fbpx

Países latinoamericanos comprometidos con la disminución del consumo de alcohol en menores

Los riesgos del consumo del alcohol en menores de edad son muchos, por eso varios países han lanzado campañas que buscan concientizar a la población acerca de esta situación

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año fallecen aproximadamente 3,3 millones de personas debido al consumo de alcohol, una cifra dentro de la que lamentablemente se encuentran muchos jóvenes. Como respuesta a esta problemática que equivale a un 5,9% de las muertes en el mundo, en 2010 la Asamblea General Mundial de la Salud avaló la estrategia mundial para reducir el uso nocivo del alcohol. Con esta se busca "reducir el uso nocivo del alcohol (...) para mejorar la salud y el bienestar social y aliviar la actual carga de morbilidad" en los Estados miembros, como se explica en el informe publicado por la OMS.

Read in english: Latin American countries committed to the decrease in the consumption of alcohol in minors

Desde entonces, cada vez más países están generando conciencia sobre el consumo de esa sustancia, sobre todo en menores de edad al ser esta una de las poblaciones más afectadas.

¿Qué se hace en Latinoamérica para disminuir el consumo de alcohol en menores?

En Latinoamérica, compañías y entidades de gobierno han lanzado campañas de concientización sobre el consumo de alcohol en jóvenes, lo que demuestra el compromiso de esta región con la estrategia mundial de la OMS. Un ejemplo de ello es la reconocida empresa colombiana de cerveza Bavaria, que por motivo del Día del Padre lanzó un comunicado con el que se busca hacer un llamado de atención a los padres de esta región sobre el consumo de alcohol en menores de edad. Esto se debe a que un estudio realizado por la Corporación Nuevos Rumbos y apoyada por la compañía sobre el consumo de alcohol en menores de 18 años, reveló datos alarmantes sobre esta problemática en el país cafetero.

En este se explica que los jóvenes comenzaron a beber alrededor de los 12 años, solo el 14% de ellos inició antes de los 10. De estos adolescentes encuestados, el 47% consume bebidas alcohólicas en presencia de sus padres y la primera vez que lo hicieron fue en un contexto familiar. Además, el 70% le ha pedido a un adulto que le compre bebidas alcohólicas y el 31% se ha embriagado alguna vez en su vida. Más de la mitad ha tomado en fiestas en la casa, el 93% ha estado en fiestas en donde sirven alcohol a menores de edad, y el 66% asegura que es fácil conseguir alcohol.

Este estudio da cuenta de una situación preocupante en este país, que evidencia la falta de políticas que regulen con efectividad la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad y en este mismo sentido su consumo, así como de control por parte de los padres. Por esta razón, "Club Colombia invita a todos los padres a ser parte del cambio de estas estadísticas, haciendo un llamado a estar más informados y a ser más sensibles sobre las consecuencias y riesgos del consumo de alcohol a temprana edad, en pro de un mejor futuro para ellos", declara la empresa en su comunicado.

Lea también: Jóvenes: ¿aumento en el consumo de tabaco y alcohol?

Ahora bien, al igual que en Colombia, en otros países como Argentina, Perú y México se están realizando campañas que buscan concientizar sobre el consumo de alcohol en menores de edad. En Argentina, el Ministerio de Educación lanzó en 2013 la campaña "Hablemos del tema", que da cuenta de la problemática que existe por el uso de estas bebidas en jóvenes entre los 13 y los 17 años. Asimismo, en 2018 el Consejo Publicitario Argentino en colaboración con distintas organizaciones creó la campaña "Chicos sin alcohol", que busca generar conciencia de los riesgos a la salud derivados de un consumo precoz de esta sustancia.

En México, el grupo Cerveceros de México lanzó en 2014 la campaña #NoTeHagasGüey. Con esta campaña se pretende la prevención y la concientización del consumo de alcohol en menores en colaboración con los padres. Según un informe emitido por el organismo en su página web, "Cerveceros de México tiene el firme compromiso de erradicar el consumo de alcohol por menores y por esta razón quiere unir esfuerzos con los padres de familia, menores de edad, autoridades e instituciones".

Por su parte, "Escuchar es parte de la solución" es una campaña emitida en Chile en 2017 por el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), que busca "prevenir el uso de estas sustancias, especialmente en niños, niñas y adolescentes", según el portal de la entidad gubernamental. Esta también es una campaña que va principalmente dirigida a las familias, que quiere generar conciencia en los padres sobre el consumo de alcohol y drogas en menores de edad.

También le puede interesar: El alcohol afecta tus esfuerzos para bajar de peso

¿Qué puede hacer para evitar que sus hijos consuman alcohol a temprana edad?

Según el mismo comunicado de Bavaria, un error que cometen los padres es pensar que el alcohol no es perjudicial para la salud de los menores de 18 años, cuando esto no es así. Precisamente, un informe de la Organización Panamericana de la Salud señala que si bien los padres "pueden sentir alivio de que sus hijos adolescentes "solamente" beben, es importante recordar que el alcohol es una poderosa droga psicoactiva" que afecta tanto la mente como el cuerpo, por lo que su consumo temprano puede llegar a ser peligroso.

Esto se debe a que los jóvenes que beben alcohol tienen más riesgos de sufrir accidentes de tránsito, de ser víctimas de actos violentos, de tener problemas de desempeño académico y de comportamiento, y de generar dependencia. Asimismo, según un reporte de 2018 de la OMS, las personas que consumen esta sustancia se encuentran en riesgo de desarrollar enfermedades, trastornos neuropsiquiátricos y traumatismos.

Por tal motivo, en el comunicado se recomienda explicar a los hijos desde muy temprana edad los riesgos del consumo de estas sustancias y enseñarles a decir no, generar ambientes de confianza que permitan que el niño quiera y pueda hablar con usted. Asimismo, se aconseja escucharlos y hablar con ellos con un lenguaje sencillo, pero directo.

También se sugiere contestar sus preguntas y explicarles "con argumentos y razones claras por qué no debe consumir alcohol", entre otras cosas. En este sentido, la comunicación que tengas con tu hijo es muy importante. Sin embargo, el ejemplo también lo es, es decir, "no decir una cosa y que lo vean haciendo o promoviendo otra".

Latin American Post | Diana Rojas Leal