fbpx

Las maldiciones del mundial de Catar 2022. ¿Se romperá alguna?

Con la llegada del mundial de la FIFA en Catar 2022, las estadísticas marcan tendencias que maldicen a jugadores o selecciones. ¿Será este el año en que se rompan récords y antirécords?

Karim Benzema y Equipo de fútbol de Francia

Fotos: IG-karimbenzema, IG-equipedefrance

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: The Curses of the Qatar 2022 World Cup. Will Any Be Broken?

El conteo regresivo ya casi llega a 0 y los 4 años y medio que debieron esperar los amantes del fútbol están por terminar. El primer mundial en el Medio Oriente es el escenario para una nueva hoja en el libro de grandes proezas.

Cada fanático tendrá su favorito y esperará una victoria de la selección a la que esté apoyando. No obstante, hay ciertas tendencias que ya parecen maldiciones. ¿Será Catar el lugar perfecto para que se rompa alguno de estos maleficios y alguna selección logre coronarse campeona pese a las tendencias?

También puedes leer: Las 5 selecciones que pueden sorprender en Qatar 2022 

Maldición del Ranking FIFA

Desde 1993, la FIFA publica un listado en el que clasifica a todas las selecciones del mundo. De acuerdo a sus resultados recientes, la máxima instancia del fútbol mundial define el orden de los mejores equipos nacionales. Un dato importante es que ningún equipo que llega al mundial de primero en el ranking se ha podido coronar campeón.

En Estados Unidos `94, Alemania llegaba como favorita y primera en el ranking de la FIFA, el campeón terminó siendo Brasil, la número 3 previo al evento. En Francia 1998, Brasil tan solo consiguió el subcampeonato, y Francia, la anfitriona que llegó 18 al evento, se llevó la corona. 4 años después, los franceses llegaban en el puesto 1 y Brasil (segunda) se coronó en la final contra Alemania (número 11).  En Alemania 2006, Brasil no pudo repetir título, a pesar de ser la favorita según el listado, y la campeona fue Italia, que llegaba en el puesto 13.

Finalmente, Brasil volvía a tener el favoritismo antes del mundial de 2010 en Sudáfrica, pero la campeona fue España en el 2 puesto. En Brasil 2014, la roja era la favorita, pero el título fue de Alemania (2 puesto en el Ranking FIFA). En Rusia, la favorita era Alemania, pero el título fue de Francia, que llegaba como séptima candidata.

Para este año, Brasil lleva el lastre de ser la candidata del Ranking, pero también tiene una nómina y un rendimiento en las eliminatorias sudamericanas que avalan su favoritismo. Pero, romper el maleficio del Ranking FIFA no parece tarea fácil.

La maldición del campeón

Una de las principales maldiciones que nunca se ha podido romper es la del actual campeón. Desde 1962, un campeón del mundo ha podido repetir título de forma consecutiva. El último en conseguirlo fue Brasil, cuando repitió título en 1958 y 1962 en Suecia y Chile.

Sumado a este peso adicional, en los últimos años, el vigente campeón no solo no ha repetido título o llegado a la final, sino que termina defraudando y es eliminado en fase de grupos. Así pasó con Italia en 2010, España en 2014 y Alemania en 2018.

Ahora es el turno de Francia, una selección con nombres de lujo, pero que no ha dado señales de ser confiable. En la última Eurocopa (jugada en 2021 por la pandemia de la COVID-19), Francia solo llegó a octavos de final, quedando eliminada frente a Suiza. A esto, también se le debe sumar su fracaso en la actual Nations League, quedando 3 en su grupo (por detrás de Croacia y Dinamarca, y solo por encima de Austria). Esto le impide defender el título de 2020-2021.

A esto, se le suma las ausencias de Paul Pogba y N'Golo Kanté, dos de los referentes del título en 2018 y figuras claves del equipo.

Balón de Oro

Adicionalmente, Francia también deberá combatir una de las recientes maldiciones: el Balón de Oro vigente se queda sin mundial. Este año, el mejor jugador de la temporada fue Karim Benzema. El delantero del Real Madrid y la selección francesa fue premiado con el trofeo que lo avala como el mejor jugador en la tierra. Su Liga de España y la Champions League lo avalan. Sin embargo, es posible que esto le frustre ser campeón del mundo, a él y a su selección. Normalmente, el ganador del mundial se lleva el Ballon D’Or, pero no al revés, y este año, por calendario y primero se dio el premio individual y luego se juega la Copa Mundo.

Campeón No Europeo

Otro antirécord que acarrean las selecciones sudamericanas (y del resto del mundo) es la seguidilla de títulos europeos. Fue en inicios de este siglo en que la corona la llevaba el último sudamericano: Brasil. Desde entonces, han pasado Italia, España, Alemania y Francia. Además de conseguir 3 de los 4 subcampeonatos desde entonces. Solo Argentina pudo llegar a la plata en 2014 cuando perdió frente a los teutones.

Precisamente, este antirécord es el que quieren romper tanto Brasil como Argentina, las máximas favoritas fuera de la UEFA. Los liderados por Neymar y Lionel Messi (respectivamente), esperan alzar un título esquivo desde hace años o décadas.

Sin embargo, los ánimos y el optimismo están en alza. Brasil se presenta como una selección competitiva y sólida, mientras que Argentina viene motivada luego de ganar la Copa América en 2021, acabando una sequía de casi 20 años, cuando Argentina alzó el título en 1993. Además, muy posiblemente será la última Copa del Mundo de Lionel Messi, y sus oportunidades para darle el 3 título mundial a su país, se agota.

Países bajos

La selección más antirécord es, sin lugar a dudas, Holanda (o Países Bajos). No existe otro país en el mundo que haya llegado a más finales de un mundial sin ganar, ni siquiera uno (Hungría y Checoslovaquia llegaron a 2). En 1974, 1978 y 2010, los holandeses se quedaron ad portas de la gloria eterna, pero Alemania, Argentina y España (respectivamente) les arrebataron la posibilidad de gritar campeones. A esto, se le suma un 4 puesto en el 98 y tercero en 2014.

Esto sucede a pesar de ser una de las selecciones más poderosas en la historia y de quedar en los libros dorados del fútbol con la Naranja Mecánica de los años 70´s, cuando deslumbraba al mundo con el Fútbol Total. Posiblemente, el único equipo que cambió el deporte sin quedar campeón del mundo.