fbpx

El panorama de México a 40 días de las elecciones

Tras el segundo debate presidencial, los candidatos usarán todas sus herramientas hacia una elección histórica

El panorama de México a 40 días de las elecciones

En México se ha llevado a cabo el segundo de los tres debates presidenciales planeados por el Instituto Nacional Electoral (INE). Con un formato novedoso en el país, los candidatos han tenido un debate más abierto y con un público presente por primera vez, que hizo algunas preguntas a los políticos. Las encuestas poco se han movido desde el primer debate presidencial. El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, sigue como puntero, seguido de Ricardo Anaya de Por México al Frente, del oficialista José Antonio Meade de Todos por México y del independiente Jaime Rodríguez Calderón.

Read in english: The panorama of Mexico 40 days before the elections

Este segundo debate se realizó en Tijuana, una ciudad histórica por sus vínculos con Estados Unidos, sus altibajos de inseguridad, sus problemas de migración, el narcotráfico, y su importancia económica y cultural. El tema fue México en el mundo, una oportunidad de los candidatos para presentar sus propuestas sobre la protección a los migrantes mexicanos en Estados Unidos y a los migrantes de otros países que llegan o transitan por México. Además, fue importante en esta ocasión que hablaran sobre cuál sería su relación con Estados Unidos y en particular con Donald Trump. Esto se debe a que es un momento complicado para el país, con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y con las recientes declaraciones del presidente estadounidense, quien se refirió a los migrantes como animales.

El primer debate dejó mal parado a López Obrador, que evadió todas las preguntas y se limitó a tratar de pasar desapercibido, cosa que le costó duras críticas de los analistas y opositores. Debido a esto, se esperaba que cayera en las encuestas a favor de Ricardo Anaya. No obstante, el candidato se mantuvo en la mayoría de las encuestas. Incluso en algunas aumentó su porcentaje, como en el diario El Financiero que lo puso en primer lugar con 46%, 20 puntos por encima de Anaya.

Al final la estrategia de López Obrador funcionó, pues logró mantener su ventaja, aunque Ricardo Anaya logró afianzarse en un segundo lugar competitivo a costa de Meade, el candidato del gobierno. Aunque la contienda se ha cerrado a dos candidatos, José Antonio Meade relanzó su campaña hace unos días con el fin de evitar una catástrofe para su partido. Por si fuera poco, unos días antes del segundo debate la única mujer que aspiraba a la presidencia, la ex primera dama Margarita Zavala, renunció a su candidatura sin declinar a favor de ninguno de los otros candidatos. Esto dio un respiro a Ricardo Anaya, quien confía en poder integrarla a su campaña y ganar las preferencias que tenía Zavala.

Desde las precampañas, López Obrador ha estado arriba. Ahora la pregunta es si continuará con esta ventaja o si Ricardo Anaya podrá alcanzarlo. Las experiencias anteriores del tres veces candidato le han enseñado que no puede confiarse, especialmente en el último tramo de las campañas. Aún falta un debate en la ciudad de Mérida, en el sur del país, en donde el puntero podrá afianzar su posición o darle espacio a Anaya para derrotarlo. A 40 días de la elección todo apunta a un escenario histórico para México con una eventual victoria de López Obrador, teniendo en cuenta que las encuestas le dan la ventaja al candidato de Juntos Haremos Historia sobre sus contrincantes. Sin embargo, nada es seguro hasta que los votos estén en las urnas.

Latin American Post | Luis Angel Hernández Liborio

Copy edited by Diana Rojas