fbpx

7 fáciles consejos naturales para oxigenar tu cerebro

Conoce más sobre el cerebro, su relación con el oxígeno y descubre cómo puedes mantenerlo en óptimas condiciones de forma natural  

7 fáciles consejos naturales para oxigenar tu cerebro

Debilitamiento mental, falta de concentración y dificultad para comprender, depresión y fatiga son los tipicos sintomas de un cerebro mal oxigenado. ¿No has escuchado alguna vez a un amigo o pariente preocuparse por falta rendimiento en el trabajo? ¿O algunos otros que se les dificulta terminar o comprender una tarea concreta?  Es probable que la causa de esa incómoda situación se deba a que el cerebro no esté recibiendo una oxigenación adecuada.

Read in english: 7 easy natural tips to oxygenate your brain

La cantidad de oxígeno que requiere el cerebro para su funcionamiento es casi de un 25 %  de la totalidad que consume el cuerpo humano. Esta cantidad cuando no es compensada debidamente se entorpece la regulación natural de las neuronas en su regeneración. Es decir, que el suministro de oxígeno como no es el ideal, impide su movimiento íntegro. 

El descuido de esta región fundamental del organismo humano tiene diversos factores, entre ellos, el desgaste emocional a raíz de una preocupación permanente, la sobrecarga de trabajo o la falta de descanso en los períodos del sueño. Otras de las causas son principalmente accidentes.

¿Cómo lograr mantener el cerebro en un estado óptimo?

La estabilidad del cerebro y su equilibrio activo recomendable puede lograrse a través del cumplimiento de consejos naturales puntuales que enumeramos a continuación:

1. Caminatas diarias y ejercicio físico. En la página oficial de Time Health el ejercicio físico es recomendado para reducir los riesgos en las personas de pérdida de memoria y enfermedad de Alzheimer, incluso para aquellos que por condición genética tienen más riesgo a padecerla. De esta forma, ejercitar el cuerpo desde una rutina diaria permitiría una mayor entrada de oxígeno al cerebro a causa del aumento del flujo sanguíneo. No obstante, los médicos concuerdan en recomendar la caminata debido a que permite un aumento del bombeo de la sangre sin la extenuación del ejercicio físico que restaría una cantidad de oxígeno importante destinada al cerebro.

2. El yoga y una respiración adecuada. El arte milenario del yoga originado en la India ha sido difundido con mucha popularidad desde hace tiempo en Occidente, el cual no solamente ha demostrado ser una vía efectiva para mantener el cuerpo y la mente en un estado saludable, sino que a través de sus asanas (distintas posturas del cuerpo), el cerebro se estabiliza para recibir una mejor oxigenación. El yoga como disciplina viene acompañado a su vez de ejercicios de pranayama (técnicas ancestrales de respiración) que permiten a través de sus pausas y metódicos adiestramientos del sistema respiratorio mantener la región cerebral en equilibrio.

3. Nutrición y alimentación adecuada. Una dieta pobre es fatal para el buen funcionamiento del cerebro, pues este órgano requiere de una amplia gama de nutrientes, vitaminas, proteínas y alimentos prioritarios para su oxigenación,  que a su vez influye en el mejoramiento de la memoria, la motivación y la capacidad de comprensión. Los alimentos y nutrientes que se señalan a continuación poseen numerosos beneficios porque  son potenciadores del riego sanguíneo, lo que a su vez influye en la actividad neuronal. Entre los más importantes tenemos: alimentos ricos en hierro, vitamina B y ácidos grasos esenciales de omega como cereales integrales, legumbres, aceite de oliva, algas verdes y azules, nueces, semillas de girasol, tomates, espinacas, huevos, aguacates, moras, almendras, berenjenas y chocolate negro.   

4. Plantas para oxigenar y fortalecer el cerebro. La naturaleza es sabia e ilimitada para ayudar al hombre en sus carencias, por lo que existen una variedad sorprendente de hierbas al alcance de la mano para mantener el cerebro en un estado saludable, óptimo y adaptable para las acciones del día a día. Entre las más destacadas nos encontramos con lochita, jengibre, bledo, romero, palo de San Juan, ginseng, tilo, damiana, cúrcuma, yerba mate y bígaro.

5. Evita intoxicar tu cerebro. Evita en lo posible introducir sustancias tóxicas en tu cerebro, ya que podría afectar en gran medida tu desempeño mental. Reduce la cantidad de alcohol que consumes, las drogas ilegales (incluyendo la marihuana), el cigarrillo, como también la cafeína.

6. Protege tu cerebro con un sueño repotenciador. Un buen sueño es esencial para la salud de tu cerebro. Lamentablemente, millones de personas alrededor del mundo tienen problemas de sueño, lo que puede ocasionarles dificultades de memoria y concentración. Incluso se ha demostrado que la falta de reposo en el sueño puede generar más problemas que el mismo alcohol. Esto es así debido a que las prescripciones de medicamentos para mejorar el sueño en las personas ocasionan daños a largo plazo.

7. Pensar en positivo y evitar los estados de estrés y ansiedad. Se ha demostrado en numerosos estudios el daño terrible que ocasionan en las funciones cerebrales los pensamientos negativos que destruyen la salud de las funciones cerebrales; igualmente los estados crónicos de estrés aniquilan las células en los centros de la memoria y el hipocampo del cerebro.

En Americanclinics informan sobre las consecuencias desfavorables que puede traer a una institución, familia o negocio el estado de un cerebro  con oxigenación deficiente. 

 

LatinAmerican Post | Ignacia Ravelo

Copy edited by Laura Rocha Rueda

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…