fbpx

¿Qué es la teoría del decrecimiento? La propuesta de desarollo de Gustavo Petro

La ministra de Minas y Energía de Colombia, Irene Vélez, fue blanco de críticas y memes por proponer la teoría de decrecimiento. ¿Pero de qué trata en realidad?

gustavo petro

Foto: YT-CLACSOtv

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: What Is The Theory Of Degrowth? Gustavo Petro's Development Proposal

Hace algunos días, fue noticia en Colombia la propuesta de la nueva ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, de impulsar y apoyar la teoría del decrecimiento a nivel mundial. La simple idea es que los países, en especial las potencias económicas, decidan ralentizar su crecimiento, fue objeto de críticas y burlas, pero, ¿qué tan serio o cierto es lo que recomienda la ministra?

La premisa del decrecimiento es entender que existe un déficit ecológico global y que esto se evidencia en sequías prolongadas, deforestación, erosión de los suelos, pérdida de la biodiversidad, destrucción de hábitats, el cambio climático y agotamiento del planeta, como explica Alejandro Martín en la página OVACEN. Según muestra el Foro de Vida Silvestre Mundial (WWF), con datos del 2017, la humanidad consume recursos como si tuviésemos 1,7 planteas a nuestra disposición. Esta cifra podría ser mayor en 2022. Es por esto que nace una nueva teoría que intenta llegar a un acuerdo entre crecimiento económico y equilibrio ambiental.

Teoría del decrecimiento

Esta teoría es conocida como “Degrowth” en inglés, y pretende instalar un modelo económico y social diferente al modelo capitalista y de crecimiento actual. A pesar de lo que algunos incautos pensarán que esta propuesta es nueva o inventada, la realidad es otra, es una teoría ampliamente discutida y hoy se postula como una de las más importantes rivales como un modelo económico de desarrollo más respetado a nivel mundial.

Según el Foro Económico Mundial (WEF), el término decrecimiento empezó a ser utilizado por el filósofo francés y austriaco André Gorz en 1972, pero fue hasta los 2000 en que empezó a ser visto como un movimiento. Hoy cuenta con relevantes académicos como el economista francés Serge Latouche, Jason Hckel y Kate Raworth.

Esta idea está sustentada en el ambientalismo y el crecimiento sustentable, reconociendo la imposibilidad de un crecimiento lineal ilimitado en un planeta de recursos limitados. Es acá donde los economistas sugieren este plan como método para salvar los ecosistemas.

Este modelo plantea una premisa simple: “la única forma de salvar el planeta es limitar radicalmente el consumo global de recursos”. La idea es que las economías más ricas empiecen a mantener un decrecimiento para que el consumo de recursos y de energía disminuya de forma constante. Es sacar el “lucro” como principal motivación o fin económico.

¿Cómo se consigue el decrecimiento de los países industrializados?

Evidentemente, la pregunta más valiosa para adoptar este nuevo modelo de crecimiento es el cómo se logra. Según explica el sitio web EconomicsHelp, “las acciones prácticas de decrecimiento pueden incluir comprar menos cosas, cultivar tus propios alimentos y utilizar las casas vacías en lugar de construir otras nuevas”. Serían, inicialmente, pequeñas actividades que reduzcan el consumo de recursos.

Aunque Latouche plantea 8 propuestas que involucra a la sociedad civil, como a cambios políticos y económicos:

  1. Revaluar. Cambiar los valores de la sociedad y pasar del consumismo a cooperación.
  2. Reconceptualizar. Cambiar el estilo y calidad de vida para poder vivir mejor con menos.
  3. Reestructurar: Combinar ecoeficiencia y simplicidad voluntaria.
  4. Relocalizar: Promover la autosuficiencia local para satisfacer las necesidades disminuyendo el consumo en transporte.
  5. Redistribuir: Con respecto al reparto de la riqueza.
  6. Reducir: Reducir el consumo.
  7. Reutilizar: Alargar el tiempo de vida de los productos.
  8. Reciclar: Evitar el consumo y el despilfarro.

Algo crucial de esta teoría, es que le entrega al norte global y a los países industrializados, la mayor responsabilidad de empezar el decrecimiento. A entender el desarrollo alejado del crecimiento del PIB de forma ilimitada. Busca, a final de cuentas, un equilibrio entre los países históricamente pobres y los ricos, para poder mantener un estilo de vida digno y equilibrado con el medio ambiente.

Pero, a pesar de sus similitudes, no se debe entender la teoría del decrecimeinto con la teoría del desarrollo sostenible. Este último pretende que los países alcancen un modelo de consumo y desarrollo similar al que hoy tienen los países occidentales. Mientras que la teoría del decrecimiento pretende es encontrar un punto a la baja del consumo. Que el equilibrio se encuentre en un menor consumo y “desarrollo” del que tienen los países occidentales.

¿Es posible implementar este modelo de crecimiento?

La principal duda de este modelo económico es su factibilidad, ya que obliga a un consenso global. Sin embargo, la palabra decrecimiento asusta más de lo que en realidad se pide. Según explica Jason Hickel, profesor de la Universidad de Londres, en su artículo “What does degrowth mean? A few points of clarification”, el decrecimiento no es reducir el Producto Interno Bruto, sino “reducir el rendimiento energético y de recursos”.

Claramente, la tarea no será fácil. Menos cuando se tiene que coordinar y comprometer a potencias como China, Estados Unidos, Europa y Rusia para cambiar los estilos de vida de sus habitantes.