Updated 2 months ago

Drones medirán la contaminación del aire en Perú

En Perú utilizarán drones para medir la contaminación del aire. El proyecto Qaira (Quality Air Automation) busca usar los drones como una alternativa más efectiva y económica a las estaciones estáticas.

Los drones pueden hacer mediciones más precisas, pueden volar por áreas de difícil acceso y analizar la calidad del aire de manera automática. Además, pueden funcionar en regiones a más de 5,200 metros sobre el nivel del mar y hacer las mediciones de manera más rápida. Asimismo, con la información recolectada se pueden crear mapas de polución y hacer predicciones y tomar medidas preventivas para la salud.

En los meses de febrero y marzo el equipo de Qaira liderado por Mónica Abarca, ingeniera mecatrónica y cofundadora de la empresa, monitorearán la ciudad de La Oroya. Esta ciudad en la Amazonía peruana en la región de Madre de Dios es considerada como una de las más contaminadas del mundo por actividades mineras en área.

Esta medición será posible gracias a un fondo de robótica del Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (IEEE), una de las organizaciones profesionales técnicas más grandes del mundo dedicada a la tecnología para el beneficio de la humanidad.

En esta región utilizarán dos drones y esperan recolectar datos sobre la presencia de substancias nocivas para el sistema respiratorio y cardiaco de los seres humanos como dióxido de carbono, monóxido d carbono, dióxido de nitrógeno, entre otras.

Luego de las mediciones en La Oroya el equipo de Qaira espera que el gobierno peruano implemente este método de medición en todo el territorio nacional. Además, podría ser utilizado en otras industrias como la petrolífera, agrícola o de explotación forestal.

Sin embargo, Mariano Castro, ex viceministro de Gestión Ambiental del Ministerio de Ambiente Peruano dice que, aunque el proyecto es muy bueno e interesante debería estandarizar los límites de calidad del aire con la legislación nacional. Asimismo, mencionó que agencias gubernamentales como la SERNANP ya usa drones para el monitoreo de áreas reservadas y zonas arqueológicas.

Qaira comenzó como la tesis de grado de Abarca en la Pontificia Universidad Católica de Perú (PUCP). En una entrevista con Mongabay Latam, Abarca comentó que vio en los drones, “un mayor significado e impacto social en su uso para medir la calidad del aire.”

“Los drones son más baratos que establecer, como se hace actualmente, una estación o caseta en un área determinada que cuesta hasta 300 000 dólares para su implementación, a esto súmale el costo adicional del mantenimiento anual. Con los drones solo se invierte entre un 20 % a 30 % de ese monto.”

El equipo sigue buscando financiación para mantener el proyecto en marcha.

“Estamos buscando inversiones porque salir a medir con los equipos es costoso, además nos proyectamos a hacer un mapa completo de la contaminación en el Perú con el uso de drones. Debemos aprovechar esta época de la irrupción de la tecnología. No esperemos que Lima u otra ciudad del país deba llegar a los niveles alarmantes de contaminación de aire que tienen Beijing o Santiago de Chile para recién empezar a trabajar.”

 

LatinAmerican Post