fbpx

¿Cómo medir la economía con Waffles y Coca-Cola? 6 índices económicos curiosos

Para medir las posibilidades económicas de una región, los expertos han pasado de índices como el PIB hasta la cantidad de hamburguesas que se pueden comprar con 50 dólares

Históricamente, los expertos en ciencias económicas han desarrollado herramientas que les permiten comparar el progreso y las capacidades económicas de una región en contraste con otra, para así determinar quién tiene una mayor estabilidad y una proyección a futuro. Por supuesto, estos índices han variado a medida que ha avanzado la economía misma, y las formas de entender las profundas diferencias que existen entre un país y otro.

Read in english: Economy 101 with Waffles and Coca-Cola: 6 curious economic indicators

Es así como se han creado índices como el PIB o el ingreso per cápita para realizar este tipo de mediciones. Paralelamente a estos índices, los cuales son ampliamente usados en el análisis económico de los mercados, se han creado otros índices que buscan hacer una aproximación más cualitativa a los fenómenos que viven los distIGNORE INTOs países, a través de bienes y servicios comunes.

Estos índices se basan en el concepto de la paridad del poder adquisitivo (PPA), el cual establece que puede establecerse una tasa de intercambio equivalente entre dos países a través de sus bienes y servicios, teniendo un marco de referencia no monetario. De esta manera, el índice es capaz de evaluar las posibilidades adquisitivas y de condiciones de vida de diferentes países, evadiendo las diferencias de depreciación o inflación de una moneda específica.

Estos son los seis índices económicos más curiosos:

Big Mac index

Creado en 1986 por The Economist, el índice Big Mac es quizás el más conocido mundialmente dentro de esta línea, tanto en ámbitos económicos como en un contexto más común. Este índice tiene como objetivo poner en contexto una hamburguesa Big Mac de la conocida cadena de restaurantes McDonald’s y determinar cuántas se pueden comprar con una cantidad establecida de dinero.

Usualmente el marco de referencia de estos índices se establece en relación a Estados Unidos y, en este caso, se propone cuántas hamburguesas se pueden comprar con 50 dólares. En julio de 2018, el portal económico ubicaba a Suiza como el lugar más caro para comprar una Big Mac con USD $ 6.54, mientras que Egipto era el más barato con USD $ 1.75. En latinoamérica, México es el más barato con USD $ 2.57 por Big Mac, mientras que Uruguay es el más caro con USD $ 4.47.

KFC index

Un deudor directo del índice Big Mac es el índice KFC, el cual tiene básicamente el mismo principio de aproximación a la economía de las regiones. Este índice, propuesto en 2016 por la organización Sagaci Research, buscaba tener un servicio más razonable dentro del contexto propio de África.

Dado que en este continente la presencia de McDonald’s es baja, mientras que KFC está mucho más extendido, resulta mucho más favorable realizar los análisis alrededor de estos productos. Este índice está enfocado únicamente en el continente africano, a diferencia del índice Big Mac que intenta tener un alcance global.

iPhone index

En 2007, el CommonWeatlh Bank of Australia realizó un índice que también se derivaba del índice Big Mac: el índice iPod. Teniendo en cuenta que estos artefactos eran manufacturados en un solo sitio, bajo unas condiciones estándar, este índice pretendía ser más confiable que el propuesto por The Economist en el 86.

Sin embargo, sus limitaciones y el hecho de que básicamente el iPod desapareció del panorama general de los bienes más comunes entre los usuarios de Apple, el índice se ha trasladado hacia el iPhone.

Este nuevo índice, el índice iPhone, tiene también una diferencia importante: se basa más en la cantidad de horas laborales que se necesitan en cada país para conseguir uno de estos móviles. En América Latina, según el grupo UBS, la ciudad que más horas de trabajo requiere para comprar un iPhone X es Ciudad de México, con un total de 637.5 horas, mientras que la que menos requiere es Panamá con 150 horas.

Le puede interesar: ¿Celibato por avaricia? Esta es la razón por la que los sacerdotes no tienen hijos 

Coca-Cola index

Otro índice que tiene una conexión con el índice Big Mac es el índice Coca Cola, aunque esta vez de manera mucho más sutil. Este índice es más una teoría que un índice como tal, pues se trata del análisis de un fenómeno que se da en diferentes países africanos en torno a la compra y consumo de Coca Cola en relación con su estabilidad política y económica.

Según Alexander Cummings, director de la división africana de Coca Cola, en 2008 para The Economist, la inestabilidad que sufría Kenia en su momento podría rastrearse en las ventas del producto en las poblaciones más alejadas, debido a su difícil acceso. Este índice habla entonces de la posibilidad de encontrar el producto y consumirlo debido a que existen canales de compra seguros y fácilmente accesibles.

Waffle House index

El índice Waffle House se aleja de los otros índices mencionados, pues su prioridad no se encuentra en establecer paralelos económicos, sino que pretende dar cuenta del nivel de riesgo presente en una amenaza natural. Este índice, que se usa en Estados Unidos, fue creado en el 2011 por la Agencia Federal para el Manejo de las Emergencias (FEMA), después del tornado Joplin.

Usa tres niveles de riesgo basados en las condiciones de los restaurantes de la cadena Waffle House, y las probabilidades que estos tienen de abrir de nuevo tras una emergencia: verde, donde no existe riesgo o es muy bajo; amarillo, donde los restaurantes no tienen provisión eléctrica o funcionan con un pequeño generador; y rojo, donde los restaurantes están cerrados.

Christmas Price index

El índice del precio de la navidad puede resultar el más curioso de todos, pues su aproximación, aunque posee un método enteramente económico, está basada en el folclor anglosajón. Este índice, que fue creado por el banco estadounidense PNC en 1986, toma los elementos que se mencionan en el villancico "Los doce días de Navidad" y evalúa su precio a lo largo del tiempo.

Esta metodología es ampliamente usada en las ciencias económicas, la cual consiste en comparar los precios de un mismo bien entre un año y otro para entender el desarrollo del mercado.

Sin embargo, claramente los bienes mencionados en el villancico no pasan de un mero divertimento. Este índice tiene dos modalidades: “el precio de la navidad”, el cual suma el precio de cada objeto mencionado; y “el verdadero costo de la navidad”, que asume que cada objeto se compra durante los doce días a partir del día en el que es mencionado.

LatinAmerican Post | Jorge Ovalle

Copy edited by Diana Rojas Leal