fbpx

Roma: Una película con esencia mexicana y no es de narcos

El 30 de agosto, Alfonso Cuarón va a estrenar su nueva película Roma, un historia que explora cómo una familia mexicana vive el período de la Guerra Sucia en México

Roma: Una película con esencia mexicana y no es de narcos

El 30 de agosto es el estreno mundial de Roma, la nueva película del director mexicano Alfonso Cuarón, en el Festival Internacional de Cine de Venecia. Según FilmAffinity, el filme cuenta la historia de “una joven empleada doméstica de una familia que vive en la Colonia Roma, barrio de clase media de Ciudad de México". El mismo medio señala que la cinta está inspirada en la "propia infancia" de Cuarón "para pintar un retrato realista y emotivo de los conflictos domésticos y las jerarquías sociales durante la agitación política de la década de 1970”.

Read in english: Roma: A Mexican film that is not about narcos

Cuarón ha reaparecido y más fuerte que nunca

Este es el séptimo largometraje del director premiado por la Academia por su película Gravity. La importancia de esta obra es trascendental, ya que busca tocar épocas críticas de la historia del país, como lo fue la época turbulenta de los años 70 con el Halconazo y la Guerra Sucia, así como temas de la sociedad mexicana, como es el clasismo, racismo y represión gubernamental. Lo más importante de todo, es que contará esta historia en un escenario mundial, como figura icónica cinematográfica de este siglo.

¿Qué fue el Halconazo y la Guerra Sucia?

Para los latinoamericanos, historias de represión gubernamental forman parte no solo de la memoria histórica de esta región, sino de nuestra memoria o la de nuestros padres. A pesar de que en México no se vivieron dictaduras militares como en Argentina o Chile, este país también tuvo un período de censura y represión entre los años 60 y 70. A este se le conoce como la Guerra Sucia, una guerra que se libraba de manera estratégica, selecta y oculta.

Aquí, la desaparición forzada, los operativos clandestinos, la tortura y los grupos paramilitares operando bajo mandato oficial eran parte de la vida pública del país. Hasta el momento, los números sobre la cantidad de desaparecidos, asesinados o torturados durante esa época es desconocido, ya que los registros fueron ocultados o destruidos. Uno de los episodios más emblemáticos de este período tan sombrío fue la Masacre de Corpus Christi o el Halconazo.

Te puede interesar: 3 películas latinas compiten por el León de Oro

El 10 de junio de 1971, estudiantes de las universidades de la Ciudad de México salieron en solidaridad con sus compañeros en Nuevo León para protestar, buscando la democratización de la educación. Los estudiantes se encontraron con un grupo de paramilitares, denominados los Halcones, quienes los aporrearon con varas de bambú y terminaron por disparar contra ellos con armas de alto calibre. Se cree que alrededor de 120 estudiantes murieron en ese suceso. 

La importancia de la historia de Roma

Ese es el México de Cuarón, quien creció en la Ciudad de México en los años 70 y de ahí la importancia de la obra. Es una película sumamente personal, de una faceta no tan conocida de la historia mexicana, que la posiciona en escenarios mundiales. También se aleja de las narrativas convencionales mexicanas en las salas internacionales, como el narco, la violencia del crimen o historias de ese estilo. De hecho, enseña la historia de una familia de clase media y la trabajadora doméstica, como millones en México, durante un período que vivió la sociedad mexicana de manera muy cercana.

Así, esto es un ejercicio artístico para reconciliar a la sociedad mexicana misma con su propia historia. El periodo de la Guerra Sucia sigue siendo un período oscuro y opaco en la narrativa mexicana. Sin embargo, con el prestigio y la presencia internacional que tiene, Cuarón puede poner la conversación de nuevo en la mesa y forzar a la sociedad a volver a reconocer los eventos del México del pasado.

LatinAmerican Post | Santiago Ojeda

Copy edited by Diana Rojas