Conoce cómo ser más activo en las mañanas si no te gusta madrugar

Estos prácticos consejos te ayudarán a iniciar el día con toda la energía

Conoce cómo ser más activo en las mañanas si no te gusta madrugar

Madrugar cada mañana siempre será un calvario, peor aún si acostumbras a quedarte hasta largas horas de la noche en el celular o en alguna otra actividad. Cuando no has cumplido con las horas de sueño adecuadas, tu organismo no funciona correctamente y por más café que tomes la sensación de fatiga no desaparece.

Read in english: How to be more active in the mornings if you do not like to get up early

Si cualquier trabajo o tarea te resultan casi imposibles de realizar en la mañana y hasta la tarde la energía regresa a tu cuerpo y te mantiene despierto casi toda la noche sigue leyendo. Este círculo vicioso que afecta tu desempeño puede ser modificado con simples actividades.

De acuerdo con el libro Mil y un remedios para la salud del doctor André Lemaire este tipo de alteraciones en tu rutina son ocasionadas por las glándulas suprarrenales. Son ellas las responsables de la pereza que te invade en las mañanas y la vigorosidad que sientes a las 10 de la noche.

Estas glándulas segregan hormonas como el cortisol y la aldosterona, bajo un horario estricto que tu organismo ha establecido.  Por ejemplo, según Lemaire, para las personas que se duermen temprano y se levantan siempre temprano las suprarrenales trabajan en la mañana. Su actividad disminuye poco a poco durante el día y en la noche ya ha cesado, lo que permite conciliar el sueño.

Lea también: 10 consejos para aumentar tus niveles de energía

Para modificar el horario de tus suprarrenales y tener energía desde temprano sigue estos pasos:

1. Antes de desayunar, toma una cucharada sopera de jarabe de grosella

Este fruto es rico en potasio, proteínas, calcio, magnesio, vitaminas A y C. La grosella, según Lemaire, funciona como un estimulante para las glándulas suprarrenales y las obliga a ponerse activas con mayor rapidez.

2. Toma un desayuno rico en proteínas

Lo recomendado es una taza de té o café, dos huevos o carnes frías, y pan con miel o mantequilla. Es importante alimentarte bien desde la mañana. La proteína es fundamental para que estés recargado de energía desde temprano.

3. Dúchate con bastante agua tibia

A un guante o esponja exfoliante agrégale unas gotas de agua o aceite de lavanda y fricciona tu cuerpo. Puedes empezar por los pies y darte un masaje prolongado en la nuca. En la zona del corazón aplica un movimiento circulatorio de izquierda a derecha y en el vientre realiza masajes en sentido contrario.

4. Realiza breves ejercicios

Te tomará sólo cuatro minutos, pero tu cuerpo quedará con mucha más energía. Empieza por realizar 20 flexiones. Con las piernas rectas, intenta tocar la punta de los pies sin doblar las rodillas, flexionando el tronco.

Realiza molinetes con los brazos, 20 veces hacia delante y otros 20 hacia atrás.

Pedalea en el aire 40 veces. Con el cuerpo recostado en el suelo o una superficie plana, las manos cruzadas bajo la nuca y las piernas levantadas. En esa misma posición eleva las piernas y déjalas caer sin que toquen el suelo en 10 ocasiones.

5. Respira profundamente

Frente a una ventana abierta, de pie y con los brazos hacia atrás, toma aire. Contenlo por 30 segundos y expúlsalo por la boca. Permanece sin respirar otros 30 segundos y repite nuevamente.

Esta respiración controlada estimula las glándulas suprarrenales y enriquece la sangre en oxígeno.

Recuerda que si deseas modificar tu rutina debes ser constante y despertar con el tiempo suficiente para cumplir con todos los pasos.

 

LatinAmerican Post | Grecia Argel
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…