fbpx

Los cinco lugares más terroríficos de Bogotá

Si desea arriesgarse, aquí estan los lugares más tenebrosos de la capital colombiana que puede visitar para conocer sus historias

Los cinco lugares más terroríficos de Bogotá

Esta es una lista del lugar menos al más terrorífico

5 Palo del ahorcado

Ubicado en la parte de arriba del barrio Potosí de la localidad de Ciudad Bolívar, la primera leyenda sobre el Palo del Ahorcado, y a la que le debe su nombre, data de 1938, tiempo en el que los primeros pobladores de Ciudad Bolívar apenas conocían la montaña y veían con extrañeza a este eucalipto. Los antiguos habitantes afirmaban que la primera ahorcada fue una mujer, Ernestina, quien le quitó el marido a su comadre y vivió con él, a pesar de la excomunión de la iglesia.

Un día este hombre decidió salir a desaguar y nunca regresó a su casa, al ver que su esposo no llegaba, Ernestina tomó la decisión de salir a buscarlo y lo encontró muerto, con varios rasguños de prosedencia desconocida, hecho que atribuían con el diablo. Debido a esto, la mujer se desesperó tanto que tomo la decisión de colgarse en el árbol. Antiguos pobladores hablan de algunos ruidos y de tres luces que aparecían al lado del palo, que según ellos simbolizaban a los dos compadres y a Ernestina que se interpuso en su camino.

4 Restaurante La Bruja

Esta casa colonial está ubicada en el barrio La Candelaria y la construcción antigua sirvió como calabozos, en los que constantemente el agua daba a los tobillos de los presos. Cuenta la historia que una señora que buscaba su hijo desaparecido llegó a los calabozos donde encontraría el amor entre los guardias. Ella les leía el tarot e influyó en apariciones y espantos que se presentan desde esa época, de allí que fuera conocida como ‘La Bruja’. Empleados y visitantes del lugar aseguran que un fantasma ronda constantemente la cocina cambiándoles de lugar las cosas y en algunas ocasiones, reciben palmadas en la espalda.

Lea También: BOGOTÁ: UN GUSTO PARA EL PALADAR

3 La Mansión del duende

Popular por sus comidas y fiestas, este restaurante se encuentra ubicado en el barrio La Candelaria, en el centro de la ciudad. Cuenta con grandes historias paranormales, las cuales se remontan al siglo VIII. Una de las historias más populares de este lugar es la de una joven madre, la cual vivió allí y fue juzgada por quedar en embarazo mientras estuvo soltera.

Durante esta época, las mujeres que se encontraban en este estado y estaban solteras, eran llevadas a juicio, donde eran asesinadas en la Calle del Divorcio. Así que la joven madre decidió esconderse en su vivienda para poder tener a su hijo y escaparse de la muerte. Cuando su hijo nació ella decidió lanzarlo a un pozo donde aparentemente estuvo por mucho tiempo. Actualmente, el fantasma que ronda este restaurante es la del niño travieso y juguetón llamado Baltazar en forma de duende y es quien se ha convertido en el guardián de esta casa, dejando su huella por donde pasa.

2 Hospital San Juan de Dios

Esta edificación está ubicada en la Cra 10 con calle 1 y fue fundada en 1723 y clausurado en el año 2001, aunque actualmente se encuentra parcialmente abierto. Las energías paranormales se hacen presentes y para muchos es considerado escalofriante por su arquitectura abandonada y sus múltiples historias sobre fenómenos sobrenaturales, espíritus que allí perecieron: como el fantasma de una monja que entrega medicina a los pacientes, mientras las enfermeras extrañamente permanecían en un sueño profundo.

1 Cementerio Central

En este campo santo, el sitio más tenebroso es ‘El Caracol’, un lugar con una escalera metálica que da el ingreso a un cuarto bajo tierra, en el que están restos de personas desde hace muchos años. Las energías paranormales presentes no se deben a la cantidad de muertos sepultados, sino a los que por muchos años escogieron este sitio para suicidarse o traer a sus víctimas, para violarlas y asesinarlas.

 

Latin American Post | Daniela Córdoba
Copy edited by Laura Rocha Rueda

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…