fbpx

¡Luces, acción! Lucha libre, un teatro de máscaras que trasciende fronteras

Conoce qué países latinoamericanos han adoptado y modificado este tradicional espectáculo deportivo, que fue declarado Patrimonio Cultural Intangible

¡Luces, acción! Lucha libre, un teatro de máscaras que trasciende fronteras

"¡Lucharán de dos a tres caídas, sin límite de tiempo!" Con estas palabras da inicio uno de los espectáculos más emblemáticos de la cultura popular mexicana: la lucha libre. Tan antigua y tan importante como el boxeo, la lucha libre se ha hecho un lugar privilegiado entre los mexicanos. Su principal hogar, la Arena México, es tan mítica como el Estadio Azteca.

Read in english: Lights, action! Mexican wrestling, a mask theatre that transcends borders

La lucha es parte de la vida popular en los barrios de la Ciudad de México, los luchadores se han convertido en auténticos héroes bajo el liderazgo histórico de Blue Demon y El Santo, tan importantes para la cultura mexicana como lo son Batman y Superman para los estadounidenses.

Además de la parte deportiva que la caracteriza, existe una cultura alrededor de ella: las coloridas máscaras, la teatralidad, los personajes y la interacción con el público. Por su enorme valor, la capital mexicana nombró a la lucha libre como Patrimonio Cultural Intangible, según la revista Proceso. Con esa fuerza se ha convertido en un producto de exportación.

Al respecto, La Parka, un emblemático luchador, comentó a Proceso: "Hoy podemos gritar orgullosamente que somos parte de la cultura mexicana, y de verdad esto lo hacemos con amor. Algunos vamos al extranjero y ahí nos reconocen el arte de luchar, por eso me siento muy contento, decir que la lucha libre es cultura ya no son palabras sino un hecho".

Aquí te presentamos otros países que han adoptado y modificado este tradicional espectáculo deportivo.


 

Bolivia

En este país andino ocurre una lucha espectacular, pero quienes la protagonizan no llevan máscara ni disfraces, son mujeres indígenas de El Alto, en el departamento de La Paz. La lucha de Cholitas, como es conocido, trata de reivindicar el papel de la mujer indígena en la sociedad, cambiando el carácter discriminatorio del término chola, para convertirlo en símbolo de respeto.

Tiene una clara influencia de la lucha mexicana, en el funcionamiento como espectáculo con una sólida base deportiva que requiere entrenamiento. Los empresarios bolivianos han creado la marca Cholitas Wrestling para promover el turismo de la zona, además de dar ganancias a las luchadoras, de acuerdo con el Diario Rotativo de México.

 

Perú

Se han establecido escuelas de lucha libre, entre las que destaca Leader Wrestling Association (LWA), dedicada a promover espectáculos y al mismo tiempo ser un centro de formación, según la página oficial de la empresa peruana. También, Perú21 informa que la empresa ha llevado a esta nación estrellas internacionales y narradores que le dan prestigio al país.

Te puede interesar:  Miguel González: el chileno que cambió la delincuencia por el boxeo ha ganado 27 de 28 peleas

Colombia

Los colombianos no son ajenos a la lucha libre. La leyenda El Tigre Colombiano hizo historia dentro y fuera de su país, su preparación en box, lucha grecorromana y otras disciplinas le daban un estilo único. Él mismo afirmó a El Espectador que en su estancia en México, los empresarios lo consideraron el mejor extranjero que había llegado a la lucha libre mexicana en su tiempo y que no se acostumbró a usar máscara, cosa que no le impidió tener éxito.

Este año, además del festival "Más allá del Parnaso" que se celebró en junio, habrá una función en la Arena Movistar de Bogotá con personajes de la Triple AAA que se llevará a cabo el 16 de noviembre, de acuerdo con Un Minuto Radio.

 

Venezuela

Aunque fue prohibida por años, la lucha libre siguió adelante en Venezuela. La razón de su prohibición fue exagerada, el gobierno consideraba que los niños y jóvenes imitaban a los luchadores poniéndose en riesgo, asegura el artista plástico Carlos Zerpa en entrevista con El Universal de Venezuela.

No obstante, esto no fue impedimento para que naciera la leyenda del Dragón Chino, un luchador del bando de los rudos que el artista pone al mismo nivel de El Santo para los mexicanos. El Dragón Chino dio a la lucha venezolana su propia identidad que ha trascendido en el tiempo. A la hora de pensar en la lucha, Zerpa piensa en todas las figuras latinoamericanas por igual, sin importar su nacionalidad.

 

LatinAmerican Post | Luis Angel Hernández Liborio

Copy edited by Diana Rojas

E-Learning

Follow Us

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…