fbpx

La digitalización de los bancos afecta a las emprendedoras

Los nuevos modelos bancarios basados en un modelo transaccional han afectado negativamente a las emprendedoras

La digitalización de los bancos afecta a las emprendedoras

Según un estudio publicado por el Harvard Business Review, el nuevo modelo de digitalización bancaria ha afectado negativamente a un gran grupo de emprendedores alrededor del mundo, especialmente a las mujeres. Conseguir préstamos y créditos para financiar sus pequeños negocios se ha complicado. 

Read in english: The banking digitalization affects female entrepreneurs

La transformación bancaria

Desde hace unos años, los bancos han considerado su digitalización como uno de los métodos más prácticas para incrementar su competitividad y eficiencia. Este cambio ha llevado al cierre de miles de sucursales bancarias a nivel global. En Europa se cerraron nueve mil en 2016, una reducción del 4.6% en tan solo un año. En Estados Unidos, entre 2013 y 2017, el total de estas también bajó un 8.2%. 

Esta digitalización ha implicado una interrupción en la relación directa del banco con sus clientes, pues cada vez existe menos interacciones entre ambos. En Suiza, la proporción de préstamos aprobados a pequeñas y medianas empresas se ha reducido un 15% en los últimos 10 años y un 60% de sus clientes emprendedores han reportado crecientes dificultades al momento de acceder a financiaciones e inversiones. 

Entonces, en vez de generar una relación personal y directa con sus clientes, este nuevo modelo se ha convertido en uno transaccional que solo revisa el historial crediticio y bancario de los aplicantes. A pesar de que este es más eficaz para las instituciones, ha afectado a los emprendedores. 

Antes de este modelo, la financiación de los bancos hacia los emprendedores que buscaban apoyo se basaban en la relación banco-cliente. Las reuniones personales eran el corazón de la evaluación. Era ahí donde el aspirante podía demostrar su ambición y su compromiso, así como su modelo de negocio.

Era un intercambio de información necesaria para analizar la intención del emprendedor para pagar su préstamo. Este modelo le permitía a personas jóvenes sin historial crediticio a conseguir financiación, por ejemplo. 

Ahora bien, de estas rápidas transformaciones, las que más se han visto afectadas son las mujeres. Estudios reportados por el Harvard Business Review han encontrado que ellas son cada vez más forzadas a buscar soluciones por otros lados y a recurrir a métodos más desesperados y extremos de financiación. 

Esto se debe, precisamente, a la falta de interacción directa al momento de la evaluación. El estudio de Harvard sospechaba que el género podría importar al momento de ver quién sería aprobado y quién no, basado en el tipo de historial crediticio. 

Te puede interesar: ¡Increíble! 6 apps que te ayudarán a organizar tu dinero 

El problema de los estereotipos de género

A lo largo de la historia han existido estereotipos basados en el género. Dentro de este ámbito económico, los hombres se han visto como ambiciosos y con más potencial de emprendimiento que las mujeres. De manera que existe una discriminación de género estructural en los bancos. 

Estos estereotipos se activan inmediatamente junto con el historial crediticio del aspirante a un préstamo. Por ende, influencia de gran manera las percepciones sobre si un emprendedor es financiable o no. El género crea parcialidades a la hora de una evaluación puramente basada en historiales. 

Sin embargo, se ha demostrado que el antiguo modelo, en el que hay una relación personal entre el banco y el cliente, le ha dado la oportunidad a las mujeres de trastocar estos estereotipos y demostrar ambición y compromiso con su negocio y préstamo. Estas evaluaciones pueden modificar las percepciones que se tienen sobre las mujeres a la hora de aprobar financiaciones. 

En el estudio de Harvard se sospechaba que el género podría importar al momento de ver quién sería aprobado y quién no basado en este tipo de reportes. Estudios muestran que las mujeres tienen menor acceso a capital. Aún cuando son aprobadas para algún tipo de financiación, son enfrentadas a términos crediticios más demandantes y complicados que los hombres. No hay manera de cambiar sin interacciones sociales. 

Es por esta misma razón que los bancos deben reconsiderar detalladamente este modelo, pues aún tiene grandes errores por solucionar. Los modelos de decisión deben ser diferentes para que darles oportunidades equitativas a las personas a la hora de generar préstamos a emprendedores. 

Por otro lado, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) también sugiere que las mujeres sean más selectivas a la hora de escoger el banco que las acompañe en sus emprendimientos teniendo en cuenta su modelo de decisión.

 

LatinAmerican Post | Valentina Moya

Copy edited by Diana Rojas Leal

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…