fbpx

Misiones de China a la luna ¿Qué están buscando?

El gigante asiático va a realizar más misiones a la luna ¿qué buscan ahí?

la luna

Foto: Pexels

LatinAmerican Post| Juan Manuel Londoño

Escucha este artículo


Read in english: China's Missions to the Moon What Are They Looking For?

La idea de viajar a un satelíte natural en nuestro sistema solar y descubrir un nuevo recurso parece algo salido de un libro de ciencia ficción, pero hace unos días China lo hizo realidad. 

La superpotencia económica descubrió un nuevo mineral en la superficie lunar. Conocido como Changesite–(Y), es el sexto mineral que ha sido descubierto por la humanidad. El recurso saca su nombre de la diosa de la mitología China de la luna Chang’e. De acuerdo a la agencia de noticias Xinhua “es un tipo de cristal columnar transparente incoloro. Fue descubierto a partir de un análisis de partículas de basalto lunar por un equipo de investigación del Instituto de Investigación de Geología del Uranio de Beijing, un subsidiario de la Corporación Nuclear Nacional de China.”

Lea también: Los Smartphones más caros del mercado en la actualidad

Este mineral contiene el isótopo helio-3, por lo que se especula que podría ser utilizado como una fuente de energía. Más específicamente, podría resultar útil para la creación de energía mediante la fusión nuclear. Las reservas de helio-3 son extremadamente raras en la Tierra, debido a que la atmósfera nos protege de la radicación. Sin embargo, la Luna no tiene este escudo protector, por lo que este material es abundante en ella. Según algunos estimados, la totalidad de este material podría abastecer las reservas energéticas de la Tierra durante los próximos 250 años.

La carrera por los materiales lunares

Debido a la importancia del helio-3 como material, el gobierno Chino ha aprobado tres nuevas misiones a la Luna que se desarrollarán durante las próximas diez décadas. La carrera por obtener recursos útiles que solo se pueden extraer en la luna no es exclusiva de este país y ya se han sumado a esta varias superpotencias mundiales. Por ejemplo, Ia primera sonda lunar India, llamada Chandrayaan-1, fue lanzada el 22 de octubre de 2008, y estaba mapeando la superficie de la Luna en busca de minerales que contienen helio-3. 

Por supuesto, a pesar de que la Luna tiene varios elementos simbólicos de varias naciones, como las banderas de Estados Unidos plantadas por los astronautas del Apolo, ningún país es dueño de ninguna parte de su superficie. Esto hace que la idea de recolectar recursos de su superficie sea controversial e indefinido, por decir lo menos. 

Esto no quiere decir que no haya habido esfuerzos por parte de varias entidades para apropiarse de estos recursos. Por ejemplo, varias compañías privadas incitaron al gobierno estadounidense a firmar el Commercial Space Launch Competitiveness Act of 2015, hace siete años, que le permite a los ciudadanos e industrias estadounidenses "participar en la exploración y explotación comercial de los recursos espaciales". En el 2020, Donald Trump también firmó una orden ejecutiva para apoyar la minería de recursos lunares. 

Lo cierto es que por ahora no podemos decir nada concreto, y lo más probable es que el estado legal de la minería extraterrestre se haga más claro a medida que avanza más la exploración espacial. ¿Será un punto de conflicto entre las superpotencias en el futuro?