fbpx

¿Sabes si tu casa es segura para tu bebé? 5 cosas que debes tener

Más de dos millones de niños al año acuden al hospital a causa de accidentes en su casa, existen formas de prevenirlos, pero pueden costar

¿Sabes si tu casa es segura para tu bebé? 5 cosas que debes tener

Según la Royal Society for the Prevention of Accidents, una entidad británica sin ánimo de lucro dedicada a la prevención de accidentes, alrededor de 62 niños menores de cinco años mueren cada año a causa de accidentes domésticos, pero hasta 76.000 al año deben recibir tratamiento por la misma causa.

Read in english: Do you know if your house is baby proof? 5 things you should have

Hay muchas formas de prevenir estos accidentes, los padres deben tener en cuenta lo que les puede costar adaptar su casa para que sea más segura para sus bebés.

Las caídas son el accidente de mayor frecuencia, y las quemaduras representan el mayor peligro. Aunque lo más importante para prevenir cualquier tipo de accidente es mantener la supervisión sobre niños y bebés, existen productos que pueden ayudar a construir un ambiente más seguro para ellos, pero que de ninguna forma son sustitutos para una supervisión adecuada.

1. Barreras para las escaleras

Las caídas contemplan el 44% de los accidentes del hogar según Royal Society for the Prevention of Accidents. Aunque la mayoría de estos ocurren a causa de tropiezos que resultan en una caída sobre el mismo nivel en el que está el bebé, las más graves son aquellas que involucran varios niveles. Por eso es indispensable proteger las escaleras para que tu bebé no esté en riesgo de una caída en varios niveles.

Existen muchos tipos de barreras, pero para uso en escaleras se recomienda una con soportes fijos montados en las paredes. Existen también muchos estilos para adecuar la barrera a la decoración de la casa. La mayoría ronda entre los $40 y $70 dólares, según los materiales que utilice.

2. Seguros para los inodoros

¿Sabías que un niño puede ahogarse en agua de tres centímetros de profundidad? Por esta razón, es importante asegurar tus inodoros de forma que tu bebé no corra este riesgo. Además, el agua de un inodoro está contaminada de bacterias que podrían llegar a hacerle daño, e incluso intoxicarlo.

Estos seguros son muy fáciles de abrir para un adulto, pero no para los niños, y no se necesitan herramientas para instalarlas. Cada una cuesta alrededor de $8 dólares.

3. Coberturas para el grifo de la bañera

El baño es un lugar de la casa en dónde los riesgos para un bebé abundan, de nuevo, lo principal es siempre supervisar a tu bebé mientras está en la bañera. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes comprar para ayudar, porque aún si los estás supervisando, tus bebés pueden llegar a ser muy inquietos, y en el baño algunos de los riesgos más comunes tienen que ver con golpes y quemaduras.

También te puede interesar: Tener gemelos: más que solo dos veces más caro

La grifería de la bañera llama la atención de los niños, pues ellos se dan cuenta que es de ahí de dónde sale el agua, pero también es contundente y se puede llegar a calentar mucho y quemar su piel ante el contacto. Para eso existen coberturas suaves y aprueba de agua, que aseguran que la curiosidad de tu bebé no llegue a causarle accidentes.

Existen en muchos diseños y materiales, pero los más básicos cuestan alrededor de $11 dólares, mientras que algunos con aditamentos tecnológicos que permiten incluso medir la temperatura del agua que sale de la llave pueden costar alrededor de $30 dólares.

4. Coberturas para las esquinas y bordes de tu casa

A medida que tu bebé aprende a moverse y a explorar su casa aumenta el riesgo de una caída o un golpe contra alguna esquina o borde, ya sea de los muebles o de las paredes. Puesto que las caídas y los golpes son la principal causa de lesiones en los bebés de cero a cuatro años, es importante proveer un lugar seguro para que puedas dejar que tu bebé explore con mayor tranquilidad.

Existen protectores tanto para esquinas como para bordes en muchos materiales, pero los preferibles son los más suaves y fabricados en materiales seguros en caso de que tu bebé decida jugar con ellos. Los más comunes son los que están hechos de geles adhesivos o siliconas, puedes esperar que un paquete con 20 protectores te cueste alrededor de $15 dólares.

5. Protectores para las tomas eléctricas

Pocas cosas alrededor de la casa representan tanto riesgo para los niños como las tomas eléctricas. El resultado de insertar los dedos o algún objeto metálico en una de estas puede tener consecuencias muy graves a causa de la electrocución, que podrían incluso ser mortales. Aunque, de nuevo, la supervisión es clave, también existen muchos productos que pueden ayudar a alejar este riesgo de tus pequeños.

Lo más común es usar protectores plásticos que se insertan dentro de las tomas. Aunque estos son muy baratos y útiles, no permiten utilizar las tomas para conectar electrodomésticos y dispositivos. Para contrarrestar esa desventaja existen unas cajas protectoras, estas se montan a la pared sobre la toma y la ponen fuera del alcance de los niños, pero también permiten que los cables eléctricos la atraviesen para que continúes utilizándola en lo que necesites. Un paquete de 36 protectores plásticos simples cuesta alrededor de $3 dólares, mientras que una de las cajas protectoras puede costar hasta $11.

 

LatinAmerican Post | Pedro Bernal
Copy edited by Marcela Peñaloza

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…