fbpx

Los millonarios ven a Portugal con otros ojos

El país luso se ha convertido en uno de los lugares favoritos para las grandes fortunas

Los millonarios ven a Portugal con otros ojos 

“Lisboa es única por su localización, clima e historia, además de su incomparable calidad de vida y su seguridad, aquí mis hijos pueden moverse libremente por las calles”. Así define Andrea Schultz a la capital portuguesa, esta alta ejecutiva dejó su Brasil natal y se trasladó con su familia a Lisboa, donde lleva residiendo desde 2014, en 2019 espera recibir la ciudadanía portuguesa y, por ende, el pasaporte y los beneficios de ser nacional de un miembro de la Unión Europea.

La facilidad para conseguir la residencia o visado dorado, es el principal incentivo que muchos millonarios están aprovechando para establecerse en el país ibérico. Si se es ciudadano no comunitario, y se inicia una actividad empresarial con al menos un millón de euros de inversión, automáticamente se concede este permiso. También se puede conseguir a través de finca raíz, invirtiendo a partir de 350.000 euros en zonas de rehabilitación urbana o 500.000 euros en el resto.

Se calcula que en los últimos 5 años, aproximadamente 40.000 brasileños han obtenido la residencia a través de estas inversiones y las grandes inmobiliarias portuguesas cada vez tienen más presencia en ferias del sector en São Paulo o Rio Janeiro, conscientes del potencial que suponen las grandes fortunas del gigante suramericano.

Como era de esperar, el precio del metro cuadrado de las zonas más cotizadas de la capital lusa se ha disparado, llegando a alcanzar los 8.000 euros, sin embargo, sigue siendo un precio muy asequible si se compara con París o Londres, donde se sitúa en los 17.000 y 27.000 euros respectivamente.

Estos “precios bajos”, no están atrayendo solamente a grandes fortunas anónimas de Brasil, China o Turquía, famosos de talla mundial ya se dejaron seducir por los encantos de Portugal: Monica Belluci, John Malkovich, Éric Cantona o Christian Louboutin son algunos de los ilustres vecinos que se dejan ver por las calles de Lisboa u Oporto, se comenta que la cantante Madonna podría ser la siguiente huésped del país.

Miami, otrora meca de ricos y famosos de todo el mundo, parece que pierde fuerza con el paso de los años, y el país luso ya se muestra como un fuerte receptor de su población acomodada económicamente. El perfil bajo de esta nación europea hace que sea un lugar tranquilo y discreto, aspectos muy valorados por las celebridades, si a eso se le suma el buen clima y una rica gastronomía, hacen de este lugar el nuevo paraíso de la ‘jet-set’.

Portugal, país que tuvo que ser rescatado para no caer en la quiebra durante la crisis económica que estalló en 2008, ha sabido reinventarse a golpe de atraer millonarios que adquieran propiedades en los barrios históricos. Esta política, que también se está viendo en otros países europeos, está creando un concepto llamado ‘gentrificación’, que consiste en que los altos precios de la vivienda de estas zonas antiguas es solo asumible por turistas temporales y grandes inversores, desplazando a los habitantes originales, que no pueden hacer frente a esos elevados costos.

Este fenómeno está siendo fuertemente criticado por muchos sectores de las ciudades donde se está presentando, ya que temen una nueva burbuja inmobiliaria, además de que los barrios afectados pierden su esencia a causa del turismo masivo, afectando a los negocios tradicionales en  favor de las grandes cadenas multinacionales.

 

Latin American Post  | José María González

Copy edited by Carlos Eduardo Gómez Avella

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…