fbpx

¿Es el fin de Joachim Low en Alemania? Las claves de su éxito y su fracaso

El técnico de la Selección de Alemania desde 2006, experimenta en este 2018 su peor año al frente de los germanos. Para muchos es el fin de una era

¿Es el fin de Joachim Low en Alemania? Las claves de su éxito y su fracaso

Alemania parece estar en una encrucijada en la que debe pensar muy bien cual camino tomar. La involución de su juego y los resultados de octubre en la UEFA Nations League, par de derrotas ante Holanda y Francia, -la primera de ellas por goleada-, parecen acercarla a lo inevitable: finalizar la era de Joachim Low. Paradójicamente, Low es el entrenador más ganador en la historia de ‘Die Mannschaft’.

Alemania ganó la Copa del Mundo de la FIFA Brasil 2014, de la mano de Low, llegando a la cúspide de un proceso que incluía semifinales en Alemania 2006 (cuando era asistente de Jurgen Klinsmann) y Sudáfrica 2010, así como semifinalista de la Euro 2012 y finalista de la edición 2008. Sin embargo, los éxitos no terminaron allí porque el combinado nacional germano volvió a jugar la semifinal de la Euro 2016, y con la nueva camada, se tituló en la Copa Confederaciones 2017.

Lee también:  UEFA Nations League: una apuesta innovadora del fútbol europeo en pro de las selecciones

Low, es una persona familiar y amante de los ambientes tranquilos y distendidos lejos del trabajo, y ya acumula 14 años sentado en el banquillo (2004-2006 como asistente). Sin embargo, nunca se había enfrentado a una situación tan adversa como la que vive actualmente, siendo eliminado en primera fase del Mundial y por Corea del Sur, y ahora a punto de descender a la Liga B en la Nations League.

¿Quién podía pensar que en 2018 vendría la debacle?

¿Cómo se ha mantenido por tanto tiempo?

En el deporte, en el fútbol y como en cualquier área de la vida, los resultados son los que te permiten perpetuarte en algún cargo o labor, y aunque hoy la Selección de Alemania luzca avejentada y falta de dinámica, hay que recordar cómo fue que llegaron a la cima en los años previos.  

La primera clave de ese éxito es Low. Ovación Digital asegura que el mentor de cientos de futbolistas alemanes, salvo estos dos últimos torneos, siempre llegó entre los cuatro primeros puestos de todo lo que jugó. Cuando tenía 152 partidos a sus espaldas como seleccionador, había obtenido 103 victorias y tenía apenas 26 empates y 23 derrotas. Unos números alucinantes.

El mencionado medio de comunicación lo compara incluso con emblemáticas figuras del fútbol alemán como Sepp Herberger, quien dirigió a la República Federal (antes de la caída del Muro de Berlín) por 169 compromisos-(récord que Low está muy cerca de superar- pero con números más modestos; a saber 96 triunfos, 27 pactos y 46 reveses. A Low también se le ha comparado con Helmut Schön, campeón de la Euro en 1972 y del mundo en 1974, quien sumó 139 partidos con apenas 87 victorias.

¿Por qué Alemania viene a la baja?

El Comercio parece tenerlo muy claro sobre cuáles son las razones de este pésimo año para Alemania en lo futbolístico. Primero, resaltan el trabajo de Joachim, al que definen como un revolucionario por fundamentar su éxito en la mezclar de la filosofía histórica del fútbol alemán con más toque y rotación de balón, teniendo como referente a aquella selección de España campeona del mundo en 2010.

Lo ocurrido en Rusia 2018 era impensado a todas luces. No solo fue la eliminación en primera ronda, algo que no ocurría desde 1938, sino el hecho de que los en ese entonces vigentes campeones del mundo caminaron por el precipicio a lo largo de todo el campeonato.

De poco sirvieron los diez partidos ganados sobre diez disputados en la clasificación europea, ni ganar merecidamente y con muchos rostros nuevos, la Copa Confederaciones 2017. Sin embargo, tras el retiro de la selección de hombres como Miroslav Klose, Phillip Lahm, Lukas Podolski, Petr Mertesacker y Bastian Schweinsteiger, la generación restante de Mezut Ozil, Thomas Müller, Matt Hummels, Jerome Boateng, Toni Kroos y Sami Khedira, parece haber alcanzado su pico de rendimiento, donde ya no pueden dar más.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Die Mannschaft (@dfb_team) el

Low no es perfecto y, según el Comercio, hubo algunos errores del timonel en la previa a Rusia 2018. El más controversial de todos fue dejar fuera de la lista a Leroy Sané, joya del Manchester City, y haber devuelto la titularidad a Manuel Neuer (quien venía de una larga inactividad por lesión) por delante de Marc Andre Ter Stegen, quien por el contrario tuvo el mejor año de su carrera con el FC Barcelona.

Un hombre como Mario Gotze (autor del gol ante Argentina en la final de 2014) también fue extrañado porque, aunque su rendimiento en clubes es bastante discreto, con la selección suele irle mejor y aporta experiencia. Low quizá también pecó renovando su confianza en hombres como Boateng, Khedira, Ozil y Müller.  

Como si fuera poco, el entrenador dio unas emotivas declaraciones luego del triunfo sobre Suecia. Estas no fueron más que el preludio de un estruendoso fracaso en la Copa del Mundo. "Siguen siendo jugadores de primera categoría mundial. ¿Por qué poner en duda a esos jugadores? Sería fatal". Por ahora, sigue cumpliendo su contrato, renovado por la Federación hasta el 2022, pero si lo cesan, a nadie le sorprenderá.

Por su parte, MSN.com considera que el entrenador de 58 años, está en la cuerda floja, y recuerda que ‘Die Mannschaft’ es última del grupo 1 de la Liga A de la Nations League a falta de solo dos partidos: Holanda-Francia y Alemania-Holanda en noviembre. Francia lidera con comodidad con siete unidades, mientras la renovada Holanda de Ronald Koeman ostenta tres. Los germanos están muy cerca de descender de división.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano
Copy edited by Marcela Peñaloza

 

Escucha éste artículo

 

Your browser does not support the audio tag.