fbpx

Cuarta revolución industrial: ¿Los robots nos robarán los puestos de trabajo?

Un estudio del World Economic Forum sugiere que para el 2025, el trabajo hecho por máquinas pasará de un 29% a un 50%

Con el paso de los años se han desarrollado nuevas tecnologías que han ido tomando el control sobre varios aspectos del día a día. Sin embargo, junto con los beneficios que han traído los nuevos avances, se ha venido generado incertidumbre e incluso temor sobre el futuro laboral de los humanos. La imagen distópica de robots desplazando al hombre de su trabajo es aún bastante recurrente alrededor del mundo.

Read in english: The fourth industrial revolution: Will robots steal our jobs?

Una encuesta realizada por Gallup sugiere que el 37% de los millennials tiene miedo de perder su trabajo en los próximos 20 años por los avances en la inteligencia artificial.

No obstante, el último reporte del World Economic Forum, titulado The Future of Jobs, hace un análisis detallado sobre la situación actual y estima algunos resultados que plantean una perspectiva diferente sobre el futuro de los trabajos y la reestructuración socio-económica y educacional en la cuarta revolución industrial.

No todos los trabajos están en riesgo

El reporte detectó una serie de tendencias en las ocupaciones que han ido creciendo y las que han disminuido en los último cinco años. Alrededor del mundo, los trabajos derivados de la tecnología, como la ingeniería de software y el análisis del Big Data, así como las habilidades en desarrollo de aplicaciones móviles, redes neuronales e inteligencia artificial, han ido en aumento.

Cuarta revolución industrial: ¿Los robots nos robarán los puestos de trabajo?

El reporte aclara que no solo los trabajos en esta área han ido aumentando. Otra tendencia indica otra línea de ocupaciones que dependen intrínsecamente de las habilidades humanas, a las que les llaman trabajos "human centric". Como ejemplos, aquí incluyeron trabajos como el servicio al cliente, el marketing digital, los recursos humanos, entre otros.

Analizando estadísticas en los millones de perfiles de LinkedIn, encontraron también que entre las habilidades que más ha aumentado en ellas son las que están relacionadas a la inteligencia artificial y la automatización. Entre 2015 y 2017 hubo un aumento del 190%.

La importancia de adaptar la fuerza laboral

Ahora bien, ¿qué predicciones plantean con respecto al cambio en la fuerza laboral debido a estos factores y tendencias? En busca de más eficiencia y productividad, las industrias han ido invirtiendo en tecnologías emergentes para poder competir en el mercado internacional. 

El World Economic Forum indica que hay una correlación positiva entre el nivel de penetración de IA en una región con el nivel de innovación. Los países que hacen mayor uso de esta son Estados Unidos, China, India, Israel y Alemania. Sin embargo, esto ha llevado a cambios profundos.

Lea también: Educación superior: ¿Éxito asegurado o pérdida de dinero?

Se estima que para el 2025, el trabajo hecho por máquinas pasará de un 29% a un 50%, aunque este cambio será acompañado por la demanda de un nuevo mercado laboral, abriendo así una ventana de oportunidades. Aunque todavía no se puede saber con precisión qué tipo de trabajos y roles se van a desempeñar, y qué entrenamiento será necesario, sí se sabe por cuál camino van y qué habilidades se deben desarrollar.

Es por esto que también hace un llamado a las instituciones educacionales, los gobiernos y las empresas a que inviertan en programas relacionados al desarrollo tecnológico. Esto se debe a que para el 2020, no menos de un 54% de los trabajadores a nivel mundial deben aumentar sus habilidades y conocimientos en temas como la inteligencia artificial.

Más nuevos trabajos que vacantes

Según encuestas realizadas para el mismo reporte, para el 2022, alrededor de un 50% de las compañías esperan que la automatización lleve a una reducción en los tiempos completos de su fuerza laboral. Un 38% de las empresas planea extender su fuerza laboral a nuevos roles más productivos y un 15% espera llenar vacantes con automatizaciones.

A pesar de estas respuestas existe un panorama positivo. Así, creen que para el año 2022, las profesiones emergentes lleve a un aumento en el empleo de un 15% a un 27%, mientras que el porcentaje de desempleo pase de un 31% a un 21%.

Estudios realizados por el The Center for European Economic Research (ZEW) encontraron que las empresas que han invertido en la digitalización han creando una cantidad significativa de trabajos que otras compañías no. Algunas de sus estimaciones indican que 75 millones de trabajos serán desplazados por la división del trabajo entre humanos y máquinas, mientras que 133 millones de nuevos roles más adaptados a esta nueva división van a emerger.

Es innegable que sí se perderán ciertos trabajos como resultado del desarrollo de nuevas tecnologías, pero se crearán nuevos empleos que además llevan a otros desarrollos socio-económicos como el aumento de la clase media en economías emergentes y cambios demográficos. Sin embargo, es importante que se siga el camino adecuado frente a este cambio, como educacionalmente, para que las posibilidades sean positivas y productivas.

LatinAmerican Post | Valentina Moya

Copy edited by Diana Rojas Leal