fbpx

¡Qué vergüenza! Colombia aún es el principal productor de cocaína

En 2017, más de 171.00 hectáreas de coca se cultivaron en Colombia, según la ONU

¡Qué vergüenza! Colombia aún es el principal productor de cocaína

Según el reciente informe del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos de la ONU, en 2017 se cultivaron 171.000 hectáreas de coca y se produjeron 1.379 toneladas de cocaína en Colombia. Desde 2012, las plantaciones van en aumento, pues en cinco años la cifra pasó de 78 mil a 200 mil hectáreas, de acuerdo con un reporte de la Oficina de la Casa Blanca de la Política Nacional para el Control de Drogas en Estados Unidos.

Read in english: Colombia is still the world's biggest producer of cocaine

Los números negativos no son novedad. A finales de 2017, Estados Unidos había advertido su preocupación por el aumento de los cultivos ilícitos y en el informe mencionado señaló a Colombia como el primer productor mundial de cocaína, y el principal responsable del 90% de la droga que llega a ese país.

"Debe darse marcha atrás al crecimiento récord en la producción de cocaína"

De acuerdo con The Washington Times, la Casa Blanca está alarmada con el aumento en la producción de cocaína, que está "alimentando las muertes por sobredosis de EE. UU.". Pero no solo la siembra de cultivo aumenta, la producción de cocaína también lo hace. El reporte de la Casa Blanca reveló que en 2016 se registraron 772 toneladas métricas de cocaína. En 2017, la cifra subió a 921 toneladas métricas, lo que equivale a un alza del 19%.

En ese entonces la Casa Blanca calificó de “inaceptable” el aumento del número de los cultivos en el país y le pidió al gobierno colombiano aumentar los esfuerzos  y “hacer más” para revertir la situación.

Lee también: Colombia: ¿Cómo le fue a Iván Duque en su primer mes de presidente?

"El mensaje del presidente Trump a Colombia es claro: debe darse marcha atrás al crecimiento récord en la producción de cocaína", dijo el subdirector de la Oficina de la Casa Blanca de Política Nacional para el Control de Drogas, Jim Carroll, en un comunicado.

Carroll aseguró que el consumo de coca en Estado Unidos se ha disparado como consecuencia del incremento del cultivo en Colombia, destacó que el consumo subió un 81% entre nuevos usuarios de la droga entre 2013 y 2016. Además, las muertes por sobredosis asociadas al consumo de esta droga crecieron un 110%. Sin embargo, él insistió en que Colombia sigue siendo un importante aliado y que seguirán colaborando para alcanzar las metas.

La estrategia del gobierno Santos que podría implementar Iván Duque

La propuesta de usar drones y fumigar con glifosato las plantaciones de hoja de coca, propuesta por el gobierno anterior, se podría hacer con Iván Duque. Los aparatos, que tienen la mitad de la concentración de veneno que tenían los aviones, representan un riesgo mínimo para el ambiente y las personas, explicó en su momento el ex ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

Te puede interesar: Glifosfato: ¿culpable o inocente?

El actual ministro de Defensa, Guillermo Botero, defendió el uso de glifosato con drones, argumentando que “se viene utilizando el glifosato prácticamente desde 1972 y que en las 914.000 hectáreas de café, 225.000 de caña o 483.000 de palma, entre otros cultivos, se utiliza este compuesto".

Además, el director de la Policía Nacional, el General Jorge Hernando Nieto, dijo a El Tiempo que las “pruebas experimentales de aspersión con drones, que se realizan en el Tolima, estarían terminando en dos meses”. Este hecho podría suponer que el Gobierno Duque podría implementarlas en unos meses.

Su accionar podría significar una respuesta para Mike Pence, vicepresidente de EE.UU., quien en una conversación telefónica con Duque le pidió su empeño en las acciones antidroga, destaca el mismo medio. A pesar de un brutal enfrentamiento de años con grupos narcotraficantes y del acuerdo de paz, Colombia sigue siendo el principal productor mundial de cocaína, un aspecto crucial y doloroso del que no ha podido salir.

 

Latin American Post | Cenay Sanchez

Copy edited by Diana Rojas Leal