fbpx

¿Por qué deportaron a Andrés Pastrana y Jorge Quiroga de Cuba?

Los expresidentes de Colombia y Bolivia fueron expulsados de la isla cuando iban a recoger el Premio Payá

¿Por qué deportaron a Andrés Pastrana y Jorge Quiroga de Cuba?

Cuba suma un nuevo capítulo a su extensa polémica diplomática. Andrés Pastrana y Jorge Quiroga, expresidentes de Colombia y Bolivia respectivamente, no pudieron ir más allá del aeropuerto a su llegada a La Habana, a donde se habían desplazado para recibir el Premio Payá, un galardón otorgado por la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, la cual está encabezada por la joven cubana Rosa María Payá, hija del líder opositor Oswaldo Payá, quien murió en 2012 en un accidente de tráfico y cuya familia culpa al régimen cubano del mismo.

Los dos exmandatarios iban a recoger el premio como representantes de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), que aglutina a 37 expresidentes de Gobierno de más de una docena de países, entre los que destacan José María Aznar y Felipe González de España; Vicente Fox y Felipe Calderón de México; Sebastián Piñera de Chile o Belisario Betancourt, Cesar Gaviria, Álvaro Uribe y el propio Pastrana por parte de Colombia.

La entrega de este galardón se ha convertido en una carrera de obstáculos para sus organizadores, pues el caso de Pastrana y Quiroga es solo uno más en los incidentes diplomáticos que ha tenido el país caribeño con personalidades integrantes de la IDEA.

En 2017, Luis Almagro, secretario general de la Organización Estados Americanos (OEA), también fue deportado de Cuba cuando iba a recoger este reconocimiento. Cuba no le concedió la visa que necesitaba para ingresar al país. Poco importó que Almagro tenga pasaportes diplomáticos tanto de la OEA como de su país natal, Uruguay, el gobierno de Raúl Castro (quien tiene previsto dejar el poder el próximo 19 de abril) ya le comunicó que nunca podrá entrar a Cuba. Además del máximo responsable de la OEA, el año pasado tampoco pudieron asistir a la ceremonia ni el expresidente de México, Felipe Calderón, ni la exministra chilena, Mariana Aylwin, por idéntico motivo.

Cuba considera a Almagro un enemigo político y a la OEA una organización manejada por Washington. Tras la revolución de 1959, el país caribeño fue expulsado de este organismo en 1962. Recientemente el régimen reiteró a través del diario oficial Granma que “ningún funcionario de la OEA será nunca bienvenido en la Cuba revolucionaria.

Twitter fue la plataforma en la que los deportados mostraron su descuerdo, Pastrana dijo: “La dictadura de Cuba nos deportó hoy de la isla por defender los principios democráticos de la región”. El exmandatario cree que esta prohibición es la respuesta del régimen de Raúl Castro a sus críticas contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, principal socio político de Cuba. Ambos mandatarios se reunieron recientemente en Caracas en la cumbre del ALBA (Alianza Bolivariana para América).

Luis Almagro también se refirió a este incidente a través de esta red social: “Exigimos se respeten los derechos de los expresidentes Andrés Pastrana y Jorge Quiroga y se les permita el ingreso y desplazamiento en Cuba para que puedan recoger el Premio Payá”.

Ahora falta por ver si el inminente relevo en el poder del régimen cubano supone un cambio en la política de la isla o dan continuidad a los ideales revolucionarios.

 

Latin American Post | José María González Alonso

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…