fbpx

¿Consumir yagé es perjudicial para la salud?

¿Es realmente perjudicial para la salud el consumo de la ayahuasca, esa planta ancestral con la que los indígenas realizan sus ritos? Aquí te contamos

¿Consumir yagé es perjudicial para la salud?

En 2014, Henry Miller de 19 años murió de intoxicación alucinógena en Colombia, tras participar en un popular rito indígena que es realizado con ayahuasca. En 2018, los habitantes indígenas presentaron una carta de disculpas a los familiares en el juicio que se llevó a cabo por la muerte del joven inglés. De acuerdo con The Guardian, una de las oficiales británicas en Colombia manifestó sentirse sensibilizada por la carta de los aborígenes.

Read in english: Is it bad for your health to consume yagé?

"Estamos conmovidos por el contenido de la carta, además, ellos expresaron que este caso fue el primero para su comunidad y ahora ellos están más conscientes de los peligros que este rito puede causar en los extranjeros, sin previas indicaciones ni precauciones", fueron sus palabras. Sin embargo, ¿es realmente perjudicial para la salud esta planta ancestral?

La respuesta más acertada para esta pregunta es depende. Una de las médicas más prestigiosas en materia de Yagé llamada Bia Labate explicó en entrevista con la BBC que la ayahuasca es muy beneficiosa para tratar problemas de salud mental como la depresión. Labate pone de ejemplo a Brasil, un país que tiene en los estrados a más de 80 pacientes para poder ser tratados con dicha planta natural.

Además, según ella, esta práctica tiene una gran importancia cultural. “Hay un uso cultural, espiritual y religioso, factores que son el centro del ritual. Es un camino para las personas que quieren crecer tanto personal como espiritualmente, y es este el factor que lo hace más atractivo”, afirma The Telegraph.

Sin embargo, el yagé no es para todo el mundo y menos si estas personas son débiles mentalmente. De acuerdo con  The Guardian, en 2014 se suicidó un extranjero en Holanda después de estar en un ritual con ayahuasca, David Rees, amigo de la víctima, dijo que en si bien la planta no le causó un efecto físico, mentalmente le trajo muchos recuerdos a la superficie y por esto él tomó la decisión de quitarse la vida.

De manera que, si bien consumir ayahuasca es un ritual chamánico que ha sido practicado por las comunidades indígenas por miles de años, esto no es para todo el mundo. Por eso, se deben tener algunas precauciones y prevenciones al momento de tomar la decisión de ingerir la planta alucinógena.

Te puede interesar: Colombia: ¿Sirve de algo el decreto de Duque de incautar la dosis mínima? 

El caso de Henry Miller: ¿qué encontraron las autoridades?

Según la BBC, Henry Miller se encontraba en Colombia en 2014, cuando murió tras ingerir ayahuasca en un ancestral rito indígena. El mismo medio explica que el joven británico había estado en el país cafetero por más de seis meses debido a que una de sus pasiones era viajar. De acuerdo con The Guardian, el joven europeo se contactó con su familia por última vez el 22 de abril de ese mismo año.

"Él se contactó con su familia el 22 de abril 2 días antes de participar en el rito que lo llevó a su muerte. Él le había dicho a su familia que ya había participado en un rito liderado por un shaman en la selva amazónica, rito donde había ingerido 3 copas de yagé, pero no había sentido nada", afirmó el mismo medio. Después de esto, lo último que supo su familia fue que su cuerpo fue encontrado en una carretera.

En agosto de 2018, el caso fue resuelto y todos los hechos esclarecidos en la capital del país cafetero. Según The Telegraph, la causa de la muerte del británico fue la combinación de yagé con una línea con escopolamina, es decir, Miller murió por intoxicación alucinógena.

Por esto no solo hubo un juicio oficial en Colombia, sino que también hubo un juicio simbólico hecho por la comunidad indígena que estuvo implicada en el ritual chamánico. Según el mismo medio, los participantes en este juicio fueron Mama Cocha, el Shaman Guillermo y los indígenas que también participaron en el rito.

El castigo fue la expiación de la culpa con latigazos de ortigas, una planta dentada con púas. El anterior castigo fue revelado a las autoridades británicas después de que los habitantes indígenas presentaran una carta de disculpas a los familiares afectados en el juicio llevado en Bogotá.

 

LatinAmerican Post | Miguel Díaz

Copy edited by Diana Rojas Leal

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…