¿Lo sorprende? Los startups de mujeres reciben menos inversión, pero son más exitosos

Los startups fundados por mujeres reciben menos del 50% de la inversión que reciben los que son fundados por hombres, pero logran ganancias 10% mayores

¿Lo sorprende? Los startups de mujeres reciben menos inversión, pero son más exitosos

A inicios de junio de 2018, Boston Consoulting Group y MassChallenge publicaron un estudio que revela que, partiendo del estudio de 350 compañías, startups fundadas o co-fundadas por mujeres reciben en promedio US$935.000 de inversión. Esta cifra contrasta fuertemente con los US$2.12 millones de inversión que reciben los startups fundados por hombres. Con base en estos resultados, los autores de la investigación no solo afirman que la brecha de inversión es algo real, sino aceptan que esta es mucho mayor de lo que inicialmente pensaron que podría ser.

Read in english: Does it surprise you? Women's startups receive less investment, but are more successful

La investigación de la consultora BCG y la ONG MassChallenge identificó tres factores que han contribuido a la disparidad entre la inversión a startups fundadas o co-fundadas por mujeres y la inversión a startups fundadas por hombres:

En primer lugar, el estudio sugiere que las presentaciones de productos llevadas a cabo por mujeres suelen afrontar prejuicios por parte de los posibles inversionistas, quienes asumen que las mujeres no tienen manejo sobre el lenguaje técnico relevante. Esto va de la mano con la resistencia de las mujeres a responder a críticas defendiendo su posición.

Según la investigación, la mayoría de mujeres tienden aceptar sin más las críticas planteadas a sus presentaciones, tomándolas como retroalimentación legítima. En cambio, los hombres tienden a responder a las críticas planteadas. De acuerdo con el reporte, un inversionista comentó que en la mayoría de situaciones en que se critica algún aspecto de la presentación o del producto del startup fundado por algún hombre, este tiende a responder afirmando por qué su posición es la correcta.

Lee también: Conozca cinco “elefantes blancos” latinoamericanos

En segundo lugar, BCG y MassChallenge encuentran que los hombres tienden a exagerar en sus presentaciones más que las mujeres, quienes son más conservadoras en las proyecciones que presentan a los inversionistas. En este sentido, a primera vista, las presentaciones hechas por un hombre pueden parecer más prometedoras que las hechas por una mujer.

En tercer lugar, la investigación sugiere que los productos ofrecidos por las mujeres suelen tener que ver más con experiencias personales con las cuales los hombres no están del todo familiarizados, lo cual genera lejanía entre el inversor y la fundadora del startup. Es necesario ver esta cuestión desde una perspectiva más amplia, pues de acuerdo con Crunchbase, que investigan la inversión hecha por firmas de capital riesgo, un 92% de los socios de las mayores firmas en Estados Unidos que se dedican a invertir en startups son hombres.

El contraste entre la inversión y las ganancias

A pesar de la preocupante diferencia de inversión a startups, BCG y MassChallenge también reportan que los proyectos fundados o co-fundados por mujeres tienden a generar más ingresos que los que son fundados exclusivamente por hombres.

La investigación mostró que tras un periodo de cinco años, los startups liderados por mujeres generaron un promedio de US$730.000 contra un promedio de US$662.000 de ganancias generadas por startups liderados exclusivamente por hombres. Esto significa que los proyectos de las mujeres producen un 10% de ganancias por encima de los de los hombres. Además, que por cada dólar invertido, los startups liderados por mujeres producen 78 centavos, lo cual contrasta fuertemente por los 31 centavos producidos por los startups liderados exclusivamente por hombres.

De acuerdo con estas cifras, BCG y MassChallenge concluyen y recomiendan a firmas de capital riesgo y a otros inversionistas tener más conciencia sobre los prejuicios presentes en los procesos de toma de decisiones a propósito de la inversión en startups. Dado que los inversionistas son quienes tienen más capacidad de generar un cambio en el sistema actual, los investigadores recomiendan buscar e invertir en proyectos con proyecciones más realistas, lo cual iría un poco en contra de su estrategia actual: invertir en un buen número de startups prometedores, estando dispuestos a perder algo de dinero en la mayoría, pero teniendo la posibilidad de obtener grandes ganancias de uno o dos de los proyectos en los que se invirtió dinero.

Una segunda recomendación hecha, la cual los investigadores consideran que es la más importante, es empezar a traer más mujeres a las firmas de capital riesgo y a grupos inversionistas, lo cual afirman que podría ampliar el punto de vista de estas firmas y estos grupos, lo cual a futuro podría significar más ganancias.

En la actualidad, la brecha económica entre mujeres y hombres está bien documentada, al menos en lo que respecta a cuánto ganan en trabajos de tiempo completo. De acuerdo con un estudio del National Partnership for Women & Families publicado en abril de 2018, por cada dólar que gana un hombre en Estados Unidos, una mujer gana 80 centavos. En promedio, un hombre con un trabajo de tiempo completo gana anualmente US$51,640, mientras que una mujer gana US$41,554, lo cual significa que hay una brecha de US$10,086 anuales entre lo que ganan mujeres y hombres en Estados Unidos.

 

LatinAmerican Post | Juan Diego Bogotá
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…