fbpx

Ballenas y tiburones: víctimas del microplástico

Un estudio reveló que estos animales que filtran el agua para alimentarse se están viendo afectados por pequeñas partículas de plástico

Ballenas y tiburones: víctimas del microplástico

La ballena jorobada o el tiburón peregrino tienen un método de alimentación muy similar. Ambas especies absorben grandes cantidades de agua y luego la filtran para poder obtener el plancton. Entonces, para poder alimentarse deben tragar cientos de miles de metros cúbicos de agua por día. Sin embargo, de acuerdo con un reciente estudio de la revista Trends in Ecology & Evolution, estas especies están ingiriendo grandes cantidades de microplástico. Debido a su forma de alimentarse, tanto la ballena jorobada, como el tiburón peregrino está tragando el plástico del agua y lo intenta filtrar. Al filtrarlo, este plástico estaría intoxicando a los animales.

La profesora María Cristina Fossi, de la universidad de Siena en Italia, aseguró para el diario británico The Independent que "nuestros estudios en tiburones ballenas en el mar de Cortéz y de la ballena de aleta en el mar Mediterráneo confirmaron la exposición a químicos tóxicos, indicando que estos filtradores están tragando microplástico". Este microplástico se refiere a pequeñas piezas de plástico que miden menos de 5 milímetros y que se encuentran en casi todo el océano. Estas provienen principalmente de microesferas que se añaden a productos de salud y de belleza o de la descomposición de plásticos más grandes.

Elitza Germaniov, investigadora de la Fundación de Megafauna Marina y coautora del estudio, aseguró que "a pesar de las investigaciones sobre microplásticos en el medio ambiente marino, hay muy pocos estudios que examinan los efectos de los grandes filtradores (algunas ballenas y tiburones). Aún estamos intentando entender la magnitud de este problema. Aún no es claro del potencial de daño que tiene el microplástico en la reducción del número de especies marinas, muchas de las cuales son de larga vida y tiene pocas crías a lo largo de sus vidas".

Estas micropartículas de plástico son una de las principales fuentes de contaminación que están afectando los mares y la fauna marina

Según el estudio, el microplástico puede contener substancias tóxicas que pueden acumularse dentro de los animales y les evita poder absorber correctamente los nutrientes que necesitan. Estas micropartículas de plástico son una de las principales fuentes de contaminación que están afectando los mares y la fauna marina. Recientemente se han evidenciado islas de plástico en Latinoamérica, las cuales también son un gran enemigo de las tortugas marinas, quienes suelen ingerir estos elementos.

"Exponerse a estas toxinas asociadas al plástico puede ser una gran amenaza a la salud de estos animales ya que puede alterar sus hormonas, que regulan el crecimiento, desarrollo , metabolismo y funciones reproductivas, entre otras", aseguró la profesora Fossi. El estudio examinó los cuerpos de ballenas encalladas en las playas y encontraron grandes cantidades de plástico en sus agallas, pero el daño ocasionado por las pequeñas partículas es mucho menos obvio, pero con unas consecuencias similares.

*Según la ONU, cada año más de 8 millones de toneladas de plástico llegan al mar*

El problema no parece tener una solución pronta. Las Naciones Unidas revelaron un estudio en abril del 2017, que reveló que cada año más de 8 millones de toneladas de plástico llegan al mar. La ONU también advierten que si el uso del plástico continúa, en el océano habrá más plástico que peces en el 2050.

 

Latin American Post | Santiago Gómez Hernández

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…