fbpx

Colombia: las mentiras que se han creado alrededor de la “paz total” de Gustavo Petro

En LatinAmericanPost hacemos un análisis de algunas ‘fake news’ que giran en redes sociales sobre el proyecto de “paz total” del Gobierno de Gustavo Petro. ¿Habrá impunidad? ¿Se mantendrán las armas?

Gustavo Petro con la paloma de la paz

Foto: TW-petrogustavo

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez

Escucha este artículo


Read in english: Colombia: the Lies that Have Been Created Around the "Total Peace" of Gustavo Petro

“Dejaremos atrás la guerra y entraremos por fin en una era de paz”, es uno de los apartados que aparece en el programa de gobierno que usó el hoy presidente de Colombia, Gustavo Petro, durante su campaña electoral.

De acuerdo con este punto (que era el quinto y último de su plan político), “la paz es un nuevo contrato social para garantizar los derechos fundamentales de la gente, en particular de las víctimas”.

Lee también: Galería: Estos son los ministros de Gustavo Petro 

Sin embargo, en medio del documento oficial de la campaña Petro, hay una palabra muy específica que complementa a la de “paz” y que hoy en día se ha escuchado mucho en medio de los discursos, tanto de Petro como de su gabinete ministerial: “total”; es decir “una paz total”.

“Fortaleceremos las diversas ciudadanías como sujetos sociales y políticos en procura de consolidar una paz total”, es el único fragmento en el que aparecía esta frase, misma que hoy se ha convertido en prácticamente la luz y norte del gobierno Petro en Colombia.

¿Qué es la Paz Total?

Aunque es muy poco lo que se escuchó acerca de esta frase en medio de la campaña, Petro se encargó de mencionarla en varias ocasiones durante su discurso de posesión, el pasado 7 de agosto. Dos de las 21 páginas que leyó el primer mandatario colombiano frente a miles de personas en la Plaza de Bolívar tenían como tema central la necesidad de alcanzar una “paz total” en un país tan golpeado por la guerra como el que hoy preside. “Este es el gobierno de la vida, de la paz y así será recordado”, indicó en esa ocasión.

No obstante, aún es escaso el conocimiento que se tiene sobre este proyecto político y social, con el que Petro pretende eliminar de una vez por todas a los grupos al margen de la ley que actúan hoy en día en Colombia, y disminuir considerablemente los índices de violencia en ese país.

Por supuesto, esta situación ha derivado en varias falsas noticias (o ‘fake news’, en inglés) en relación con la paz total y la forma como el Gobierno quiere buscarla.

Pensando en esto, en LatinAmerican Post haremos un breve recuento de lo que sería la paz total, con base en el propio plan de gobierno de Gustavo Petro y las pinceladas que otros actores del gobierno han trazado sobre este tema. De esta forma, buscaremos también aclarar algunas de las principales mentiras que giran en redes sociales sobre este proyecto político.

“Se negociará la paz con el ELN en medio de la guerra armada”. Mentira.

De acuerdo con el plan de Petro, la idea es crear “las condiciones para avanzar en un diálogo y negociación eficaz con el ELN en el marco de la generación de grandes 50 consensos nacionales y apoyo de la comunidad internacional, que recoja las lecciones aprendidas del Acuerdo Final de Paz con las FARC”.

Ahora bien, en medio de esta noticia, se ha gestado una falsa información después de que el canciller Álvaro Leyva asegurara que lo que se fuese acordando con el ELN se iría implementando en tiempo real, aun con este grupo todavía en armas.

“Con los señores ‘elenos’ en la medida que se vaya acordando, se va aplicando. Por eso los diálogos humanitarios hay que ponerlos inmediatamente en movimiento a partir de esa primera aceptación de ellos que son los diálogos humanitarios ya en el Chocó”, señaló Leyva Durán.

Al escuchar estas palabras, varios opositores aseguraron que la negociación no se podría llevar a cabo, o no al menos en esas condiciones, argumentando que se trataría de un “proceso en medio de la guerra”.

En contraste, el ministro de Defensa, Iván Velásquez, aseguró que aunque el ELN siga levantado en armas durante las negociaciones, esto no significa que la guerra continúe. Es más, en conversación con la revista Cambio, habló de instaurar un cese al fuego bilateral y desistir de toda actividad ilegal por parte de la guerrilla. “Tendría que cesar toda actividad delictiva adelantada por esas organizaciones” para mantener conversaciones de paz, fue lo que expresó Velásquez.

“El Estado será el único culpable de la guerra”. Mentira

Recientemente, se conoció un documento que se pasó ante el Congreso de la República en el que se habla de un “acogimiento a la justicia” que se propondrá a los grupos del multicrimen en Colombia.

Aunque la polémica se ha gestado también por la posible “impunidad” hacia los actores violentos del país, lo cierto es que ha sobresalido una controversia de forma e ideología, al considerar, por parte la oposición, que el acogimiento impondrá un pensamiento radical de que el Estado tiene la culpa total de la guerra.

Para corregir esta equivocación, basta con ir al documento que hoy reside en el parlamento colombiano, en el que, como alega la oposición, sí se habla de la culpabilidad del Estado en la violencia, pero también de la responsabilidad intransferible de los grupos multicrimen en el país:

“El acogimiento está cimentado en principios sociales, jurídicos y políticos (…) donde el sujeto social asume su responsabilidad como infractor al orden jurídico, pero al mismo tiempo el Estado reconoce su culpa en la deuda histórica en torno a la ausencia y la falta de garantías que debió brindarle al sujeto de derecho propiciando en él conductas negativas para trasgredir la norma”.

 “Se legalizará la cocaína”. Mentira.

Por último, hay que mencionar que, aunque Petro ha mencionado en su discurso a la “regulación” como forma de contrarrestar el flagelo del narcotráfico, lo cierto es que dicha legalización no será de las sustancias psicoactivas, sino de las plantas que se usan para su creación.

“Se investigarán los usos benéficos que pueden tener los productos derivados del cannabis y la hoja de coca, impulsando un importante sector productivo que involucre al Estado, el sector privado y las formas cooperativas y comunitarias para la economía nacional e internacional”, explica el plan de gobierno de Petro.