fbpx

Deporte y guerra: Estas son las tres disciplinas de origen militar

¿Sabías que las fuerzas militares también tienen sus propias competencias deportivas? En LatinAmerican Post  las recopilamos

Deporte y guerra: Estas son las tres disciplinas de origen militar

En los últimos días, varios medios internacionales mostraban con asombro un deporte japonés que, en esencia, se puede tomar como una analogía sencilla de la guerra: el Bo-Taoshi. El citado juego hace parte de la celebración anual de la Academia Nacional de Defensa de Japón (antigua Academia del Ejército Imperial Japonés) ,y en el que según BBC, cadetes novatos se enfrentan en dos equipos de 75 personas con un único fin: evitar que el grupo contrario derribe un poste colocado en forma vertical sobre el campo de juego.

Como resultado, se pueden evidenciar a 150 personas tratando de emular el conocido juego de captura la bandera. Por supuesto, gana el grupo que logre echar abajo el poste o, al menos, inclinarlo 30 grados.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Sakura Saku (@beauty_mirror777) el

 

“Se pisan, se golpean, se arrancan las vestiduras (…) son capaces de atizar a esos mismos a los que, en caso de guerra, deberán defender. Una amistad forjada a golpes”, es la descripción que el portal web VICE hace del juego.

El deporte como forma de entrenamiento

Sin embargo, el controversial y “raro” deporte japonés no es el único que se ha creado por las fuerzas militares alrededor del mundo con el objetivo de entrenar de manera recreativa a sus soldados.

De hecho, existe una organización multidisciplinar llamada Consejo Internacional del Deporte Militar (CISM por sus siglas en francés) que, al igual que el Comité Olímpico Internacional (COI), controla y dirige el reglamento de las actividades deportivas a nivel internacional. La diferencia es que el CISM lo hace con aquellos deportes o campeonatos que tienen un carácter militar. “Con 138 países miembros, el CISM es la segunda organización de disciplina multideportiva más grande, después del COI”, detalla la página web de los Deportes de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

“CISM anualmente organiza más de veinte Campeonatos Mundiales Militares (…) Juegos Mundiales Militares y más recientemente los Juegos de Invierno y los Juegos Mundiales de Cadetes”, explica el CISM en su plataforma online. Entre los juegos que se pueden considerar de origen militar existen, por ejemplo, dos grandes referentes: el pentatlón militar y el concurso de patrullas.

Quizá te interese leer: ¡Conozca más sobre el Fútbol Gaélico! Un deporte liderado por las mujeres 

Pentatlón Militar

Esta prueba deportiva consiste, de acuerdo a información de la Armada Nacional de Colombia, en una combinación de cinco entrenamientos propios de las fuerzas militares: Tiro de fúsil estándar, recorrido con obstáculos, natación con obstáculos, lanzamiento de granada y carrera a campo travieso.

 

 

Esta disciplina se desarrolla en un total de cinco días, comenzando por la prueba de Tiro; al día siguiente tiene lugar el recorrido con obstáculos; la natación y el lanzamiento de granadas se ejecutan durante el cuarto día y, finalmente, se realiza la carrera a campo travieso, según reglamentó el CISM.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Eduardo salamanca(@salamanca_dhi) el

 

Concurso de patrullas

Es una de las competencias militares más famosas del mundo por el “esfuerzo en equipo (…) compañerismo y aspecto humano del reto”, tal y como lo destacó José Antonio Alonso, general de la Brigada «Galicia» VII (Brilat), una de las brigadas más importantes del Ejército de Tierra español.

Según el diario La Información, de España, el concurso de patrullas consta de un recorrido de 120 kilómetros y en los que se deben superar seis pruebas: recorrido topográfico, lanzamiento de granadas, paso de rapel, pista de obstáculo, recorrido cronometrado, y paso a nado; aunque el Foro de Cultura de Defensa de España también añade el tiro de precisión a la lista de actividades a cumplir.

 

 

El objetivo de este deporte, dice el Foro, es “estrechar las relaciones tanto en el ámbito militar como el civil”, entre el Jefe de patrulla y los cinco soldados que lo acompañan durante la competencia. Por último, aclarar que, a diferencia del Pentatlón militar, el concurso de patrullas no tiene descanso entre las pruebas, sino que es una disciplina de resistencia y trabajo en equipo que se puede demorar hasta 36 horas (tres días), desde que sale cada equipo hasta la finalización de cada una de los retos y el camino a recorrer.

 

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez Hernández

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…