Colombia: el Museo Nacional se devuelve a la fundación del país

La exposición ‘El museo en el museo’ teje dos historias: la del periodo de transición del siglo XIX al XX y la del Museo del siglo XIX 

Colombia: el Museo Nacional se devuelve a la fundación del país

Del 13 de abril al 24 de junio, en el Museo Nacional de Colombia, podrás disfrutar de una parte de la colección del Museo del Siglo XIX en la exposición: El Museo en el Museo, y con esta el Museo Nacional desempolva años de historia. 

Entrevistamos a Samuel León Iglesias, uno de los curadores de la exposición, y esto fue lo que nos contó : 

¿Qué sucesos sociales o culturales fueron claves para darle forma al siglo XIX colombiano?

El siglo XIX colombiano es un periodo en el que se empieza a pensar un proyecto de nación a raíz de los eventos de independencia, inspirados en los ideales de la revolución francesa. A lo largo de ese siglo empiezan a gestarse proyectos políticos que van oscilando de lo liberal a lo conservador y viceversa, que tratan de darle forma a una nación con un proyecto claro. 

¿Que nos pueden decir los objetos y obras que constituyen la exposición ‘El Museo en el Museo’ sobre la nación del siglo XIX?

Estos objetos básicamente están hablando de un fenómeno que ocurre en este periodo (1880 a 1930), y es esa búsqueda de ideales y referentes para crear nación e identidad nacional.  Unas elites incipientes buscan darle una imagen específica al país, empiezan a viajar a Europa y Estados Unidos buscando referentes que les permitan hacer de Colombia el concepto de las naciones civilizadas de ese momento. 

¿Cuál es el mensaje que desea comunicar la exposición ‘El Museo en el Museo’ a la audiencia?

El mensaje es que el Museo del siglo XIX sigue vivo, sus colecciones siguen siendo investigadas, y contribuyen a este tipo de exposiciones para con el público, aunque no tiene sede permanente definida en este momento. El segundo mensaje es que debemos pensar en las colecciones del Museo del siglo XIX de una manera que rompa un poco la narración a la que venía anclada estos objetos, contar como transcurría la vida cotidiana de las elites en la Bogotá decimonónica, pero trascender un poco más esta narrativa. 

El Museo del Siglo XIX posee una colección de cerca de 2500 piezas, en este momento ¿Dónde se encuentran todas estas piezas de la historia nacional?

El grueso de la colección esta en unas reservas que son alquiladas al Museo Nacional por parte del Archivo General de la Nación. El Museo Nacional de Colombia por mandato del Ministerio de Cultura  está a cargo de conservar,  investigar,  catalogar y hacer todos los procesos que un museo normalmente desarrollaría con esta colección.

Han pasado algunos años desde el cierre temporal del Museo del siglo XIX y este aún no tiene nueva sede. ¿Cuál es el futuro del Museo del siglo XIX después de esta exposición?

El Ministerio ha definido como sede para el Museo del siglo XIX la casa natal de Rafael Pombo. Una vez que el Ministerio de Cultura termine el proyecto de la Manzana Cultural del Teatro Colón, seguirá con la adecuación de esta casa para que albergue el Museo del siglo XIX.

La exposición está organizada en 4 partes: Desear ser, Trabajar para tener, Tener para ser y Ser o no ser ¿Que los llevó a estructurarla de esta manera?

El hecho de encontrar una afinidad entre las dos historias grandes que queríamos contar, por una parte la historia del Museo del siglo XIX y por otro lado la historia de esos primeros hechos que buscaban darle una forma a la identidad nacional. Son dos historias que parecen distintas, pero tienen en común el deseo de ser. En el caso de la historia del Museo del siglo XIX, desear ser museo  y en el periodo de 1880 y 1930 desear ser nación. Empieza una labor de trabajo con los matices que esto pueda conllevar, surgiendo la segunda parte de la exposición llamada Trabajar para tener, se trataba de tener una colección, tener unos conocimientos sobre la época específicos y tener una manera de divulgarlos a través de las publicaciones.

Luego vino la tercera parte Tener para ser. Tener un museo lleno de objetos que contaban las historias de las elites en la dimensión de lo público, refiriendose a los lugares de ocio que las gentes empezaron a traer para poder exhibir lo que tenían. Por otro lado el aspecto de lo privado, que abarca la redistribución de los espacios de habitación en la casa y que marca la individualización de las personas al interior del hogar. Todo eso nos lleva al último capítulo que es Ser o no ser, en él se muestra como las elites incipientes generaron estrategias de diferenciación social, dando un lugar muy limitado dentro de la ciudad a aquellos que pertenecen a las clases populares. Pero en esta exposición los menos favorecidos tienen un lugar, ya que también tuvieron acciones a realizar en los procesos de transformación de la nación. 

Por último ¿Por qué los ciudadanos deberían visitar la exposición? 

Porque se narran dos historias que son muy importantes para recordar: La historia del Museo del siglo XIX y cómo todo el trabajo que desarrolló durante más de 30 años, es hoy referente para estudiar el siglo XIX y la historia del arte colombiano. Y por otro lado está el propósito de contar un pedacito de nuestra historia, que muestra los intereses y las intenciones de darle identidad de nación civilizada al país. 

 

Latin American Post | Maria Fernanda Castillo Moreno

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…