pueden dar un salto a una zaga con múltiples problemas, ya que ni Maguire ni Varane han cumplido con las expectativas que generaron sus llegadas.

Con respecto al fichaje de Casemiro, es el refuerzo que debería traer equilibrio, contundencia y solvencia. Debe ser el "puente" entre la defensa y el mediocampo, y permitir que Eriksen y Bruno Fernandes jueguen a distintas alturas. A priori, los más de 70 millones de euros gastados en él podrían salir bien, porque el brasileño ganó cinco Champions con la camiseta del Real Madrid, se encuentra en una buena edad (30 años) y podría solucionar algunas deficiencias defensivas que tiene el United, así como también darle un salto de calidad a un equipo que lo necesita para enmendar el rumbo.

El último fichaje fue Antony, el habilidoso extremo brasileño también llegó procedente del ex equipo de ten Hag (Ajax). Los 95 millones de euros fijos, más otros cinco en variables, lo transforman en uno de los fichajes más caros del actual mercado de verano. Con 22 años, anotó diez goles y repartió ocho asistencias en 30 partidos de la temporada anterior, y no solo sus números son bastante buenos. El brasileño es un extremo capaz de quitarse a muchos jugadores en una misma jugada, rápido, asociativo y resolutivo. Este fichaje podría ser clave, sobre todo porque Anthony Elanga todavía parece estar en crecimiento y Jadon Sancho ha demostrado ser irregular desde su llegada a Manchester. En partidos cerrados, Antony podría ser la gran solución.