Primer Ministro de Haití: “El gobierno condena firmemente los actos de violencia y vandalismo"

Una controversial medida provocó fuertes protestas que continúan a pesar de que la medida ya fue revocada

Primer Ministro de Haití: “El gobierno condena firmemente los actos de violencia y vandalismo"

Desde el pasado 6 de julio, estallaron en Haití protestas en contra del aumento de los combustibles. A pesar de que el presidente, Jovenel Moïse, en un mensaje televisado se retractó las protestas continúan. Hasta el momento, se han contabilizado 3 muertos; sin embargo, para la policía nacional no es posible decir si estos son consecuencia de las protestas. Ha habido saqueos a comercios y quema de vehículos. El panorama por el alza recuerdas las protestas en México, durante el mes de enero, cuando también se incrementó el precio de los combustibles en ese país.

Read in english: Prime Minister of Haiti: "The government strongly condemns acts of violence and vandalism"

De acuerdo con Reuters, los ministerios de Comercio y Economía dieron a conocer al público que los aumentos a los combustibles entrarían en efecto a partir de la medianoche. No obstante, las protestas explotaron tan pronto se dio a conocer la medida. Los ajustes de precio incluían un alza de 40% para la gasolina, de 47% para el diésel y un 51% para el queroseno (utilizado por la población como sustituto a la electricidad, la cual no tiene cobertura en todo el país). Según explicó AP, estos ajustes provenían de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, con el fin de incrementar el recaudo gubernamental.

"El gobierno condena firmemente los actos de violencia y vandalismo perpetrados luego del anuncio del ajuste de los precios de los productos petroleros", señaló el primer ministro Jack Guy Lafontant. Las declaraciones se produjeron durante una rueda de prensa el sábado 7 de julio en la mañana, en la cual se empezaba a estudiar la revocación de la medida. Ya para el sábado en la noche, en un mensaje televisado, el presidente del país, Jovenel Moise, anunció que el incremento fue cancelado. Sin embargo, las protestan aún continúan. Sindicatos de transportistas convocaron a una huelga general para los días 9 y 10 de julio, según AFP. 

El director de la policía nacional, Michel-Ange Gedeon, suplicó urgentemente por la calma durante la rueda de prensa de lunes. El director mencionó que ha habido 3 muertos, pero que es difícil determinar si fueron consecuencias de las protestas, ya que los cuerpos fueron hallados en un suburbio de Puerto Príncipe, la capital del país. “Entendemos su derecho a protestar. Pero no entendemos la violencia”, afirmó Gedeon, al dar un balance sobre dos estaciones de policía incendiadas y vehículos quemados.

El incremento de la gasolina también enfurece a países petroleros

Las protestas que se llevan a cabo en Haití recuerdan la situación vivida en enero de 2017, cuando hubo un incremento considerable en los combustibles en México. Antes de llegar a la presidencia, según el plan de gobierno, Enrique Peña Nieto mostraba la reforma energética que pretendía llevar a cabo. Con ésta proponía “modificar la estructura en tema de hidrocarburos para hacer su venta más competitiva y reducir los precios al usuario casero”.

Lea también: Protestas en Haití: una historia de años

A pesar de que la propuesta se pretendía llevar a cabo para el año 2018, el 26 de octubre de 2016 el Congreso mexicano aprobó la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2017, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 15 de noviembre de 2016. Dicha ley contiene los nuevos Impuestos Especiales Sobre Producción y Servicios (IEPS) con los cuales el gobierno grava con tasas elevadas la gasolina y el diésel.

Para diciembre de 2016 se anunció el aumento en el precio de los combustibles que entrarían en vigor el primero de enero de 2017. El incremento era del 20%, y a partir del 18 de febrero de 2017, se liberaría el precio. Las protestas no se hicieron esperar y decenas de negocios fueron saqueados. De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), unas 200 personas fueron detenidas a lo largo del país.

Para Peña Nieto, durante su alocución presidencial respecto al tema, era comprensible “el enojo y la molestia (…) pero de no hacerlo los efectos sería más dolosos con consecuencias más graves para el diario vivir.” Luis Miguel Labardini, analista del sector energético de la consultora Marcos & Asociados, argumenta que lo vivido en México se debe a la desinformación general. “Desde el principio se habló que el plan era liberalizar el precio de la gasolina, y eso significa que el precio empezaría a fluctuar según lo haga el precio del crudo.”

Con la entrada en vigor de la reforma propuesta por Peña Nieto, nuevas empresas han podido llegar a México para quitarle el monopolio a PEMEX. Las protestas se alargaron durante todo el mes de enero, pero la medida no fue revocada.

Comparado con el caso de Haití, el analista Alejandro Schtulmann, presidente de la consultora Emerging Markets Political Risk Analysis, menciona que “el incremento de combustibles afecta el bolsillo de manera directa cotidianamente, el incremento afecta el nivel de ingreso, en Haití, el combustible que se iba a gravar implicaba también el consumo para las actividades cotidiana, ya que no cuentan con suficiente cobertura eléctrica, el golpe al consumidor final iba a ser estrepitoso. En México, aunque no hay salarios muy altos, la situación es mejor económicamente hablando.” Para Schtulmann, es necesario recordar que Haití no es un país productor de petróleo, por lo cual hay que asumir que el precio del combustible ya es elevado por la importación.

 

LatinAmerican Post | Carlos Eduardo Gómez Avella
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…