fbpx

La otra cara del Mindfulness: peligros de la meditación

Estudios científicos recomiendan una perspectiva equilibrada sobre la práctica del mindfulness, ya que esta práctica puede generar resultados tanto positivos como negativos.

mujer meditando

Foto: Freepik

LatinAmerican Post | Julieta Gutiérrez

Escucha este artículo


Read in english: The Other Side of Mindfulness: Dangers of Meditation

Es frecuente escuchar que el mindfulness, o la capacidad de tener una atención plena al momento presente, tiene efectos positivos de reducir el estrés, incrementar la autoconciencia y mejorar el bienestar general.

De hecho, según la Sociedad Mindfulness y Salud, una organización argentina que lleva más de 10 años dedicada a la práctica y enseñanza de la meditación, asegura que esta práctica ha ido integrándose a la medicina y psicología de Occidente. De acuerdo a sus criterios, este tipo de atención permite trabajar conscientemente en el dolor, la enfermedad, el estrés y otros desafíos que se presentan en la vida, para lograr recuperar el equilibrio interno y tener una mayor capacidad de compasión y lucidez.

Pero, ¿es esto una verdad absoluta?, o quizás ¿podría llegar a tener efectos desfavorables en la vida cotidiana de algunas personas que lo practican?  

Peligros que puede tener el mindfulness

De acuerdo al Acta Psychiatrica Scandinavica, un foro internacional para la difusión de información que contribuye en el progreso de la ciencia y la práctica de la psiquiatría, han presentado estudios que manifiestan los efectos desafiantes o perjudiciales, abarcando hospitalización y tendencias suicidas en personas que pueden desarrollar una “enfermedad de la meditación”.

Según los resultados que descubrieron en 40 estudios, en la que había un total de 6.703 participantes que realizaron la práctica del Mindfulness o atención plena; concluyeron que los síntomas más frecuentes fueron ansiedad (18 estudios) y depresión (15 estudios). Además, los efectos psiquiátricos desfavorables más comunes en esta práctica, incluyeron señales de delirio (9 estudios), o la reexperimentación del trauma en la que los participantes reviven recuerdos traumáticos. Algo muy asociado a trabajar conscientemente en el dolor o la enfermedad. Pues de acuerdo a sus resultados, llevó a muchos participantes a presentar comportamientos suicidas.

Te recomendamos leer: Productos para el cabello están relacionados con el cáncer de útero

También, informaron que dentro del estudio psicoterapéutico se presentó una evidencia creciente de que el mindfulness, atención plena o tratamiento psicológico puede estar gravemente asociado con el Estrechamiento Anormal (EA). El cual es la reducción del campo de la conciencia por selección sistemática de los contenidos actuales y pasados, donde pueden agregarse discernimientos falsos sobre la realidad con alucinaciones negativas.

Además, otra discrepancia sobre el Mindfulness presentada por la Asociación para la Salud Mental del Niño y el Adolescente (ACAMH), comparte una investigación en la que muestra el fracaso de la atención plena de generar resultados saludables en los jóvenes.

Debido a que uno de los estudios más costosos en la historia de la ciencia de la meditación, en el cual se invirtieron aproximadamente 6,4 millones de euros, se demostró una creciente evidencia de posibles efectos negativos asociados con el Mindfulness. Pues más de 8.000 infantes de 11 a 14 años de edad, fueron examinados en 84 escuelas. Los resultados fueron sorprendentes, debido a que se evidenció que la meditación de atención plena no consiguió mejorar la salud mental de los niños, e inclusive pudo haber presentado un efecto aún más perjudicial en aquellos adolescentes que se encuentran en riesgo de presentar problemas de salud mental.

Sin embargo, cuando los principales centros de investigación que defienden el Mindfulness se percataron que el público general notó los posibles efectos negativos de la meditación, decidieron justificar esta práctica usando la metáfora del ‘modelo de gimnasio de la mente’. Insinuando que los efectos negativos se dan más por realizar de forma inapropiada la práctica de la atención plena, ya que el perjuicio podría ocurrir a causa de un ejercicio físico excesivo o inseguro.

De acuerdo a la Asociación para la Salud Mental del Niño y el Adolescente (ACAMH), estas afirmaciones pueden ser muy peligrosas, ya que el presentar la atención plena como una capacidad cognitiva innata similar a un músculo, en vez de mostrarla como un ejercicio de meditación que se desarrolló para producir estados mentales no muy normales, los cuales pueden llegar a causar experiencias dañinas y desafiantes, no solo es un argumento científico históricamente infundado sino un razonamiento éticamente incorrecto.

Todo eso lleva a concluir que aunque el Mindfulness tiene efectos positivos en la salud, no hay que descartar sus consecuencias contraproducentes o tomarlo como una práctica que es capaz de curarlo todo. Es preciso recordar que existen condiciones que precisan de una atención profesional y que no existe una solución genérica para atender a todas las personas, cada paciente tiene unas necesidades particulares.