fbpx

¿Cárcel, el futuro de los presidentes de Perú?

Las acusaciones por corrupción que el presidente de Perú, Pedro Castillo, cataloga como "golpe de Estado", se suman a las múltiples investigaciones que han tenido los jefes de Estado peruanos.

Alberto Fujimori, Ollanta Humala, Martín Vizcarra

Fotos: Dominio público, Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Prison, the Future of the Presidents of Peru?

La semana pasada, la agitada política peruana vivió un nuevo capítulo: la Fiscalía peruana acusó constitucionalmente al presidente Pedro Castillo. Esta acusación intenta llevar a juicio a un funcionario que posee un fuero especial, lo que le impediría ser llevado a un tribunal por parte de la Fiscalía. Es por esto que la figura de “acusación constitucional” fue la empleada por el ente acusador.

Sin embargo, varios especialistas en derecho advierten que esta jugada por parte de la fiscal Patricia Benavides, cabeza del Ministerio Público, es inválida y podría ser desestimada. Igualmente, esto no quita la nueva crisis política y administrativa que vive el país andino.

Lee también: Elecciones regionales en Perú: un augurio de la salida de Pedro Castillo 

Perú es tal vez la nación con el mayor número de expresidentes encarcelados o investigados en las últimas décadas. Cuesta recordar cuál fue el último jefe de Estado peruano libre de investigaciones o de ser encontrado culpable. Pareciera que la cárcel es un paso obligado posterior al ser presidente peruano.

Esta es la lista y los motivos por los que fueron investigados, acusados y encarcelados los últimos presidentes del Perú:

Alberto Fujimori

Expresidente y dictador de Perú durante la década de los 90´s. Fue acusado y declarado culpable de usurpación de funciones; crímenes de lesa humanidad; peculado doloso por apropiación y falsedad en agravio del Estado; peculado doloso, violación del secreto de las comunicaciones y cohecho activo; y peculado.

Alejandro Toledo

Presidente peruano entre 2001 y 2006. En 2017, fue acusado de recibir dineros en el Caso de Odebrecht (la megaconstructora brasileña acusada de sobornar a gobiernos en Latinoamérica para conseguir contratos). Se pidió orden de captura, pero el político estaba fuera del país y se le declaró prófugo de la justicia peruana. Hoy, está detenido en una prisión estadounidense por la orden de captura expedida en Perú, pero aún no ha sido extraditado.

Alan García

Presidente peruano entre 1985 y 1990; y 2006 y 2011. Luego de su segunda presidencia, fue salpicado por el escándalo de Odebrecht y de recibir megacomisiones. Se le dictó prisión preventiva y en custodia del Estado, cometió suicidio.

Ollanta Humala

Presidente electo en 2011 por el movimiento Gana Perú. Cumplió con su mandato de 5 años sin ningún problema mayor. Sin embargo, luego de su presidencia, fue acusado de haber recibido 3 millones de dólares por parte de la empresa involucrada en corrupción Odebrecht. Según la fiscalía de Perú, Humala le entregó 2 millones a su esposa Nadine Heredia y 1 millón al publicista Valdemir Carreta.

Pedro Pablo Kuczynski

El líder del partido “Peruanos Por el Kambio” fue electo en 2016 por una mínima mayoría sobre Keiko Fujimori en segunda vuelta. Durante su periodo de Gobierno, PPK debió renunciar a su cargo debido a la poca gobernabilidad en el Congreso. Actualmente, está siendo investigado por “lavado de activos”. Al parecer, según la fiscalía, Kuczynski recibió coimas de Odebrecht, mientras era ministro del presidente Toledo.

Igualmente, ha debido cumplir con arresto domiciliario (hasta abril de 2022 que goza de libertad provisional) ante el caso de lavado de activos en el caso de Odebrecht.

Martín Vizcarra

Vizcarra llega al poder siendo la fórmula vicepresidencial de Pedro Pablo Kuczynski. Luego de que el mandatario fuese destituido por Vizcarra, asumió la presidencia como un político independiente. Durante su gobierno, tuvo una relativa estabilidad y el apoyo de una buena parte de la población peruana. Fue destituido por el Congreso, al conocerse que el presidente y su esposa, se habían vacunado contra la COVID-19 cuando no cumplían los requerimientos para ser inmunizados prioritariamente. El caso, que se conoció como “Vacunagate” salpicó a un total de 487 funcionarios del Gobierno peruano, lo que le terminó costando el cargo al mandatario.

Pedro Castillo

El actual presidente afronta, junto a varios familiares y funcionarios cercanos, varias investigaciones por corrupción. Castillo fue electo presidente por el partido Perú Libre. Llegó al poder con apenas el 18.92% en la primera vuelta, y un 50.13% en segunda, menos de un punto porcentual de Keiko Fujimori.

El actual mandatario es acusado de ser el cabecilla de una red criminal de tráfico de influencias y colusión. Igualmente, Patricia Benavides, fiscal del caso, asegura que el presidente también está obstaculizando a la justicia. Este escándalo, también salpica a la hermana del presidente, Gloria Castillo; sus sobrinos Fray Vásquez Castillo y Gian Marco Castillo; su cuñada Yenifer Paredes; y su exsecretario Arnulfo Bruno Pacheco.